La Lliga Democrática e Izquierda en Positivo recurren el decreto del aplazamiento del 14-F
  1. España
  2. Cataluña
a causa de la crisis sanitaria

La Lliga Democrática e Izquierda en Positivo recurren el decreto del aplazamiento del 14-F

En un comunicado, consideran de "extrema gravedad dejar sin efecto la convocatoria electoral, teniendo en cuenta la precariedad institucional que vive la Generalitat"

placeholder Foto: El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés, junto a Roger Torrent. (EFE)
El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés, junto a Roger Torrent. (EFE)

La Lliga Democràtica impugnará la anulación de las elecciones catalanas para el 14-F que se aprobó el pasado viernes. Se trata de un pequeño partido que preside Astrid Barrio de corte catalanista, pero no independentista, el cual ni siquiera se presenta a las elecciones. A esta decisión se ha unido también Izquierda en Positivo. Se refleja la inseguridad jurídica en la que se ha colocado Cataluña: cualquier miembro del censo puede impugnar una decisión sobre la que pesan dudas legales, entre otras cosas porque Cataluña carece de ley electoral, la fecha anterior se fijó de manera automática, por lo que hay dudas de que Pere Aragonès pueda anularlas, ya que por ley estaba obligado a firmarlo. También si un presidente en funciones puede fijar una nueva fecha electoral, algo que no prevé la ley. Vox ya ha anunciado que irá a los tribunales. Y el comité ejecutivo de la patronal Foment del Treball se reunirá esta semana para decidir si opta por esta vía.

En un comunicado, asegura que "lo más grave es que en realidad no se posponen las elecciones, sino que se produce una verdadera suspensión de la democracia". El comité ejecutivo de este partido se reunió el sábado 16 de manera extraordinaria y tomó esta decisión.

Foto: Miquel Iceta (d) conversa con los diputados de ERC Sergi Sabrià (i) y Josep Maria Jové (c), durante la sesión de la Diputación Permanente del Parlament. (EFE)

"De acuerdo con el decreto, la nueva convocatoria queda aplazada 'sine die' y en manos de la Generalitat, la cual, a pesar de su excepcional situación y sin ninguna base legal, se habilita a convocarlas o no en un futuro en función de la valoración que él mismo haga de las circunstancias sanitarias, dando lugar a una situación de absoluta indefensión e inseguridad jurídica al no aclararse cuáles serían dichas circunstancias".

Por tanto, se recurrirá el decreto de anulación de las elecciones. La fórmula que usa el decreto respecto al 14-F es “dejar sin efecto”, la misma redacción que se utilizó en el decreto de convocatoria.

En su comunicado se asegura que “desde la más absoluta preocupación por la situación sanitaria y considerando la salud un bien prioritario a proteger, la Lliga Democràtica considera de extrema gravedad dejar sin efecto la convocatoria electoral y más teniendo en cuenta la precariedad institucional que vive la Generalitat, sin presidente desde la inhabilitación del presidente Torra y con un Gobierno absolutamente dividido, en un momento en que la gestión de la pandemia hace imprescindible disponer de un Gobierno con presidente, con capacidad de liderazgo, cohesionado y eficaz”.

Para Lliga Democràtica, “acomodar la celebración de los comicios y la formación del nuevo Gobierno a intereses electorales poniendo como excusa la pandemia es, en estas circunstancias, una enorme irresponsabilidad que ocasiona un agravio inasumible al conjunto de los ciudadanos de Cataluña y a su economía”.

Por su parte, fuentes de Izquierda en Positivo han explicado que la formación está ultimando el redactado de su recurso, que prevén presentar esta misma mañana. Esta formación, que también es extraparlamentaria y se define como de "izquierda no nacionalista", considera que el decreto que ha aprobado el Govern implica una "suspensión" de los comicios previstos para el 14-F y no un aplazamiento, "que sería comprensible si fuera similar a lo que se ha hecho con las elecciones a la presidencia del FC Barcelona".

"El Govern, está rompiendo el mandato del Estatuto de Autonomía y el derecho de participación de los candidatos. Claramente, hay una burla al electorado y a la opinión pública. Hay una vulneración de la ley. El Decreto no retrasa la fecha de las elecciones, sino que establece que se 'volverán a convocar", afirmó la formación este domingo en un comunicado.

Abuso de poder

El decreto no fija qué indicadores sanitarios permitirían hacer las elecciones y justifica la desconvocatoria porque la propia Generalitat fue incapaz de adaptar el proceso electoral a las nuevas necesidades que imponía el covid-19, tales como habilitar colegios electorales más amplios o dar más plazo al voto del correo.

La Lliga Democràtica valora en su nota que “esto constituye un abuso de poder inaceptable por parte de un Gobierno en funciones y denuncia que, en ningún caso, este Gobierno está habilitado a tomar esta decisión sin extralimitarse en sus atribuciones. Y a la vez expresa su preocupación por el hecho de que el Parlament esté disuelto limitando la capacidad de control parlamentario del mismo”.

Foto: El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés (c), el presidente del Parlament, Roger Torrent (i), y el conseller de Exteriores, Bernat Solé (d). (EFE)

La Lliga Democrática manifiesta su sorpresa “por el silencio ante esta situación por parte de los partidos del arco parlamentario que hasta ahora se habían caracterizado por su escrupuloso respeto a la democracia y al Estado de derecho y denuncia su connivencia cómplice por mero cálculo electoral”.

Pelota en los tribunales

Ahora, como pasa siempre en la política catalana, la decisión quedará en manos de un tribunal, ya sea el TSJC, la JEC o el propio Constitucional. Podría pasar que al final el poder judicial obligase a votar el 14-F en contra de lo que pactaron la mayoría de los grupos parlamentarios, a la que solo se opuso el PSC y el PP decidió mirar para otro lado.

Resulta intolerable que quién ostenta el poder en Cataluña sea incapaz de cumplir la legalidad y la manipule a su conveniencia y por eso la Lliga Democràtica reclama hoy dejar sin efecto el decreto de suspensión y la celebración de las elecciones en el plazo previsto y exige que se lleven a cabo con las medidas sanitarias que el Gobierno, desde hace meses, debería haber previsto”, asegura la Lliga en su nota.

Coronavirus Pandemia Quim Torra Generalitat de Cataluña
El redactor recomienda