Vendrell, de un concurso: "Como me hinchen los huevos, les enviaré a un colombiano"
  1. España
  2. Cataluña
NEGOCIOS EN SANIDAD A LA SOMBRA DEL PODER

Vendrell, de un concurso: "Como me hinchen los huevos, les enviaré a un colombiano"

Vendrell llegó a obtener cuatro lotes de un macroconcurso de Sanidad en 2019, al que concurrió con su empresa Certificación de Lesiones SL

placeholder Foto: El 'exconseller' de ERC Xavier Vendrell abraza a su pareja tras ser puesto en libertad. (EFE)
El 'exconseller' de ERC Xavier Vendrell abraza a su pareja tras ser puesto en libertad. (EFE)

La trama de Tsunami hizo negocios a la sombra de los contactos políticos de Xavier Vendrell, uno de los principales detenidos, ex alto cargo de ERC y exconsejero de Gobernación de la Generalitat. Vendrell llegó a obtener cuatro lotes de un macroconcurso de Sanidad en 2019, al que concurrió con su empresa Certificación de Lesiones SL, una unión temporal de empresas con IN2 Ingeniería de la Información SL. La participación del exdirigente de Esquerra procedía de otra de sus empresas de cabecera, Forum 1406 SL.

El objeto del concurso era la contratación de los servicios de visitas especializadas y pruebas complementarias para las evaluaciones médicas del Institut Català d’Avaluacions Mèdiques (ICAM), organismo dependiente del Departamento de Salud. Vendrell se hizo con los cuatro lotes relativos a los servicios de biomecánica en cada una de las provincias catalanas por un montante de 442.672 euros. Sin embargo, una empresa rival, Invelcor, interpuso un recurso porque afirmaba que la compañía de Vendrell carecía de solvencia técnica. Esta empresa, paradójicamente, tenía como abogado a Carles Mundó, exconsejero de Justicia, también de ERC.

Foto: Xavier Vendrell

El recurso incomodó mucho a Vendrell, hasta el punto de que en una conversación telefónica con su socio Domingo Tercero aseguró que “si quieren pleitear, que pleiteen, que hagan lo que les dé la puta gana. Como me hinchen mucho los huevos, les enviaré a un colombiano y les daré dos hostias a cada uno, porque no hay derecho”, según se recoge en las transcripciones del sumario del caso Voloh. El expolítico reconvertido en empresario también dejó caer por teléfono que hablaría con los responsables del Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público, que depende de Vicepresidencia del Govern.

Paralelamente, en otra conversación transcrita, la subdirectora general de Evaluaciones Médicas, Lidia Domingo, le advertía de que “el concurso está firmado” y que a partir de ahí debía de tener cuidado “con los tiempos de entrega”: el concurso fue ganado porque había puesto que las pruebas se entregarían en 24 horas, frente a las 72 horas de la competencia. Más tarde, en la misma conversación, Vendrell deja caer también que el contrato con el ICAM está firmado y que sin él su empresa no vale nada.

Acceso al ministerio

Pero los negocios sanitarios del presunto jefe de Tsunami Democràtic van más allá. En enero de este año, se jactaba por teléfono de que en poco tiempo tendría acceso al ministerio, se supone que de Sanidad, ya que habían “puesto mucho de todo, mucho tiempo y dinero, y llega la hora de recoger”. De la conversación se infiere que aprovecharía la vía de ERC para entrar en contacto con el ministro Salvador Illa.

Foto: Traslado de una anciana a un hospital para ser atendida durante el estado de alarma. (EFE)

Sin embargo, a primeros de marzo saltan las alarmas. El día 9, Vendrell habla con su socio Domingo Tercero porque, debido al recurso de Invelcor, el Tribunal de Contratación les había pedido una certificación de que la empresa disponía de los equipos de dinamometría isocinética necesarios para prestar los servicios. El ex alto cargo de ERC, de acuerdo con las transcripciones, dice a su socio que hablará con el ICAM para comunicar que ya tienen los aparatos. “Ellos [Invelcor] le dicen al ICAM que no nos pueden dar la adjudicación porque no los tenemos y hay que demostrar al ICAM que los tenemos. Hay que encontrarlos, comprarlos, alquilarlos o lo que sea”, urge Vendrell.

En llamadas posteriores, se aclara que no disponen de algunos de los equipos necesarios para cumplir el contrato público. A uno de sus colaboradores le indica que sin el contrato del ICAM no sabe cómo crecer empresarialmente y que no tiene ganas de encontrarse con que, de repente, “se despiertan [en el ICAM] y dicen que quieren verlo [el equipo isocinético] y que tengamos que ir corriendo”. Añade que no se pueden jugar todo lo que tienen por eso.

En algunas de sus conversaciones, Vendrell deja entrever también que podría estar derivando pruebas a mutuas privadas porque su empresa no dispone de los aparatos para realizarlas. Además, a su socio Patricio Chadwick le comenta que había hablado con Marta Rovira, la secretaria general de ERC fugada en Suiza, para decirle que “con todo lo que yo he hecho por este país sin pedir nada a cambio, me están tocando los cojones por todo el tema del concierto, ¡me están haciendo perder el tiempo, hostia! Agilizar esto un poco. Llama a la consejera de Salud por todo el tema de los laboratorios, llama al Bargalló [consejero de Educación] y llama al Chakir [consejero de Trabajo] por todo el tema de… de Villa Bugatti [el pelotazo urbanístico que está desarrollando cerca de Barcelona], que me desencallen lo de las subvenciones de la escuela y tal”.

Foto: Fotografía de archivo de Marta Rovira y Oriol Junqueras. (EFE)

El asunto todavía colea. Según los informes policiales, Vendrell se reunió durante más de tres horas con la consejera de Salud, Alba Vergés, el pasado 2 de octubre. Además, a través de las intervenciones telefónicas, se pudo saber que en su primera licitación con el ICAM, en Lleida, la empresa que se llevó el concurso “era solo una dirección, no tenía nada comprado”. Y cuando se lo adjudicaron, compró un laboratorio “y punto”.

Vendrell intentó llegar a Andalucía

Los tentáculos de Vendrell llegaron más allá de Cataluña. También intentó ponerse en contacto con el consejero de Sanidad de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre Muñoz, para extender sus redes y hacer negocios en aquella comunidad.

Vendrell contó para ello con otro de sus socios, Rafael Paulet, presidente de IN2. En una conversación con una de las personas de su equipo, Vendrell subraya que el consejero fue senador y que bajaría él mismo en persona a reunirse, pero como Aguirre es del PP, “si se entera quién soy, pues se lía”, dice en referencia a su pasado político en ERC.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC)
El redactor recomienda