JxCAT es la única formación en esta línea

Puigdemont busca un cambio exprés en el Parlament para ser investido desde Bruselas

La reforma tendría que ser exprés y muy rápida porque debería llevarse a a cabo en diez días, el período que se marca entre el primer pleno del Parlament y el debate de investidura

Foto:  La esposa de Carles Puigdemont, Marcela Topor (i), al finalizar el mitin de Junts per Catalunya en Girona. (EFE)
La esposa de Carles Puigdemont, Marcela Topor (i), al finalizar el mitin de Junts per Catalunya en Girona. (EFE)

Presidente desde Bruselas. Tomar posesión desde Bélgica. Todas estas aspiraciones que define Carles Puigdemont en su candidatura son justificadas en el entorno del 'expresident' a través del mecanismo de un cambio exprés del reglamento del Parlament que facilitase la toma de posesión a distancia como diputado del candidato de JxCAT e incluso que pudiese ser investido presidente tras las próximas elecciones catalanas.

Fuentes de otras formaciones políticas, incluidas independentistas, consideran que este proyecto forma parte de un determinado pensamiento mágico que imbuye toda la candidatura, como, otro ejemplo, que la UE apoyará a un Puigdemont que salga vencedor de las elecciones. O un tercero, que las causas judiciales abiertas contra Puigdemont en España desaparecerán por el hecho de ganar las elecciones. Para estas fuentes políticas ajenas a la candidatura de JxCAT, el cambio de reglamento forma parte de los deseos de la formación, pero se trata de desiderátums que no pueden cumplirse.

Puigdemont busca un cambio exprés en el Parlament para ser investido desde Bruselas

La reforma tendría que ser exprés y muy rápida porque debería llevarse a a cabo en diez días, el período que se marca entre la constitución del primer pleno del Parlament tras unas elecciones, en el que se elige la Mesa, y el primer debate de investidura. Esto es algo que nunca ha pasado pero, sin embargo, fuentes de JxCAT apuntan que como se está viviendo un momento extraordinario, hacen falta medidas extraordinarias.

Sin embargo, cambiar el reglamento del Parlament de este modo sería altamente atípico. Según reza el artículo 60.1 del propio Reglamento del Parlament: “La Comisión del Reglamento elabora y reforma el Reglamento del Parlamento y tiene la condición de comisión legislativa”. Por tanto, en diez días habría que crear la comisión –antes del debate de investidura– y conseguir que posteriormente hubiese una sesión plenaria que diese el visto bueno a esta reforma para que la misma pudiese ser ejecutiva. Cualquier cambio del reglamento ha de ser aprobado por el Pleno de la cámara.

Puigdemont busca un cambio exprés en el Parlament para ser investido desde Bruselas

La presidencia de Puigdemont es el principal argumento electoral de JxCAT. Tanto que ni siquiera ha designado a un sustituto en caso de que él no pudiese tomar posesión, algo que sí ha hecho prudentemente el líder de ERC, Oriol Junqueras, desde la cárcel de Estremera, ungiendo para ello a la secretaria general del partido, Marta Rovira. En cambio, JxCAT no tiene plan B porque su plan B es modificar el reglamento de una manera que carece de precedentes.

Problemas de mayorías

Además de la falta de tradición, la falta de tiempo y la ausencia de una fórmula concreta, las previsiones de las encuestas juegan en contra de este plan para que puedan constituir una Mesa con mayoría independentista.

Puigdemont y los suyos llevan mucho tiempo buscando huecos legales para poder ejercer como diputado a distancia sin pisar España, ya que si bien la euroorden se ha suspendido, en cuanto regrese el 'expresident' sería detenido por no haberse presentado ante la Audiencia Nacional tal y como hicieron otros miembros del cesado Govern.

El cambio de reglamento resultaría del todo atípico en las circunstancias que lo plantea el equipo de JxCAT y, además, carece del respaldo de ERC

El cambio de reglamento sería la última pirueta en este sentido. Sin embargo, parece poco probable que ni siquiera dentro del frente independentista Puigdemont y JxCAT puedan encontrar aliados para algo así. JxCAT ha dado instrucciones de no atacar a ERC en la campaña, algo que en el otro sentido, sí están haciendo los republicanos. Se quiere preservar así, la imagen presidencial de Carles Puigdemont.

Posible pero atípico

Crear una comisión en el Parlament antes de que se lleve a cabo la primera sesión de investidura sería muy atípico. Y más que fuese la Comisión del Reglamento. Sin embargo no sería imposible, si bien se precisan complicidades que en este momento no se están trabajando.

ERC está en otra partida. Los republicanos pretenden ganar las elecciones para imponer un candidato a la presidencia de la Generalitat de su partido. Pero en ese caso no otorgarían apoyo a Puigdemont. JxCAT precisaría dar un salto de gigante para conseguir quedar el primero en el Parlament y ese giro radical no lo recogen las encuestas en este momento.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios