Es noticia
Menú
JxCAT regala a Pedro Sánchez dos meses de oro para las elecciones de Madrid
  1. España
  2. Cataluña
Propina inesperada para Moncloa

JxCAT regala a Pedro Sánchez dos meses de oro para las elecciones de Madrid

Si hay alguna opción para que Isabel Díaz Ayuso no forme Gobierno, esta pasa por dejar de lado el tema catalán hasta después de los comicios del 4 de mayo en oportuno aplazamiento

Foto: El portavoz de JxCat, Albert Batet y Pere Aragonés. (EFE)
El portavoz de JxCat, Albert Batet y Pere Aragonés. (EFE)

La estrategia de JxCAT de forzar los tiempos en la negociación del nuevo Gobierno de coalición de la Generalitat es un regalo inesperado para Pedro Sánchez, volcado ahora en la precampaña del 4-M en la Comunidad de Madrid. Son unas elecciones decisivas más que parece que dejan la situación catalana en un plano irrelevante. Pero no. Lo que pase en Cataluña puede ser, otra vez, trascendental.

El secretario general de JxCAT Jordi Sànchez ha tomado el timón de la negociación y su estrategia ha sido dilatar los tiempos. Todo apunta a que Pere Aragonès tampoco será votado 'president' este próximo martes y eso da dos meses más para la negociación. Una mala noticia para Pere Aragonès y mala para Salvador Illa, pero no para el inesperado beneficiado: Pedro Sánchez y el PSOE. Con los tambores electorales tronando en Madrid, lo mejor que le puede pasar a Moncloa es tener aparcada la carpeta catalana hasta que se configure la nueva Generalitat.

JxCAT, que se ha negado a colaborar con el PSOE en el Congreso, a diferencia de lo que hace ERC, mucho más pragmática, no tiene ninguna intención de dar aire a Pedro Sánchez. Pero es el precio de querer humillar al máximo a Pere Aragonès. Sin quererlo ni buscarlo, el partido que preside Carles Puigdemont le hace al presidente del Gobierno el mejor de los favores: dos meses sin que el Ejecutivo español tenga que tomar decisiones sobre Cataluña.

Por mucho énfasis que se ponga en la amnistía, todos los políticos independentistas saben que la única salida realista son los indultos

Esto perjudica a muchos actores. A los que más, a los presos, que verán como el indulto se sigue aplazando. Por mucho énfasis que se ponga en la amnistía, todos los políticos independentistas, Oriol Junqueras y el resto, saben que la única salida realista son los indultos. Unos indultos que no llegarán hasta que haya una Generalitat configurada.

Lo mismo pasará con la Mesa de Diálogo. Es una de las piedras angulares de ERC para avanzar en la resolución del conflicto político en Cataluña. Pero Pedro Sánchez no tendrá que convocarla para verse con un presidente en funciones de la Generalitat. Hasta que no haya un Govern efectivo no se reunirá la Mesa.

Foto: La ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya. (EFE)

Ambas cosas le vienen como anillo al dedo al PSOE si quiere tener opciones en las elecciones a la Comunidad Autónoma de Madrid. Si hay alguna opción para que Isabel Díaz Ayuso no forme Gobierno, esta pasa por dejar de lado el tema catalán. ERC y Gabriel Rufián podrán seguir amenazando en el Congreso con dejar tirado al Gobierno español. Pero en la actual situación de emergencia económica y sanitaria, ERC seguirá apostando por la vía pragmática. Se vio este jueves, cuando los republicanos primero criticaron duramente los 11.000 millones de ayudas directas a las empresas, pero luego votaron a favor. ERC es cautiva de su propia estrategia. No renuncia a ser pragmática en Madrid y radical en Barcelona. Y Pedro Sánchez se aprovecha de eso. La gente entiende que las ayudas directas son necesarias. Incluso los independentistas. Pero muchos no comprenden lo que está pasando estos días en el Parlament.

Fracaso

En el último mes ha habido 15 reuniones para crear el nuevo ejecutivo catalán. Lo explicó la portavoz de ERC, Marta Vilalta en su intervención en el Parlament. Estas reuniones no han servido para nada.

Si después de este mes y medio no se ha avanzado en nada, ni siquiera se ha podido pactar una hoja de ruta común, no sería de extrañar que fuesen necesarios los dos meses más, hasta el 26 de mayo. En todo caso, el 5 de mayo ya se sabrá quién ha ganado en la disputada Villa y Corte. Y los efectos negativos para el PSOE de cesiones hacia Cataluña quedarían muy desdibujados.

Nuevas fechas

Las nuevas fechas que se plantean son muy vagas. Jordi Sànchez habla de “semanas”. Otros miembros de JxCAT aseguran que no se agotarán los plazos y que habrá un acuerdo para Sant Jordi, que es el 23 abril. En todo caso, no habría que hacer gestos hacia Cataluña hasta un mes más tarde. Los más pesimistas hablan de un pacto 'in extremis', igual que se invistió a Quim Torra cuando faltaban horas para que finalizase el plazo legal vigente.

El independentismo se abona a los pactos de última hora, como pasó con Quim Torra

Algunos independentistas, pocos, apuntan que con la crisis de Gobierno español, la salida de Pablo Iglesias de la vicepresidencia y la sensación de caos político generalizado que hay en España, la peor jugada que le podía haber hecho el independentismo al Reino de España hubiera sido cerrar un Gobierno en una semana, dado el escenario de emergencia sanitaria y económica. Pero no fue posible. El cainismo se impuso al sentido común. Los recelos, a la visión estratégica amplia. Gran parte del independentismo lleva años comportándose como si España no existiese. Pero existe y eso tiene consecuencias.

La estrategia de JxCAT de forzar los tiempos en la negociación del nuevo Gobierno de coalición de la Generalitat es un regalo inesperado para Pedro Sánchez, volcado ahora en la precampaña del 4-M en la Comunidad de Madrid. Son unas elecciones decisivas más que parece que dejan la situación catalana en un plano irrelevante. Pero no. Lo que pase en Cataluña puede ser, otra vez, trascendental.

Pedro Sánchez Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Oriol Junqueras Carles Puigdemont Parlamento de Cataluña Isabel Díaz Ayuso Nacionalismo Junts per Catalunya Generalitat de Cataluña Cataluña
El redactor recomienda