Defendía un permiso de dudosa legalidad

El plan de Torra para excarcelar a Junqueras y saltarse la decisión del Supremo

La presión se hizo más evidente cuando la 'consellera' Budó verbalizó que la Generalitat estudiaba "otras formulas posibles" contra el criterio del Supremo

Foto: Fotografía de archivo del pasado 21 de mayo de 2019 que muestra a Oriol Junqueras durante la sesión constitutiva de las Cortes Generales de la XIII Legislatura. (EFE)
Fotografía de archivo del pasado 21 de mayo de 2019 que muestra a Oriol Junqueras durante la sesión constitutiva de las Cortes Generales de la XIII Legislatura. (EFE)

La excarcelación de Oriol Junqueras ha abierto otra guerra soterrada en el seno de la Generalitat entre JxCAT, encabezada por Quim Torra, y ERC. JxCAT ha estado presionando para que Junqueras salga de prisión saltándose la tutela del Tribunal Supremo, utilizando un permiso extraordinario, y que se sirviese del mismo para ir a Estrasburgo el próximo lunes bajo tutela policial, tomar posesión como eurodiputado y luego volver a Cataluña. La presión se hizo más evidente cuando la 'consellera' de Presidència, Meritxell Budó, verbalizó en la rueda de prensa tras el Consell Executiu que la Generalitat estudiaba “otras formulas posibles”. Fórmulas que Budó no quiso especificar. Fuentes cercanas a Junqueras apuntan que el propio líder de ERC se ha negado a utilizar este “mecanismo alternativo”, utilizando la propia jerga de la portavoz de la Generalitat, pero que en definitiva sería ilegal.

“Por indicación del 'president' Torra, se ha pedido al Departamento de Justicia que aplique la máxima diligencia para que Junqueras pueda estar el lunes tomando posesión de su cargo”, ha apuntado la portavoz de la Generalitat. Y ha añadido que la Generalitat "respetará la defensa jurídica de Junqueras. Esperamos que el Tribunal Supremo acate la resolución que dictó el TJUE. Este Gobierno será diligente para que Junqueras pueda asistir a la sesión plenaria del Parlamento Europeo cuando esto pase". En otras palabras, Budó estaba insinuando que si Junqueras no salía de la cárcel era porque no quería, no porque la Generalitat no hubiese puesto a su disposición una fórmula para ello.

Sin embargo, Junqueras ha preferido no desafiar al Tribunal Supremo, que es quien tiene la última palabra sobre su libertad. Decidirá al respecto hoy mismo y no tiene intención de decretarla a la vista del tiempo transcurrido en la toma de la decisión. El de ERC ha optado por no forzar una fórmula legalmente cuestionable, como el régimen de permisos extraordinarios penitenciarios, pensada para cuestiones como una enfermedad de un familiar o decesos de personas muy próximas. Por ejemplo, el 'exconseller' de Territori Josep Rull salió de la cárcel el pasado 20 de agosto para acompañar a su hijo a una operación quirúrgica. Pero eso no puede compararse con un viaje de un día a Estrasburgo, con escolta policial, para tomar posesión del cargo de eurodiputado y volver luego a la prisión de Lledoners.

Con sus declaraciones, Budó no solo ha presionado a Junqueras, también lo ha hecho a la 'consellera' de Justicia, Ester Capella. En definitiva, si Junqueras no sale el lunes, Meritxell Budó estaba responsabilizando a la Conselleria de Justicia, que por cierto es de ERC, por no haber actuado con “la máxima diligencia”, tal y como ha pedido Torra.

Factoría Josep Costa

La idea de que Junqueras pueda salir de manera puntual de la cárcel utilizando un atajo jurídico que se salte al Tribunal Supremo ha salido de la factoría jurídica de Josep Costa, según explican fuentes del Palau de la Generalitat. Este diputado de JxCAT y vicepresidente del Parlament es una persona muy cercana tanto a Carles Puigdemont como a Quim Torra. Costa fue, por ejemplo, el arquitecto de intentar investir de manera telemática a Puigdemont al inicio de la legislatura. Costa es un especialista en diseñar situaciones que supongan un desafío al poder del Estado y en buscar confrontaciones gratuitas.

Costa, además, insistía no solo en una fórmula dudosa, sino en que Junqueras pidiese el permiso ayer, antes de que el alto tribunal se pronunciase, con lo que el enfrentamiento institucional quedaba asegurado.

Josep Costa es el cerebro gris que busca forzar una salida de la cárcel de Oriol Junqueras que, aunque sería puntual, situaría al líder de ERC fuera de la ley

Sin embargo, este punto de vista de Costa no es compartido por ERC ni por el propio Junqueras. También se teme en el partido que lidera Junqueras que la propuesta sea un trampa de Torra, que lleva desde Navidad intentando, sin éxito, abrir una crisis de gobierno en la Generalitat. Ester Capella es de ERC. Si la 'consellera' de Justicia cometiese un error como este, daría la excusa perfecta a Torra para remodelar el Govern, con el mecanismo pactado, que es que si salen 'consellers' de JxCAT, también lo tienen que hacer republicanos. Pero hasta ahora el único error solo es imputable a una persona del Govern, y ha sido el de Quim Torra y su mal cálculo con la pancarta en la fachada de la Generalitat.

Día grande

El independentismo está diseñando el próximo 13 de enero, lunes, como una de las grandes jornadas de la causa. Puigdemont y Toni Comín podrán ejercer de eurodiputados por primera vez en Estrasburgo. Torra, acompañado de otros 'consellers', acudirá para apoyar a su líder. Se quiere todo el foco mediático en Estrasburgo. Incluso hay intentos de convocar una manifestación, que, sin embargo, puede aparcarse por la dificultad logística de llevarla a cabo tan lejos. Era una tentación para Junqueras. Pero el líder de ERC, el mismo que prefirió entregarse a salir del país, ha optado por seguir criterios de máxima prudencia.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios