ERC Y CIU INTENTAN POSPONERLA A DESPUÉS DE LA CONSULTA

El caso Pujol, una plaga para CiU que seguirá como comisión de investigación

El caso del fraude fiscal de la familia Pujol, reconocido por el propio Jordi Pujol en su confesión, continuará como comisión de investigación en el Parlament

Foto: Jordi Pujol y Artur Mas, en una imagen de archivo. (Efe)
Jordi Pujol y Artur Mas, en una imagen de archivo. (Efe)

El caso del fraude fiscal de la familia Pujol, reconocido por el propio Jordi Pujol en su confesión, continuará como comisión de investigación en el Parlament, la peor pesadilla para CiU, que sabe que la comisión como tal no conseguirá desvelar dato alguno pero supondrá un desgaste electoral todavía mayor del que ya están sufriendo los convergentes a causa del proceso soberanista.

La portavoz de ERC, Anna Simó, rechazó este lunes en publico que su partido apoye una comisión de investigación en el Parlament. Pero la realidad es más compleja. En el fondo, tanto CiU como ERC reconocen de puertas adentro que la comisión parlamentaria será inevitable y lo que quieren hacer es retrasarla para después de la convocatoria de la consulta, el 9 de Noviembre, según la fuentes políticas consultadas en ambas formaciones políticas.

Es decir, el objetivo no es evitar la comisión de investigación, algo que con la actual sensibilidad social, hoy resultaría inaceptable para las bases y los votantes de ambos partidos. Se trata de que nada interfiera en el que ha de ser el punto álgido de la reivindicación soberanista: la convocatoria de la consulta este año, pese a que ésta no pueda llevarse a cabo por el bloqueo que le aplicará el Tribunal Constitucional.

El PP catalán ya ha pedido la comisión. Pero la misma necesita un apoyo mayoritario en la Mesa que sólo es posible con los republicanos o los convergentesPara ello la estrategia es jugar con las mayoría de la Mesa del Parlament, que controlan CiU y ERC, y con el reglamento de la cámara catalana. El PP catalán ya ha pedido la comisión. Pero la misma necesita un apoyo mayoritario en la Mesa que sólo es posible con los republicanos o los convergentes. Hay otra vía, la del artículo 58.3 del Reglamento del Parlament pero este camino está limitado a una comisión al año y la de 2014 ya se agotó con la comisión Spanair. De manera que con la normativa en la mano no podría haber una nueva comisión a través de este mecanismo hasta enero de 2015. Justo a tiempo, justo después del 9 de noviembre y de la convocatoria de la consulta.

Instrumento de desgaste

Que la comisión de investigación sobre los Pujol acabe siendo inevitable no quiere decir que sea menos temida por los convergentes, según explican fuentes de CDC. En CiU no les llega la camisa al cuerpo conscientes de que la comisión no sirva para arrojar luz sobre el origen del dinero negro de los Pujol en el extranjero pero que en cambio se convierta en un instrumento de desgaste electoral del partido que ahora gobierna en Cataluña.

Y CiU ya se encuentra muy desgastada. Sus expectativas de voto son malas. ERC ya le saca diez diputados de ventaja en las encuestas y la crisis provocada por la familia Pujol no ayudará a mejorar esta situación precisamente, aunque Jordi Pujol dimita de sus cargos como presidente de CDC, tal y como está previsto que haga en breve.

Oriol Junqueras y Artur Mas, en Parlament. (Efe)
Oriol Junqueras y Artur Mas, en Parlament. (Efe)

Como temen los empresarios catalanes, a medio plazo y con la expectativa de una autonómicas anticipadas en Cataluña, ERC y su líder, Oriol Junqueras son los grandes beneficiados del nuevo panorama. La crisis de los Pujol no se limita al independentismo, como se está interpretando en Madrid, sino que cercena todavía más el poder de una CiU, que precisamente lleva dos años superada por el movimiento independentista.

La comparecencia de Mas

Además la creación de la comisión de investigación alberga una trampa mortal para los convergentes. ¿Se puede constituir una comisión de investigación sobre el dinero negro de los Pujol en el extranjero y no llamar a declarar al que fue conseller de Economía de la Generalitat cuando acontecieron los hechos? Parece muy difícil de justificar. Pero se da la circunstancia de que el titular de la cartera de Economía era entonces Artur Mas i Gavarró, el mismo que ahora preside la Generalitat.

Fuentes del empresariado catalán y de Unió temen que la actual crisis acabe lanzando a CDC a los brazos de ERC, pura y simplemente para que el partido no desaparezca. Se habla de refundar CDC. Pero en Cataluña mucho temen una absorción pura y dura que comenzaría con una entrada de los republicanos en la Generalitat, algo que Junqueras lleva tiempo aplazando

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios