Es noticia
Menú
Cs y PSOE ya se entienden (y sin moción): votan juntos en Madrid el 68% de las veces
  1. España
  2. Madrid
el pp los define como "tripartito de la oposición"

Cs y PSOE ya se entienden (y sin moción): votan juntos en Madrid el 68% de las veces

En el balance general, Ciudadanos se ha unido con los socialistas en 278 de las 406 votaciones, con Podemos en 264 y con el PP en 220. En proyectos de ley Cs y PP sí se han alíado mayoritariamente

Foto: Ángel Gabilondo (PSOE) e Ignacio Aguado (Ciudadanos).
Ángel Gabilondo (PSOE) e Ignacio Aguado (Ciudadanos).

Los movimientos son claros. Ciudadanos amenaza (y seriamente) con apoyar la moción de censura propuesta por el PSOE si el PP no aparta de la presidencia regional a Cristina Cifuentes, casi sepultada políticamente por el caso máster. Los populares, por su parte, creen que Ciudadanos va de farol y alimenta el mensaje en la opinión pública de que la formación naranja cavará su tumba si termina avalando a un Ejecutivo socialista que también se sustentará en Podemos, es decir, si entrega finalmente el Gobierno regional "a la izquierda radical", como insisten últimamente desde el PP de Madrid.

Pero lo cierto es que las estadísticas revelan que Ciudadanos y PSOE ya se entienden bastante bien en la actividad política y legislativa que se desarrolla en la Asamblea de Madrid. Así, desde que empezó la legislatura en el verano de 2015 hasta diciembre de 2017 Ciudadanos se ha aliado con los socialistas en 278 de las 406 votaciones que se han producido en el Parlamento madrileño, es decir, en el 68,47% de las veces, según un recuento minucioso que lleva el grupo parlamentario popular. Ciudadanos y PSOE forman así la alianza más fructífera en la Cámara madrileña. Por encima incluso que la que ha habido entre PP y Ciudadanos, socios de investidura. Populares y 'naranjas' han votado juntos en 220 ocasiones (el 54,19%).

Foto: Cristina Cifuentes e Ignacio Aguado, el 20 de febrero de 2017, cuando firmaron su acuerdo presupuestario. (EFE)

El análisis incluye las votaciones más representativas, como proposiciones no de ley (PNL) y mociones, proposiciones de ley y proyectos de ley. Se trata pues de una radiografía general, aunque como todo tiene matices. Por ejemplo, en los proyectos de ley, los proyectos diseñados por el Ejecutivo autonómico que determinan su acción de Gobierno, sí se produce un entendimiento mayoritario entre PP y Ciudadanos. De los 35 presentados hasta enero de este año, 23 contaron con el apoyo de populares y 'naranjas'. Es donde más han coincidido. Aquí están incluidos obviamente los presupuestos regionales. Cifuentes ha podido sacar tres gracias al apoyo de los de Ignacio Aguado, líder madrileño de la formación centrista.

El último ejemplo se produjo el jueves pasado en el Pleno. A pesar de que Ciudadanos siguió pidiendo la dimisión de Cifuentes por la mañana ambos grupos sumaron escaños por la tarde para aprobar una nueva reforma de la Ley del Suelo, una modificación que se realizó por el trámite de urgencia y en lectura única, lo que impide a la oposición presentar enmiendas al texto propuesto. No obstante, Ciudadanos ha mostrado a lo largo de la legislatura que es un partido muy flexible y que suele combinar el sentido de sus votaciones. La conclusión general es que analizado en su conjunto Ciudadanos ha votado con el PSOE en 278 de las 406 votaciones (un 68,47%), con Podemos en 264 (65%) y con el PP en 220 (54,19%). Es decir, ha coincidido más con Podemos que con el PP.

Esa flexibilidad naranja se ha notado sobre todo en las proposiciones de ley, iniciativas que puede presentar cualquier grupo. Hasta enero de 2018 se han debatido 24, de las que ocho han tenido la unanimidad de los cuatro grupos parlamentarios y en cinco el acuerdo ha sido solo de PP y Ciudadanos. Otras nueve han salido adelante con los tres grupos de la oposición (Podemos, PSOE y Ciudadanos), "el tripartito de la oposición" como los ha bautizado el PP. Solo en una ocasión han votado juntos PSOE y Ciudadanos. La otra restante fue votada en solitario por los de Aguado.

El análisis que hace el PP es que "el apoyo de Ciudadanos a la coalición de PSOE y Podemos está siendo en lo que llevamos de legislatura 14 puntos superior al apoyo que le ha dado solo al PP. Estos datos confirman lo que siempre hemos dicho, que sin duda estamos ante la existencia de un tripartito de oposición en la izquierda". Desde el PP recuerdan además que en más de 20 votaciones la abstención de Ciudadanos ha conseguido que PSOE y Podemos lograran aprobar iniciativas contrarias a la opinión del PP. Desde Ciudadanos recalcan su labor y de que "no se casan con nadie, sino que apoyamos medidas que puedan ser positivas para los madrileños independientemente de donde vengan". Los 17 diputados de Ciudadanos suponen en la aritmética madrileña toda una bisagra para inclinar hacia un lado u otro la puerta legislativa.

Foto: Imagen de archivo del coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo (d), hablando con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. (EFE)

Esa aritmética flexible ha hecho por ejemplo que Ciudadanos no avalara con su abstención la PNL presentada por el PP pidiendo que no se derogara la prisión permanente revisable. Gracias a Ciudadanos "tampoco se aprobó una PNL nuestra para que los ayuntamientos establezcan bonificaciones en el IBI para las viviendas públicas", recuerdan desde el PP, que recalcan que Ciudadanos también apoyó la propuesta del PSOE sobre la Ley de Identidad de Género, que modificó la regulación inicial prevista por el Ejecutivo autonómico de Cifuentes. La formación naranja también apoyó una PNL del PSOE para que el Gobierno regional elabore una Ley de Memoria Histórica. En la lista de reproches que maneja el PP también está que gracias a Ciudadanos "salió adelante una propuesta de Podemos para derogar en el Código Penal que la coacción y la violencia en una huelga sean delito". Ciudadanos también votó con PSOE y Podemos la creación del nuevo Consejo de la Juventud.

Todo depende desde qué óptica se mire. Ciudadanos destaca que ha votado el 100% de los proyectos de ley que ha llevado el Gobierno regional al Parlamento madrileño. Ciudadanos, por su parte, ha tramitado 14 proposiciones de ley de las que el PP solo ha apoyado el 50%. Iniciativas 'naranjas' como que no se pueda ser al mismo tiempo diputado autonómico y alcalde, las medidas de protección para el denunciante de corrupción o la limitación del mandato de presidente a dos legislaturas.

placeholder Vista general del pleno de la Asamblea de Madrid. (EFE)
Vista general del pleno de la Asamblea de Madrid. (EFE)

La estadística demuestra, pues, que Ciudadanos y PSOE se entienden y es por tanto lógico pensar que la formación naranja se sentiría cómoda fiscalizando y controlando desde la oposición a un hipotético gobierno socialista de Ángel Gabilondo si finalmente apoya (como ya ha dicho) la moción de censura del PSOE para desbancar a Cifuentes. Si antes Génova no fuerza la marcha de la presidenta regional. Ciudadanos y PSOE aún no se han sentado a hablar para fijar posiciones. Están esperando a que la presidenta de la Asamblea, Paloma Adrados, convoque de una vez la fecha del Pleno donde se debatirá esa moción. Los socialistas quieren, como programa de un gobierno interino que solo duraría un año, adoptar medidas en las que ya han estado de acuerdo con Ciudadanos y Podemos.

Los movimientos que se han producido en la Asamblea no se pueden extrapolar a lo ocurrido en el Congreso de los Diputados. Como ya publicó El Confidencial, el PSOE también ha hecho un análisis parecido y las conclusiones son que Ciudadanos y socialistas solo han coincidido en el 54,7% de las ocasiones, en un periodo analizado que comprende ocho meses. De ese limitado estudio puede establecerse no obstante un mapa de los pactos más comunes y la coincidencia más frecuente en el sentido del voto, sea el que sea, es la de PSOE y Unidos Podemos. Los partidos de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han coincidido el 72,6% de las veces. Curiosamente, PP y Ciudadanos han coincidido menos, un 60,2%.

Los movimientos son claros. Ciudadanos amenaza (y seriamente) con apoyar la moción de censura propuesta por el PSOE si el PP no aparta de la presidencia regional a Cristina Cifuentes, casi sepultada políticamente por el caso máster. Los populares, por su parte, creen que Ciudadanos va de farol y alimenta el mensaje en la opinión pública de que la formación naranja cavará su tumba si termina avalando a un Ejecutivo socialista que también se sustentará en Podemos, es decir, si entrega finalmente el Gobierno regional "a la izquierda radical", como insisten últimamente desde el PP de Madrid.

PP de Madrid Madrid Cristina Cifuentes Ignacio Aguado Ciudadanos
El redactor recomienda