INICIA UNA MULTICONSULTA

La Cámara de Comercio pregunta a sus afiliados si Torra debería aprobar otra DUI

Los resultados se tendrán en cuenta a la hora de discutir las iniciativas de la institución en los máximos órganos de dirección

Foto: El presidente de la Cámara, Joan Canadell, y Quim Torra. (EFE)
El presidente de la Cámara, Joan Canadell, y Quim Torra. (EFE)

La Cámara de Comercio de Barcelona ha iniciado una multiconsulta entre sus afiliados para conocer de primera mano su parecer sobre las iniciativas que ha de tomar esta institución respecto a los acontecimientos políticos que suceden en Cataluña. La Cámara está actualmente en manos de los independentistas, que ganaron las elecciones de la primavera pasada con la candidatura Eines de País, auspiciada por la Asamblea Nacional Catalana (ANC). Su actual presidente es Joan Canadell, un conocido empresario soberanista que también fue directivo del Cercle Català de Negocis (CCN).

La polémica salta porque algunas preguntas aluden directamente a apoyar una declaración unilateral de independencia o a posicionarse políticamente sobre cuestiones de actualidad. Desde sectores críticos de la institución, se acusa a los independentistas de utilizar la entidad como herramienta de agitación. Desde la Cámara, se quita hierro al asunto y se alude a consultas “informativas”.

En su primera etapa, la Cámara ya acometió una consulta con preguntas puramente empresariales, como las dificultades que tienen las empresas, las deficiencias que encuentran los empresarios en las infraestructuras o las causas de la falta de mano de obra cualificada. En esta segunda oleada, sin embargo, las cuestiones son puramente políticas. Y de ellas se desprenderán consecuencias políticas.

“Es cierto que las primeras seis preguntas fueron muy empresariales y que las de ahora son más políticas, pero consideramos que van ligadas a temas de actualidad y lo que queremos es tener un ‘feedback’ del empresariado para tomar decisiones. Nuestra intención es conocer la opinión de las empresas sobre temas para después tomar decisiones en los órganos competentes”, explican fuentes oficiales de la Cámara a El Confidencial. En otras palabras, que los resultados se tendrán en cuenta a la hora de discutir las iniciativas de la institución en los máximos órganos de dirección.

Hacia una DUI

Una de las preguntas, por ejemplo, es muy directa y pregunta al afiliado: “¿Crees que si en un próximo proceso electoral los partidos independentistas superan el 50% de los votos y el Estado no permite un referéndum de independencia, en defensa de los intereses del empresariado catalán, la Cámara habría de dar apoyo a la vía unilateral?”. O sea: si están de acuerdo en plantear una declaración unilateral de independencia (DUI). Esta visión estratégica coincide punto por punto con la mantenida por la ANC, partidaria de la unilateralidad.

Otra de las preguntas cuestiona si el miembro de la institución está de acuerdo en que la Cámara pida “la nulidad del proceso contra los presos independentistas”. Como justificación a esta pregunta, la Cámara señala en sus postulados que “una negociación no se puede hacer con la represión encima de la mesa. En consecuencia, pedimos el fin de esta represión, exigiendo la nulidad del juicio del ‘procés’, la liberación inmediata de los presos políticos y el retorno de los exiliados, así como el archivo de todas las causas contra los represaliados del 1 de octubre, la liberación de todos los detenidos por motivos políticos en las manifestaciones relacionadas con el ‘procés’ para asegurar la estabilidad política y, por tanto, económica de Cataluña”.

Y otra pregunta va en la misma línea: “¿Crees que la Cámara ha de plantear a organismos internacionales que la solución del conflicto catalán que permita el retorno a la estabilidad política y económica ha de pasar por una solución basada en el concepto ‘dos modelos, dos Estados’?”. En este sentido, la Cámara recuerda que su comité ejecutivo considera que la solución al conflicto “pasa por ‘dos modelos, dos Estados; siempre con la máxima colaboración’, una solución 'win-win-win' entre Cataluña, España y Europa”.

Otra de las preguntas inquiere al afiliado si cree positivo “para nuestra economía y el tejido empresarial catalán que el acuerdo entre los gobiernos de España y de Cataluña incluya un referéndum de autodeterminación”. Sobre esta cuestión, desde la institución señalan que “los últimos dos años de represión y ataque a la libertad de expresión han causado una inestabilidad política que ha hecho perder oportunidades económicas y que es preciso solucionar rápidamente a través del diálogo entre gobiernos”.

Este diálogo, enfatiza, es positivo, pero el posicionamiento oficial de la Cámara exige que cualquier acuerdo debe llevar aparejado un referéndum de independencia. “El acuerdo alcanzado para la investidura de Pedro Sánchez no muestra ninguna concreción ni ningún mecanismo que regule la mediación, ni calendario final ni la seguridad de que incluirá propuestas que puedan ser aceptadas por la mayoría de la sociedad catalana y sometidas a referéndum. Por tanto, si se quiere evitar que la inestabilidad continúe, es preciso que se fijen datos concretos y que se llegue a un acuerdo que permita a la sociedad catalana decidir su futuro en un referéndum que incluya el derecho a la autodeterminación”.

Por último, pide también a sus socios que se impliquen en si consideran que el acuerdo entre PSOE y Podemos será positivo para Cataluña y su economía “y, por tanto, es preciso trabajar desde la Cámara para que se desarrolle”.

Los críticos acusan: jugada de Puigdemont

Fuentes del sector crítico de la Cámara señalan a El Confidencial que la estrategia de la institución “parece estar al servicio de los intereses políticos de su presidente, que no hace mucho decía en una entrevista que quiere dedicarse a la política y cuya meta parece estar en ser 'conseller' de Empresa”. Señalan los críticos que “se está viendo cómo Canadell utiliza la institución como trampolín político” y entrevén “una maniobra política dirigida por la ANC, pero manejada directamente por Carles Puigdemont. No es una jugada política, sino personal, dirigida desde Bélgica, en la que parece que ningún partido tiene nada que ver, pero que intenta desgastar a ERC y hacer ver que se echa en brazos del PSOE”.

La estrategia de la institución "parece estar al servicio de los intereses políticos de su presidente"

Estas fuentes, contrariamente a lo que sustentan las fuentes oficiales de la institución, resaltan que la multiconsulta no es más que una herramienta manipulada. “En la anterior consulta, hubo la respuesta de 2.000 afiliados sobre alguna pregunta, pero Canadell dijo que, aunque ya había resultado, se dejaba abierto el resultado final a la pregunta. ¿Esto es normal? ¿Se puede proclamar el resultado de una consulta y dejar abierto su resultado final? Eso lo dijo en el pleno de la Cámara, ante todos los que estábamos allí. Lo que demuestra que se están manipulando resultados. Pero lo que no dice la Cámara de Comercio es que cada vez que gana de forma ilegítima tiene una demanda judicial. Y, de momento, todas las demandas interpuestas han sido admitidas a trámite”.

No hay que olvidar, sin embargo, que la Cámara de Comercio de Barcelona tiene entre 350.000 y 380.000 afiliados. En las últimas elecciones, votaron poco más de 18.000 socios, lo que representa una exigua participación. En algunas de las preguntas de la primera multiconsulta, llegaron a participar 2.000 socios. “Lo que decida un puñado de activistas que están movilizados al 100% no nos representa al grueso de los socios de la Cámara. Lo malo es que, como la gente no suele participar en estas actividades, se hace ver que la mayoría de la institución está a favor de postulados y de iniciativas que no representan, ni de lejos, el sentir de la mayoría”, acusan los sectores críticos.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios