"No valen para un diagnóstico fiable"

Feijóo también se lanza contra los test que le envía el Gobierno: "Son defectuosos"

El presidente de la Xunta lamenta que las 58.000 pruebas recibidas tengan que complementarse: “No valen para hacer un diagnóstico fiable”

Foto: Feijóo, en una de las conferencias telemáticas de presidentes autonómicos con Sánchez. (EFE)
Feijóo, en una de las conferencias telemáticas de presidentes autonómicos con Sánchez. (EFE)

Poco duró el agradecimiento de Alberto Núñez Feijóo a los test rápidos enviados por el Gobierno. Si el lunes el presidente gallego expresaba a través de su cuenta de Twitter su gratitud por la recepción de los primeros 57.760, que forman parte del millón repartido por el Ejecutivo de Pedro Sánchez entre las comunidades autónomas, el martes la Xunta abría la polémica en su web, en la que publicaba que las pruebas “no son útiles desde el punto de vista clínico”. Este miércoles, el propio Feijóo respaldó esta opinión y criticó el material por carecer de fiabilidad: “No valen para hacer un diagnóstico fiable”.

Fue el ministro de Sanidad, Salvador Illa, quien anunció el domingo un primer reparto de 1.029.600 test rápidos a las comunidades autónomas, que venían reclamando al Gobierno ese material, de un total de cinco millones adquiridos. Su finalidad consiste en “incrementar de manera sustancial la capacidad de diagnóstico para confirmar o descartar la presencia del Covid-19 en la población”, anunció el ministerio en una nota de prensa. “El objetivo es hacer el máximo número de test posible a las personas que tengan síntomas”, explicó Illa.

Al recibir las pruebas, Feijóo escribió: “Somos exigentes con el Gobierno cuando el material sanitario no llega o es escaso, como estas tres semanas, pero hay que reconocer las cosas cuando se producen y hoy hemos recibido 57.760 test. Los microbiólogos los valorarán e indicarán el mejor protocolo para usarlos de inmediato”. Esa revisión profesional se realizó en pocas horas, cuando la Xunta informaba de que el comité clínico gallego de la crisis sanitaria había concluido que los test rápidos “no tienen utilidad clínica para poder hacer un cribado en residencias y profesionales sanitarios”.

A la crítica le puso voz un miembro de la comisión, José M. Vázquez Lima, que explicó que no permiten distinguir “si se trata de una fase aguda, y por lo tanto puede haber contagio, o si ya se está en una fase de curación”. Ese “defecto detectado por los profesionales del comité” haría necesaria una prueba complementaria de PCR, ya que los remitidos “solo detectan si se producen anticuerpos”.

Según Feijóo, a las CCAA se les explicó que solo habría que complementar con PCR los resultados negativos, pero “cuando daba un positivo era cierto”

Feijóo fue preguntado en rueda de prensa este miércoles por esas críticas, a las que se sumó. “Pensábamos que eran definitivos y que solo usándolos tendríamos un diagnóstico fiable al cien por cien, pero no es así. Facilitan una aproximación al diagnóstico, pero tienen que ser completados con PCR”, argumentó Feijóo. Se trata de un hecho que aseguró desconocer, ya que, según sostiene que se había explicado a las comunidades autónomas, solo habría que complementar con PCR los resultados negativos, pero “cuando daba un positivo era cierto”. Al no ser así, se produce una “velocidad insuficiente de diagnóstico”. “No valen para hacer un diagnóstico fiable” y, en consecuencia, no se pueden utilizar como “prueba única”.

Con estas apreciaciones no coincide el secretario general del PSdeG, Gonzalo Caballero, que aseguró este miércoles que los 58.000 test remitidos son los que la Xunta pidió, por lo que reclamó a Feijóo “lealtad” en la lucha contra el Covid-19. Las pruebas remitidas no son las PCR, que “permiten detectar la agudeza del cuerpo”, sino exámenes rápidos que indican si hay anticuerpos en las personas testadas, explicó. “Creemos que es un mecanismo útil”, declaró Caballero, que recordó que el pasado domingo el propio Feijóo aseguró que quería en torno a 60.000 test de diagnóstico rápido.

Feijóo niega que fuera informado

Preguntado acerca de estas manifestaciones, el presidente de la Xunta las calificó de “sorprendentes”. “Que les pregunte a los microbiólogos, si ya sabían que no servían para diagnosticar. Igual lo sabía el PSOE, pero no los presidentes que nos levantamos de la conferencia [del pasado domingo], esto no fue ni siquiera comentado”. “Cuando se nos dijo que estos test rápidos iban a permitir acelerar el diagnóstico, y especialmente en las residencias, entendíamos que por sí solos iban a darnos el diagnóstico definitivo. Cuando descubrimos que sirven como complemento para diagnosticar, pero no para hacerlo por sí solos, es cuando nos llevamos una cierta decepción”, añadió.

Gonzalo Caballero, líder del PS gallego, aseguró que los 58.000 test remitidos son los que la Xunta pidió, por lo que reclamó a Feijóo “lealtad”

“Estos test del Gobierno central pueden ser muy útiles para estudios epidemiológicos, para encuestas poblacionales del virus, pero no para estudios de diagnóstico, porque tienen que ser siempre complementados por PCR”, afirmó. Citó Feijóo como ejemplo las residencias de mayores, que constituyen el foco principal de preocupación para la Xunta y donde, señaló, no se ha podido realizar un cribado masivo.

Galicia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios