Operación Chamartin: Las bases de Ahora Madrid redoblan su ofensiva contra el carmenismo
OPERACIÓN CHAMARTÍN Y CESES "UNILATERALES"

Las bases de Ahora Madrid redoblan su ofensiva contra el carmenismo

La aprobación de lo que desde Ganemos e IU se considera un "pelotazo urbanístico", unido al cese "unilateral" del coordinador general de Ahora Madrid, ha hecho estallar las costuras de la candidatura

Foto: La alcaldesa de la ciudad de Madrid, Manuela Carmena, durante un Pleno del Ayuntamiento de Madrid. (EFE)
La alcaldesa de la ciudad de Madrid, Manuela Carmena, durante un Pleno del Ayuntamiento de Madrid. (EFE)

La operación Chamartín aprobada recientemente por el Ayuntamiento de Madrid, el Ministerio de Fomento y la promotora Distrito Castellana Norte era una línea roja de los sectores críticos de Ahora Madrid. Una operación urbanística que desde Ganemos e IU han tildado de "pelotazo" y contra cuya aprobación pelearán tanto en la calle como en las instituciones, avanzando el voto en contra de varios ediles del gobierno municipal cuando la modificación puntual del Plan General llegue al pleno. Su oposición al proyecto también se visibilizará el próximo 12 de mayo coincidiendo con la manifestación de 'Madrid no se vende', organizada desde diferentes colectivos sociales y asociaciones vecinales con otro de los focos puestos en la lucha contra la turistificación. Se trata de "denunciar la mercantilización y especulación que se realiza con los recursos de todas y todos, en detrimento de la gran mayoría de madrileños y madrileñas, y en beneficio de las élites políticas y económicas", colocando en el centro el "derecho a ciudad".

El proyecto rebautizado como Madrid Nuevo Norte es para los sectores de base de la candidatura unitaria que llevó a Manuela Carmena a la alcaldía de Madrid la antítesis del modelo de ciudad que defienden. Precisamente, el programa electoral con el que se presentaron a los comicios municipales prometía "impulsar la paralización de la 'Operación Chamartín", auditar "los diferentes acuerdos que se hayan firmado con entidades públicas y/o privadas" y "promover un proceso participativo abierto a distintas organizaciones representativas de la ciudad y profesionales del urbanismo, ecología y transportes, para generar propuestas en torno a los problemas y posibles soluciones sobre el desarrollo de la zona norte del Paseo de la Castellana y todas las zonas aledañas afectadas por el proyecto".

Desde que se emprendieron las negociaciones para cerrar el acuerdo las resistencias en el seno de Ahora Madrid no se hicieron esperar y durante los últimos meses ha sido uno de los principales focos de oposición interna. Y lo seguirá siendo. No fue casual que el anuncio del acuerdo no se comunicase internamente a los ediles críticos hasta dos horas antes de que se hiciese público, evitando margen de reacción y, sobre todo, manifestaciones públicas de rechazo. El anuncio fue acompañado además de una tormenta perfecta posterior que obligó a un cierre de filas que se extendió hasta la dirección de Podemos: la filtración en el diario 'El País' de que el PSOE había ofrecido a Carmena ser su cabeza de lista para las municipales del próximo año. Podemos se plegó pública y sorpresivamente a esta operación alabando los términos del acuerdo, justo cuando se presionaba para que la posición del partido morado fuese menos benevolente.

Durante aquellas horas en las que se levantó una tormenta perfecta, estimulada también por el estallido interno en Podemos tras la filtración del documento Bescansa, producida de forma prácticamente paralela a la información sobre la oferta de los socialistas a Carmena, ocurrió otro hecho que ha avivado el divorcio entre el carmenismo y una buena parte de Ahora Madrid: la destitución del coordinador del grupo municipal de Ahora Madrid, Antonio Hernández, próximo al concejal de IU, Carlos Sánchez Mato, que a su vez ya había sido apartado al frente del departamento de Economía y Hacienda. ​

Personal eventual y vocales vecinos se plantan

El 'shock' en Ahora Madrid y Podemos evitó una pronta reacción ante una destitución que en otro contexto hubiese supuesto ya por sí sola un terremoto político en la candidatura nacida como de unidad popular, quedando relegada a un segundo plano. Sin embargo, las formas, al tratarse de una destitución unilateral del equipo de la alcaldesa, a pesar de que había sido nombrado de forma consensuada por los órganos de Ahora Madrid, y las intenciones del cese —"dar un nuevo impulso"— al grupo municipal, acabaron por hacer estallar las costuras de la candidatura de unidad popular.

Unos días después, tres centenares de personas vinculadas a Ahora Madrid firmaban un escrito exigiendo que se revertiese el cese. Entre los firmantes, un centenar de ellos corresponden a personal eventual de Ahora Madrid y vocales vecinos de Ahora Madrid de todos los distritos de la capital. La división es patente. El próximo jueves, la destitución de Hernández se tratará en una reunión de la Mesa de Coordinación de Ahora Madrid, de la que se espera revocar la decisión tomada, según dicen, de forma "unilateral" durante los hechos del 18 de abril y con Carmena fuera de España, puesto que el único órgano competente para ello serían los órganos de decisión de la candidatura.

Una de las principales condiciones de Carmena para repetir como cabeza de lista es poder rodearse únicamente de su equipo de afines

El cese del coordinador de Ahora Madrid ha sido interpretado como un movimiento del entorno de Carmena para ir asentando las bases de su candidatura de cara a los próximos comicios de 2019, con las manos libres y recomponiendo equipos. Podemos se ha visto así obligado a retroceder en sus pretensiones de controlar la candidatura de Carmena, todavía no oficializada, y lograr colocar en puestos de salida a miembros del partido. Y es que una de las principales condiciones de Carmena para repetir como cabeza de lista es poder rodearse únicamente de su equipo de afines, evitando primarias proporcionales y descartando así "sobresaltos" en referencia a las posiciones críticas de los ediles vinculados a Ganemos e Izquierda Unida. Ante este contexto, Ganemos Madrid baraja junto otros sectores críticos de Podemos y movimientos sociales sumarse al proceso de primarias de IU, que estará abierto a no afiliados.

A todas estas reacciones se suma la amenaza de desalojo del Ayuntamiento contra el centro social La Ingobernable, un edificio de titularidad municipal cuyo proyecto político ha sido respaldado por cargos públicos y movimientos sociales vinculados a Ahora Madrid. Precisamente, la última manifestación de 'Madrid no se vende' acabó en la 'okupación' de este espacio que había sido cedido gratuitamente y durante 75 años por el anterior equipo de Gobierno a la fundación Ambasz.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios