La 'buena causa' de un fascista ruso

La 'buena causa' de un fascista ruso

“Saludos, mis pequeños amantes del extremismo”. Si escucha esta frase, prepárese para que el musculado neonazi ruso le dé una conferencia sobre la vida