ERC pide la dimisión del hombre de confianza de Puigdemont en el Parlamento de Cataluña
  1. España
  2. Cataluña
Apuntan al vicepresidente Josep Costa

ERC pide la dimisión del hombre de confianza de Puigdemont en el Parlamento de Cataluña

Josep Costa se reunió este jueves con algunas formaciones de extrema derecha catalanistas, algunas de ellas con tintes racistas y xenófobos, para sondear una alianza electoral

placeholder Foto: El vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa. (EFE)
El vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa. (EFE)

El fugado Carles Puigdemont tienta ahora a la extrema derecha identitaria, después de intentar sin éxito romper a la extrema izquierda lanzando una oferta a un sector de la CUP para concurrir juntos a las elecciones del 14-F. El hombre de confianza del 'expresident', Josep Costa, que además es vicepresidente del Parlamento catalán, se reunió este jueves con algunas formaciones de extrema derecha catalanistas, algunas de ellas con tintes racistas, xenófobos y neonazis, para sondear una alianza electoral. A la reunión también asistió Antoni Castellà, líder de Demòcrates de Catalunya, una formación radical escindida de la antigua Unió Democràtica (UDC).

Otras fuerzas participantes en esa 'cumbre' fueron Força Cataunya, donde milita el empresario Santiago Espot, Front Nacional de Catalunya, Solidaritat Catalana per la Independència (fuerza desgajada de ERC), Directe 68, Assemblea de Represaliats i Activistes y Bloc Sobiranista Català. Fue precisamente Espot el que confirmó la presencia del vicepresidente del Parlamento catalán, aunque desde JxCat se ha intentado rebajar la importancia de esa asistencia afirmando que el partido no comunicó nunca oficialmente la misma. Costa confirmó a última hora su presencia señalando que había acudido a título personal, pero admitió que la recientemente elegida candidata a al presidencia de su partido, Laura Borràs, era conocedora de la reunión y de su asistencia.

Foto: La candidata a la presidencia de la Generalitat, Laura Borràs. (EFE)

Ante el cariz que tomaron los acontecimientos, la dirección de ERC se reunió este sábado y pidió a JxCat que fuerce la dimisión de Josep Costa como alto cargo de la cámara legislativa "por el daño que implica a la institución su presencia" y para cortar de raíz "cualquier duda de connivencia con el fascismo y la extrema derecha, lleve la bandera que lleve". De hecho, los partidos radicales también habían invitado a los republicanos a asistir a la cumbre, pero Esquerra decidió hacer caso omiso a sus cantos de sirena.

La dimisión de Costa no es baladí, sino que es caza mayor: el diputado es el hombre de confianza de Carles Puigdemont en la cámara legislativa y se ha hecho visible durante toda la legislatura por sus posicionamientos extremistas y su defensa cerrada de cualquier maniobra de Puigdemont. Eso no obvió que, en un momento determinado, intentase dejar en evidencia al mismísimo presidente del Parlament, el republicano Roger Torrent, para lo que intentó pactar una trampa con Ciudadanos, desvelada porque un micrófono abierto dejó escuchar la celada urdida por los de Puigdemont contra sus socios de gobierno. En otra ocasión, Costa acusó a Torrent de trocear contratos irregularmente.

Más peticiones de dimisiones

ERC, que en las últimas elecciones se presentó coaligado con Demòcrates de Catalunya, también decidió romper amarras con ese pequeño partido y exigió a sus dos diputados (que forman parte del grupo parlamentario de Esquerra), Antoni Castellà y Titon Laïlla, que abandonen sus respectivos escaños.

La plataforma Donec Perficiam fue formada recientemente por un grupo de miembros de la ANC, partidarios de una línea más dura de la que impulsa la actual presidenta de esa institución, Elisenda Paluzie, y de la declaración unilateral de independencia. "Somos un grupo de personas que hace años que luchamos por la liberación de nuestro pueblo, desde los diferentes espacios, ámbitos y entidades que ahora, después de nuestra dimisión como secretarios nacionales de la ANC, conjuntamente con otros 'octubristas' y unilateralistas, coincidimos en que es preciso crear una plataforma transversal y efímera con un único objetivo: alcanzar la independencia de Cataluña".

Lo que busca este movimiento es "encontrar representantes políticos valientes y dispuestos a hacer efectiva la independencia y constatar que no lo harán aquellos que tienen intereses más allá de los del país". Exige, asimismo, a los partidos que integren la plataforma, asumir una 'hoja de ruta' extremista con tres puntos fundamentales. "Que acepten validar la estrategia unilateral y que el Parlament habrá de facilitar la investidura de un presidente y la creación de un Govern dispuestos a reconocer la voluntad de la mayoría social; que hagan efectiva la declaración del 27 de octubre, levantando la declaración unilateral de independencia (DUI) y haciendo una declaración política en sede parlamentaria: y que cuenten con la ciudadanía para acompañar al Govern y al Parlament en la defensa de la libertad de nuestro país ante los poderes del Estado español y que pidan el reconocimiento internacional".

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Carles Puigdemont Parlamento de Cataluña Extrema derecha
El redactor recomienda