‘MOVIDA’ DE CARA A LAS ELECCIONES EUROPEAS

ERC ficha a Ernest Maragall y desata las iras de los socialistas catalanes

Las europeas han desatado en Cataluña el baile de fichajes. El primero, el más sonado: Esquerra ha formalizado un acuerdo con Ernest Maragall

Foto: Ernest Maragall. (EFE)
Ernest Maragall. (EFE)

La precampaña electoral de cara a las europeas ha hecho saltar ya las primeras chispas entre partidos. Sucedió en Cataluña, donde todos parecen jugarse algo más que unas elecciones que hasta ahora han pasado sin pena ni gloria: resulta que ha comenzado el baile de fichajes de cara a las elecciones europeas. El primero, el más sonado: Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) ha formalizado un acuerdo con Nova Esquerra Catalana (NEC) con vistas a estos comicios y el líder de NEC, Ernest Maragall, será el número dos de la lista.

Lo malo es que se trata de todo un símbolo (o exsímbolo) del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC): Maragall es exconsejero de Educación y hermano del que fue presidente de la Generalitat y del propio PSC. La fuga de Maragall tuvo lugar hace casi año y medio, pero lo verdaderamente doloroso, lo que ha sentado peor en las filas socialistas, es su alianza con un partido rival.

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ya lo advirtió este lunes: se mostró confiado en que algunos dirigentes socialistas del sector soberanista del PSC pudieran engrosar las listas electorales republicanas en estas europeas, ya que “hay un punto de encuentro” entre PSC y ERC, situando a esta formación en la socialdemocracia. Es más; puso el punto de mira en algunos conocidos exdirigentes socialistas, como Ernest Maragall o el exdiputado Toni Comín, destacado dirigente de la plataforma promaragallista (de Pasqual Maragall) Ciutadans pel Canvi. Incluso podía incorporarse a ese proyecto la exconsejera de Interior y de Justicia Montserrat Tura, que aún milita en el PSC pero que este fin de semana participó en un acto en el que también estuvo presente Junqueras. Al mismo tiempo, criticó que “la mayoría de los socialistas están muy cerca del proceso [independentista] y quienes no lo están son sus dirigentes”.

El líder de ERC, Oriol Junqueras. (Reuters)
El líder de ERC, Oriol Junqueras. (Reuters)

Horas después de realizar estas declaraciones, la ejecutiva de ERC aprobaba la alianza con NEC, que no sólo se limitará a las europeas, sino que “responde a la voluntad de ampliar y sumar un amplio consenso desde la izquierda basado en dos ejes: justicia social y el derecho irrenunciable de los ciudadanos catalanes de decidir el futuro de país, explicitado en la consulta del 9 de noviembre [fecha del referéndum independentista]”. Además, hay conversaciones oficiales para sumar también a Comín al proyecto a través de la asociación Socialismo, Cataluña y Libertad.

Acto electoral conjunto

El razonamiento de Junqueras es claro: Esquerra está siendo generosa en la concesión de puestos en las listas. Es más, no le importaría concurrir conjuntamente con una plataforma que llevase como leitmotiv la celebración de una consulta soberanista en Cataluña, aunque esta posibilidad ha sido ya descartada por ICV, que no encuentra acomodo junto a CiU. Ello tuvo como consecuencia que este mismo lunes Junqueras propusiese que, descartada la plataforma, todos los partidos partidarios del referéndum protagonicen un acto conjunto “por el derecho a decidir” en plena campaña electoral.

El presidente republicano habla con conocimiento de causa: Esquerra ya ha elegido a su cabeza de lista: el filósofo Josep Maria Terricabras, que es independiente y no milita en el partido. Y como él, está dispuesta a sumar a exdirigentes de otras formaciones. Con la incorporación de Ernest Maragall como segundo de la lista refuerza el compromiso de apertura de su partido hacia otras sensibilidades.

El trasvase de candidatos no es extraño. ERC, según las encuestas, ganaría hoy las elecciones autonómicas, superando por primera vez a CiU.

Pere Navarro. (EFE)
Pere Navarro. (EFE)

Este destape del presidente republicano sentó como un tiro en las filas socialistas. El propio líder del PSC, Pere Navarro acusó a Junqueras de “malas prácticas” por intentar pescar en las aguas de su partido. Y le acusó de tener una “obsesión enfermiza” con el PSC y de ser cómplice de CiU en los recortes impuestos por el Gobierno catalán.

En las filas socialistas, el enfado era patente. “Nadie de fuera nos tiene que decir lo que somos. Que se dedique a buscar soluciones a los problemas de la gente y que deje de tratar de captar gente de otros partidos”, clamó Navarro. Además, los dirigentes del PSC reivindican para esta formación el “catalanismo de izquierdas”, ya que en él se sienten cómodos no sólo los catalanistas, sino también los europeístas, los federalistas y los de izquierdas. Y recordó al republicano que su partido no se opone a la consulta, sino que pone como condición que se haga de forma pactada con el Gobierno central y dentro de la legalidad.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios