batalla por el control del órgano rector

ERC negocia con los 'comuns' para que presidan la Mesa del Parlament

La coalición impulsada por Ada Colau apuesta por entrar en el órgano para "garantizar la pluralidad" sin plegarse a "ninguna hoja de ruta" y propone a Joan Josep Nuet como su representante

Foto: Xavier Domènech en un acto de campaña. (EFE)
Xavier Domènech en un acto de campaña. (EFE)

Los resultados del 21-D dejaron a Catalunya en Comú-Podem sin la llave para decidir la configuración del Govern, pero la renuncia de Carles Mundó a su acta de diputado, unida al rechazo de Carme Forcadell para presidir la Mesa del Parlament, coloca a los 'comuns' en el centro de las negociaciones para el control de este órgano. En los últimos días, la candidatura liderada por Xavi Domènech se ha reunido con Cs, ERC y PSC con el objeto de explorar las posibilidades para la presidencia de la Cámara, y los republicanos, que según reconocen fuentes de los 'comuns' se resisten a presidir el Parlament, les habrían planteado entrar en el órgano cediéndoles para ello sus votos. La oferta, adelantada por 'Nació Digital', es vista por los 'comuns' con buenos ojos porque "garantiza la pluralidad" y proponen a Joan Josep Nuet como su representante. Con todo, desde la formación declinan entrar a valorar por el momento "las ofertas que se hayan podido plantear en las reuniones" que han tenido "con los diversos partidos".

La propuesta no se formalizó hasta última hora de esta mañana, y desde Catalunya en Comú mantienen como objetivo principal que se coloque una agenda social en el centro del proyecto del futuro Govern, así como el abandono de la hoja de ruta unilateral. En caso de aceptar el cargo, se desconoce si los ocho diputados de Catalunya en Comú-Podem facilitarían a cambio la investidura de un 'president' independentista, por activa o por pasiva, después de que en campaña vetasen cualquier posibilidad de investir a Carles Puigdemont.

ERC negocia con los 'comuns' para que presidan la Mesa del Parlament

A pesar de ser una fuerza minoritaria, Catalunya en Comú podría ser la clave si los diputados de JxCAT y ERC que están en prisión o en Bruselas no pudieran recoger sus actas o acudir a las votaciones. De hecho, a ocho días de la constitución del Parlament, ERC ya ha mostrado sus dudas para favorecer una investidura telemática de Puigdemont. La número dos de la coalición, Elisenda Alamany, ha explicado que la presencia en la Mesa de Catalunya en Comú "no será a cambio de ninguna hoja de ruta", sino "para encarar una legislatura marcada por la pluralidad". De momento no han trascendido otros detalles de la negociación entre ERC y Catalunya en Comú, que de cerrarse con la entrada de los 'comuns' haría que se perdiera la mayoría independentista en la Mesa del Parlament y, por tanto, se obstruiría cualquier iniciativa unilateralista.

La batalla por el control del órgano rector que se está produciendo en el seno del bloque independentista ha alcanzado a los soberanistas de Colau, a quienes no corresponde por sus resultados (ocho escaños) ningún puesto en el principal órgano de gobierno parlamentario. A Cs le corresponden dos representantes, al igual que a JxCAT y ERC, mientras que al PSC le corresponde una silla. En la última legislatura, el representante en la mesa de Catalunya Sí que es Pot, la marca de Podemos y sus confluencias, fue Joan Josep Nuet. Este último también está investigado junto al resto de cargos independentistas de la mesa por rebelión y sedición, y vuelve a repetir como diputado.

El candidato de Ciudadanos para presidir la Cámara, José María Espejo-Saavedra, comunicaba esta misma tarde que Catalunya en Comú-Podem había rechazado darles su apoyo, haciendo desaparecer la ya de por sí remota posiblidad de que la formación liderada por Inés Arrimadas en Cataluña controlase este órgano. "En la reunión mantenida con Elisenda Alamany, de Catalunya en Comú-Podem, se nos ha comunicado su negativa a nuestro candidato a la presidencia del Parlament, por lo que se confirma que Podemos cierra la puerta a iniciar el cambio en Cataluña”, explicaba Espejo-Saavedra en rueda de prensa, tras dar por hecho que la presidencia no recaerá sobre la fuerza más votada.

La número dos de Catalunya en Comú justificó su veto a Ciudadanos por haber "avalado la suspensión del autogobierno" en Cataluña, en referencia a su apoyo a la aplicación del artículo 155, y avanzó: "Nunca lo apoyaremos". Asimismo, en su primera intervención pública en los pasillos de la Cámara como diputada, ha anticipado que la legislatura "se prevé difícil y fuera de la normalidad democrática que a todos nos gustaría". Un escenario frente al que ha apelado a la necesidad de lograr "grandes acuerdos transversales y de país para recuperar el autogobierno y para avanzar socialmente". En este sentido, ha recalcado que su presencia en la Mesa "sería garantía de esta pluralidad".

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios