Independencia de Cataluña: Maragall, el elegido de ERC para presidir el Parlament y bloquear a Puigdemont. Noticias de Cataluña
ERC prefiere que lo haga alguien ajeno al partido

Maragall, el elegido de ERC para presidir el Parlament y bloquear a Puigdemont

Dejar al expresidente catalán varado en Bruselas es un trabajo sucio, y si alguien tiene que hacerlo, mejor que sea una persona ajena al partido independentista

Foto: Oriol Junqueras y Ernest Maragall en un acto de ERC. (EFE)
Oriol Junqueras y Ernest Maragall en un acto de ERC. (EFE)

Llevaba días postulándose, pero solo ahora ERC acepta que tal vez sea la mejor opción. Ernest Maragall, hermano del socialista Pasqual Maragall, será probablemente el nuevo presidente del Parlament. A sus 70 años, Ernest Maragall coronará así su dilatada carrera política, en la que ha ocupado numerosos cargos públicos, desde concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Barcelona hasta 'conseller' de Educació con José Montilla o europarlamentario, ya aliado con los republicanos. El broche de oro tendrá un precio: bloquear el paso a la investidura a distancia a la que todavía aspira el exiliado Carles Puigdemont desde Bruselas. Justo lo que ningún independentista pata negra se atrevería a hacer.

Antes, la secretaria general del partido, Marta Rovira, no se fiaba de Ernest Maragall. Ahora tampoco. Pero la reunión con Puigdemont en la capital belga fue tan mal que en este momento que el presidente del Parlament sea Ernest Maragall no parece tan mala idea. De hecho, dejar a Puigdemont varado en Bruselas es un trabajo sucio y si alguien tiene que hacerlo, mejor que sea una persona ajena al partido, según explican fuentes de los republicanos.

Maragall, el elegido de ERC para presidir el Parlament y bloquear a Puigdemont

Ernest Maragall fue de número 13 en las listas de ERC por Barcelona. Iba como independiente, con lo que no está sujeto a la disciplina de partido. Perfecto para cumplir con lo que marquen los letrados del Parlament y vetar la investidura a distancia. Así, los republicanos podrán alegar ante JxCAT que, por desgracia, no han podido evitarlo: el nuevo presidente de la cámara es un independiente. Además, Ernest se apellida Maragall. Y en Cataluña todo el mundo sabe que los Maragall hacen siempre lo que quieren. Por ahora, ya ha advertido de que su actuación se ceñirá de forma escrupulosa a lo que marca la ley.

Una prueba de que Ernest Maragall va a su aire es que se presentó como independiente al margen de su propio partido, el MES, la formación que creó junto con la 'exconsellera' de Salud Marina Geli como una opción catalana, socialista pero independentista. MES también concurrió aliada con ERC, pero su representante más destacado, Magda Casamitjana, iba por Girona en una posición que no le iba a permitir obtener escaño. Esto creó malestar interno en la propia formación, según explican fuentes de ERC. Pero ya se sabe, los Maragall siempre hacen lo que quieren. Y si no pueden organizar una Exposición Universal, como propusieron en su día, se les monta un Fórum de las Culturas.

Desconfianza en ERC

En el partido recelan de él. Pero a situaciones desesperadas, medidas desesperadas. Una prueba de lo lejos que se encuentra Ernest Maragall de los republicanos es que desde 2014, cuando fue elegido europarlamentario por ERC, nunca contó con la confianza de sus nuevos socios políticos. Los republicanos actuaban en la UE a través de Josep Maria Terricabras. A Ernest nunca lo sintieron como uno de los suyos. Solo que eso, que antes parecía un problema, ahora se ha convertido en una inesperada ventaja.

Ernest Maragall será un presidente del Parlament incómodo, sobre todo porque Marta Rovira estaba acostumbrada a la docilidad de Carme Forcadell

Sin embargo, su presidencia tampoco se aventura tranquila. Marta Rovira estaba acostumbrada a que Carme Forcadell actuase a su dictado. Ahora, con Ernest Maragall, esto no será así. La CUP seguirá exigiendo una unilateralidad a la que ahora nadie quiere apuntarse entre las filas del soberanismo. Y JxCAT es una bomba de relojería que puede estallar en cualquier momento, una vez que se dibuja un entorno en el que Puigdemont no podrá ser reinstaurado en la Generalitat.

Enfado en Bruselas

En Bruselas, Carles Puigdemont se ha refugiado en sus fieles: Elsa Artadi, Eduard Pujol y Jaume Clotet. En este círculo, el enfado con ERC es mayúsculo, según explican fuentes conocedoras de cómo se desarrolló la reunión con Marta Rovira en la capital belga. Se sienten traicionados por ERC, pero también por el PDeCAT, que a la chita callando está dando el visto bueno a todos estos movimientos. Puigdemont cada vez se ve más como un prisionero en un país de apenas 30.000 km2. El encuentro con Rovira resultó decepcionante. Pero lo que más ha irritado a Puigdemont ha sido la dimisión de Artur Mas y el mensaje implícito que supone para el exiliado expresidente.

Ernest Maragall se encuentra libre de causas judiciales pendientes. No está investigado en la macrocausa contra el independentismo que instruye el juez Pablo Llarena en el Tribunal Supremo. Por tanto, es un presidente del Parlament pensado para una legislatura larga, de cuatro años, lo que han pedido personalidades como Artur Mas o el 'exconseller' de Economía Andreu Mas-Colell. De modo que ERC se alineará con esta designación con los postulados de la vieja guardia del PDeCAT. de la cual Puigdemont está cada vez más alejado.

La única esperanza en el núcleo de los “irreductibles de Bruselas” es que el próximo lunes la sentencia sobre el caso Palau deje tan tocado al PDeCAT que acabe reforzando su propia posición y dé nuevas alas a la pretensión de su investidura.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios