Lo hizo en la Mesa el 20 de abril

Costa (JxCAT) lleva su pulso a Torrent (ERC) a otro nivel al acusarle de trocear un contrato

Las denuncias del vicepresidente del Parlament quedaron recogidas en el acta de la Mesa. Pese a los intentos de rebajar la tensión desde la Generalitat, en la Cámara todo sigue igual

Foto: El presidente del Parlament, Roger Torrent (d), junto al vicepresidente, Josep Costa. (EFE)
El presidente del Parlament, Roger Torrent (d), junto al vicepresidente, Josep Costa. (EFE)
Adelantado en

Josep Costa es el vicepresidente del Parlament, el asesor jurídico de referencia tanto de Quim Torra como de Carles Puigdemont y uno de los pesos pesados de JxCAT. Roger Torrent es una de las figuras de referencia de ERC y presidente del Parlament. Es, por lo tanto, la segunda autoridad de Cataluña. Ambos se detestan desde que empezó la legislatura. Pero la pasada semana, su particular duelo al sol pasó a otro nivel cuando Costa acusó a Roger Torrent de trocear un contrato de la Cámara catalana para adjudicarlo de manera directa.

Pasó en la Mesa del Parlament que tuvo lugar el 20 de abril. Allí, Costa dejó caer esta acusación. Según consta en el acta de la Mesa de ese día, acta 142, página 29, “el vicepresidente primero [Costa] dice que el presidente [Torrent] ha prescindido de todas las normas de contratación y ha fraccionado dos contratos, tal como consta en el informe de la auditora de cuentas”. El Parlament tiene su propia auditora, Maria Guiu i Sallent.

Este miércoles, los medios dieron mucha importancia a una trifulca en la que Costa y los miembros de Cs en la Mesa se aliaban contra Torrent intentando que el presidente de la Cámara no se hiciera una foto con el vicepresidente, Pere Aragonès, cuando le haga entrega de los dos millones de euros que la institución ha donado por el coronavirus. Algo que, después de todo, no era la primera vez que pasaba. Solo que esta vez, por un error técnico y por cuestiones de la telemática que tanto le gusta a Costa para cuestiones legislativas —fue el gran adalid de la investidura a distancia de Carles Puigdemont—, se hizo evidente para todo el mundo. Pero lo fuerte había pasado la semana anterior. Miembros de ERC pidieron la dimisión de Costa, pero lo hicieron con lo boca pequeña. Nadie quiere elecciones, al contrario. Por eso, ERC ocultó lo que pasó en la Mesa la semana anterior. Solo que quedó por escrito.

Según consta en el acta, el secretario segundo de la Mesa, David Pérez, pidió que “no conste esta imputación, que constituye un delito” y “que no se dé por hecho que eso se hizo para eludir la intervención de la Mesa en la contratación”.

Reunión de la junta de portavoces del Parlament, presidida por Roger Torrent (centro). (EFE)
Reunión de la junta de portavoces del Parlament, presidida por Roger Torrent (centro). (EFE)

En ese punto, intervino la CUP, que no forma parte de la Mesa pero tiene un miembro que va de oyente, es decir, sin derecho a voto. Según el acta, fue ese representante de la CUP el que defendió que se mantuviera en el acta, alegando que “en todo caso se trataría de una irregularidad administrativa que daría lugar a la anulación de los contratos”.

El secretario general del Parlament, Xavier Muro, recordó, según recoge el acta, que “todos los contratos pasan por la Oficina de Contratación”.

Aniversario del Parlament

El contrato al que hacía referencia Costa, según han clarificado fuentes parlamentarias, es uno con la empresa Events SL para el gran acto de celebración del 40 aniversario del Parlament. Al final, ese acto no se llevó a cabo y todo el presupuesto del aniversario fue a esos dos millones de euros que se entregarán a la Generalitat. Por lo tanto, salida de fondos efectiva hacia Event SL no ha habido.

La fragmentación también es, como mínimo, discutible. El contrato original era de 97.000 euros. El Parlament decidió añadir otros 5.000 euros para contratar un director ajeno a Iniciatives Event SL. La razón es que Event SL es una empresa de Igualada propiedad de Antoni Fuster Pinyol. Esta empresa se ha especializado en actos de la Generalitat en particular y del mundo independentista en general. Un ejemplo, el último gran evento organizado por Iniciatives Event fue el masivo acto de Perpiñán en que Carles Puigdemont congregó a más de 100.000 manifestantes.

Event SL es la misma empresa que organizó el acto de Perpiñán de Puigdemont y asidua contratista de la Generalitat para organizar todo tipo de eventos

Ese director debía garantizar que no hubiera algún tipo de acto espontáneo, en plan exhibición de esteladas o irrupciones sorpresa en favor de los presos. Se quería un acto institucional en el que todas las fuerzas políticas y los ciudadanos de Cataluña tuviesen cabida.

Cuestión personal

Los últimos choques entre Costa y Torrent parecen más una cuestión personal que política. ERC ha querido silenciarlos o minimizarlos. Torra está ocupado cambiando su programa de gobierno. Por primera vez, gracias a la crisis del coronavirus, se siente cómodo en el Palau. Tampoco desde Waterloo se apuesta por convocar elecciones. Es decir, ni Puigdemont ni la Generalitat están empujando a Costa a buscar el choque con Torrent una y otra vez, según apuntan fuentes de JxCAT.

Quim Torra ha asegurado que quiere convocar a los grupos políticos, a todos, para un pacto de “construcción”. Pero todavía no ha llamado a nadie. Ahora, el independentismo tiene complicado buscar complicidades con otros partidos del ámbito constitucionalismo cuando entre ERC y JxCAT siguen apuñalándose a cada momento.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios