Sigue el goteo de renuncias políticas en Cataluña

Mas, Mundó, Comín... Desbandada 'indepe' por la deriva de Puigdemont

El reguero de renuncias soberanistas supera con mucho las caras nuevas. Entre otros han caído: Jordi Cuixart, Meritxell Borràs, Dolors Bassa y Carme Forcadell

Foto: El expresidente de la Generalitat y expresidente del PDeCAT Artur Mas, durante la rueda de prensa. (Reuters)
El expresidente de la Generalitat y expresidente del PDeCAT Artur Mas, durante la rueda de prensa. (Reuters)

Artur Mas se va. Carles Mundó ha pasado de candidato para presidir el Parlament a volver a dedicarse a la abogacía. Todo eso en un día. No fueron los primeros ni serán los últimos. La 'exconsellera' de Governació Meritxell Borràs ya declinó ir en las listas de JxCAT. Igual que el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, quien evitó sumarse a la candidatura de ERC. Otros dijeron que sí a las listas, como Dolors Bassa, pero descartando volver a la Generalitat como 'consellera', mientras que Neus Lloveras ha anunciado que dejará la presidencia de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) y no repetirá como alcaldesa de Vilanova i la Geltrú. Para liderar un proceso de restauración, Carles Puigdemont sufre ya muchas bajas. De hecho, las complicadas y tensas negociaciones y las incertidumbres que rodean el proyecto del último 'president' de Cataluña no son ajenas a todas estas fugas.

No son los únicos problemas. En Bruselas, Toni Comín, el 'exconseller' de Salut, se ha negado a entregar su acta de diputado para que corra la lista, tal y como le ha pedido su partido, ERC. Según explican fuentes conocedoras de las relaciones en el seno de los exiliados en Bruselas, Comín alega que si Puigdemont no renuncia al acta por motivos de dignidad, él también tiene derecho.

Mas ha garantizado en público que su marcha no ha tenido nada que ver con las diferencias con Puigdemont, pero el plan del actual líder de JxCAT tiene demasiados agujeros. Por ejemplo, su proyecto para cambiar el reglamento del Parlament de manera que pueda ser investido por plasma, desde Bruselas. Pero Carme Forcadell se niega a repetir como presidenta del Parlament y menos para forzar jugadas como esa.

El relevo de Forcadell iba a ser Carles Mundó. Pero la marcha del 'exconseller' de Justicia confirma que ERC carece de candidatos para presidir la cámara catalana. ERC no avalará un cambio del reglamento. Y Puigdemont sigue sin aclarar cuáles serán sus proyectos ante tantas eventualidades. Forcadell no ha verbalizado su retirada en público, pero sí lo ha hecho en privado. Forcadell, otra ficha caída en el dominó independentista.

El 'procés' dinamita los liderazgos. De los que dudan, como ha sido el caso del 'exconseller' de Empresa Santi Vila; y de los fieles: no en vano, Artur Mas fue quien impulsó la conversión de CDC al independentismo hace casi seis años. Artur Mas, por ejemplo, no quiere repetir las elecciones. A Puigdemont, en cambio, no le importaría impulsar un bloqueo institucional que boicotee la constitución de la legislatura el próximo 17 de enero y que fuerce al Gobierno de Mariano Rajoy a convocar nuevos comicios en Cataluña.

Liderazgo reforzado

El liderazgo de Puigdemont queda reforzado con la marcha de Artur Mas. El propio Mas marca el camino para su partido: integrarse en JxCAT y que la nueva candidatura se convierta en el proyecto que él mismo definió hace años como “la casa grande del catalanismo”.

La retirada de Artur Mas refuerza el liderazgo de Puigdemont sobre el independentismo, pero sin que se sepa hacia dónde quiere ir el 'expresident'

Pero ese mismo liderazgo no se sabe hacia dónde va. ¿Repetir elecciones? ¿Y con qué programa, después de que hubiese prometido que regresaría a Cataluña si ganaba las elecciones y no haberlo cumplido? No hay respuestas para estas ni para otras preguntas lógicas. Por si acaso, Mas ha evitado avalar la estrategia de presidencia a distancia de Puigdemont.

Muchas dudas

Por tanto, Carles Puigdemont tiene cada vez más poder. Pero no se sabe qué hará con él. Ni tampoco con quién, puesto que ERC va marcando cada vez más distancias. Tantas, que los republicanos están ofreciendo la presidencia de la Mesa del Parlament a los comunes de Xavier Domènech.

Mas, Mundó, Comín... Desbandada 'indepe' por la deriva de Puigdemont

Artur Mas habló ayer de que “la etapa que se abre requiere nuevos liderazgos”. Pero las nuevas caras no se ven en el independentismo, con la excepción de Elsa Artadi, número 10 de JxCAT por Barcelona. Lo que predominan son las bajas sin relevos claros. Y las incertidumbres. Queda una semana para constituir el nuevo Parlament y no se ve cómo el independentismo va a gestionar su victoria del 21-D.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios