El Gobierno intenta frenar en seco un pulso entre CCAA por la distribución de vacunas
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
RITMO MUY DISPAR DE INYECCIÓN

El Gobierno intenta frenar en seco un pulso entre CCAA por la distribución de vacunas

El arranque de la campaña evidencia ritmos muy dispares en la distribución y 'stocks' acumulados. El Ejecutivo sale al paso de la propuesta de Ximo Puig y pide "no hacer un esprint"

placeholder Foto: Ximo Puig, con Salvador Illa y Miguel Ángel Revilla, el pasado 12 de octubre en Madrid. (EFE)
Ximo Puig, con Salvador Illa y Miguel Ángel Revilla, el pasado 12 de octubre en Madrid. (EFE)

El Gobierno central no quiere abrir otro frente político con el sistema de distribución de vacunas entre las comunidades autónomas. El Ejecutivo salió ayer al paso rápidamente de la propuesta lanzada por el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, de primar los territorios más eficientes en la inyección de los viales suministrados por el Ministerio de Sanidad con el fin de evitar agujeros de 'stock' y tratar de alcanzar lo antes posible los objetivos de inmunidad de rebaño.

Fuentes gubernamentales apenas tardaron poco más de dos horas en enfriar la iniciativa del barón socialista. "El Gobierno celebra el ritmo de vacunación de la Comunidad Valenciana, pero rechaza que el plan de vacunación se convierta en una carrera entre CCAA y apuesta por que se desarrolle con seguridad. El Estado seguirá asegurando la equidad en el reparto", dijeron. "Tal y como aseguró el ministro de Sanidad, Salvador Illa, hace una semana, no se trata de hacer un esprint, sino una carrera de fondo", apuntillaron en un comentario difundido desde la Delegación del Gobierno en la Comunidad Valenciana.

La Generalitat calcula que hay 300.000 vacunas sin usar en las neveras autonómicas

Desde el Ejecutivo, subrayaron que cualquier cambio en el sistema de reparto ha de pasar por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, donde están representadas las autonomías. Fue en este órgano donde se aprobó el sistema actual y el que debe decidir "si cambia las reglas o no". Actualmente, las remesas semanales (cada lunes) no se distribuyen en función de la aplicación sobre la población, sino que el Gobierno sacó adelante un sistema ponderado por población 'diana': los territorios reciben dosis en función del volumen de residentes en geriátricos no contagiados, personal sociosanitario, grandes dependientes, cuidadores y mayores en centros de día.

La rápida réplica del Gobierno revela que ha querido frenar en seco el debate abierto por Puig para no abrir otra vía de agua política con las vacunas. Aparentemente, la idea puede no tener sentido porque, a excepción de Melilla, ninguna autonomía ha alcanzado cifras de inyección sobre dosis suministradas del 100%. Pero los porcentajes son engañosos. La Conselleria de Sanidad valenciana, que ha recibido hasta ahora 94.350 dosis, estima que antes del fin de semana habrá inyectado cerca de 90.000. Si no agota su cuota, es porque guardará 5.000 viales en la reserva por si falla la siguiente remesa y algún colectivo sensible la necesita. Es decir, si recibiese más vacunas, asegura tener capacidad para aplicarlas. "Hemos adaptado el plan de vacunación a la previsión del ministerio, pero si llegasen más, pondríamos más". Este jueves el porcentaje alcanzaba el 85%, el mayor de España.

El recuento diario que publica el Ministerio de Sanidad refleja cifras muy dispares por territorios en el alcance de la primera ronda de la campaña. También que las regiones más retrasadas pueden llegar a acumular estocajes importantes no consumidos antes de la próxima remesa, prevista para el lunes. Es el caso de Madrid, que de las 152.240 dosis recibidas, apenas ha inyectado 63.385, un 42%. La nevada provocada por el temporal Filomena ha tenido una incidencia importante en el plan de vacunación. La gran metrópoli española lleva una semana colapsada. Es muy probable, que cuando reciba la próxima entrega, no haga más que seguir acumulando vacunas sin usar en sus neveras. Una circunstancia que puede darse también en las regiones con ritmos más lentos, como Navarra (46%) y País Vasco (41%). Andalucía reportaba ayer la administración de un 57% de las 216.320 vacunas recibidas. Tiene 92.861 dosis sin poner.

Foto: Un sanitario de la red valenciana recibe una de las vacunas. (EFE)

La Generalitat valenciana calcula que hay más de 300.000 vacunas sin poner en las neveras autonómicas y propone, no recibir las de otras regiones, sino que el Gobierno acelere la entrega de su remesa y la adapte a su velocidad de inyección. Para ello, el Ministerio de Sanidad tendría que redirigir sus entregas conforme va recibiendo la solución anticovid de los fabricantes. Una idea que no gusta al Gobierno de Sánchez, que insiste: "La vacunación no es un esprint, es una carrera de fondo". La presión sobre Illa podría elevarse si se consolidan las diferencias entre regiones y otros presidentes autonómicos se suman a la petición de recibir más vacunas para no tener que esperar al resto.

El 'president' valenciano, a través de su 'consellera' de Sanidad, Ana Barceló, tiene previsto mantener su propuesta y llevarla a la próxima reunión interterritorial, según señalaron fuentes de su equipo. La iniciativa le ha permitido poner en valor la labor del área de Salud en el proceso de inmunización en un momento crítico y cuando está siendo cuestionada por sus propios socios de gobierno por falta de contundencia en las medidas de restricción. Compromís y Podemos siguen reclamando un confinamiento mayor del que ya ha establecido la Generalitat a través de los toques de queda, los cierres de hostelería a las cinco de la tarde o la perimetración y clausura comercial de casi una treintena de municipios. Algunos alcaldes, los de poblaciones con la incidencia acumulada más alta, han recomendado a sus ciudadanos que se confinen en casa mientras la pandemia sigue arrojando datos alarmantes de contagios: 6.207 positivos en la última actualización de este jueves y 57 muertos.

La Comunidad Valenciana presenta actualmente una incidencia acumulada a 14 días de 667 contagios por 100.000 habitantes, la cuarta mayor de España, por detrás de Murcia, La Rioja y Castilla-La Mancha. Además, presenta el mayor porcentaje de ocupación en camas UCI (47,54%) y también la mayor proporción de positivos sobre pruebas diagnósticas realizadas (29,56%). 218 personas han fallecido por covid en los últimos siete días, según la última actualización del Ministerio de Sanidad.

Coronavirus Vacunación Salvador Illa Ximo Puig
El redactor recomienda