Es noticia
Menú
La eterna espera de Fuente Obejuna: abrir la mina de estaño más grande de Europa
  1. España
  2. Andalucía
UN VALOR DE 1.000 MILLONES DE EUROS

La eterna espera de Fuente Obejuna: abrir la mina de estaño más grande de Europa

El subsuelo de la comarca del Guadiato atesora 26.000 toneladas del material, uno de los más demandados por la industria de la electrónica. El proyecto está pendiente de los permisos necesarios para la explotación

Foto: Una excavadora trabaja en una mina de Andalucía. (Istock)
Una excavadora trabaja en una mina de Andalucía. (Istock)

El subsuelo de Fuente Obejuna esconde el que podría ser uno de los yacimientos más importantes de estaño de Europa. El elemento se ha convertido en una pieza clave para la industria electrónica, para la fabricación de teléfonos móviles o de coches eléctricos, y su demanda ha multiplicado su precio. Así, se podría decir, que los vecinos del municipio que dio título a una de las obras más célebres del Siglo de Oro caminan sobre cerca de 1.000 millones de euros, el precio que podrían valer las 26.000 toneladas que esconde el paraje. Pero, como explican desde el Ayuntamiento, la prudencia manda. Los cantos de sirena de otros proyectos frustrados a lo largo de los últimos años empujan a ser cautos.

La empresa Minas de Estaño de España trabaja en la zona y aunque su intención es abrir una mina que permita la extracción del material, todavía no cuenta con los permisos necesarios. Todo empezó en 2010, unas catas realizadas en la finca La Grana permitieron el hallazgo de una gran cantidad de estaño en un tramo de 1,5 kilómetros. El descubrimiento hizo que grandes compañías se posicionasen para sacar la máxima tajada del subsuelo de la comarca del Guadiato, ante unas cifras que indican que este podría ser uno de los yacimientos más grandes de Europa.

Foto: Piscinas para extraer litio en el desierto de Atacama, Chile, uno de los métodos actuales para la extracción del metal. (Reuters/Iván Alvarado)

En esa carrera, Minas de Estaño de España es la que ha quedado en primer lugar. La firma, filial de la canadiense Stannico, a su vez vinculada a la empresa pública Eurotin del país norteamericano, cuenta con el respaldo de la Junta de Andalucía. El Gobierno de Juanma Moreno ha incluido esta iniciativa en la llamada Unidad Aceleradora de Proyectos. Ésta se encargará de asesorar a la compañía, prestarle asistencia técnica y acortar los tiempos de los trámites burocráticos para iniciar cuanto antes el proyecto. El acompañamiento se mantendrá hasta la ejecución completa.

Después de las investigaciones realizadas en la finca La Grana se llevaron a cabo casi 15 exploraciones más en otras cuatro. En una de ellas, en Oropesa, se han invertido unos nueve millones de euros en todos los trabajos ejecutados hasta la fecha y ahora la idea que está sobre la mesa para recuperar la actividad minera en el Guadiato, es la de abrir una explotación a cielo abierto. Según las cifras aportadas por la compañía, la inversión ascendería a 65 millones de euros y se crearían más de 700 puestos de trabajo para la extracción del elemento. Los cálculos indican que se podrían sacar del subsuelo cordobés cinco millones de toneladas de diferentes materiales, de las que 26.000 serían de estaño.

Foto: EC.

Las cifras, si se traducen a euros, marean gracias a la alta demanda de estaño para la fabricación de material electrónico. Si hace un año la tonelada se pagaba a 20.000 dólares, los últimos días ha superado los 42.000, que multiplicados por el volumen total que se espera extraer rondaría los 1.000 millones de euros. En el yacimiento también se han encontrado cobre, plata o zinc, aunque en un porcentaje que oscila entre el 10 y 15%.

Oportunidad para el pueblo

Fuente Obejuna, localidad de unos 4.500 habitantes, pasa por ser uno de los municipios cordobeses más afectados por la despoblación. En dos décadas ha perdido más de 1.200 vecinos, por lo que la localidad podría ver revertir estas cifras si el proyecto minero acaba llegando a buen puerto. Es la esperanza que albergan en el Ayuntamiento, sin embargo la complejidad de la iniciativa y el fracaso de otras hace que el Consistorio se mantenga en la cautela.

Desde el equipo del Gobierno municipal, encabezado por Silvia Mellado (PSOE), no quieren generar "falsas expectativas" entre los vecinos de la localidad y de la comarca. Y es que ni hay previsión de fecha para iniciar la explotación de la veta de estaño del yacimiento de Oropesa ni permiso de explotación que debe conceder la Junta de Andalucía. Además, hay otras cuestiones de impacto laboral, viabilidad, repercusión medioambiental y de rehabilitación de la zona afectada que se encuentran actualmente en distintas fases de aprobación sin que haya noticias al respecto. Por eso, de momento, en el Ayuntamiento defienden que su papel es de "colaborar" con el Gobierno andaluz y la compañía en la agilización de los trámites para avanzar en la apertura del complejo.

Foto: Fotografía del cartel de película 'Lobos sucios' donde se recrean las minas de wolframio. (EFE/Felipe Rodríguez)

La cautela es generalizada en el municipio. Desde 2012, causas como la recesión económica, la lentitud en los procesos burocráticos relacionados con la concesión de los permisos, la fluctuación del precio del estaño, y la propia pandemia han dilatado el proyecto. Sólo en 2016, Minas de Estaño de España llevó a cabo trabajos a contrarreloj en una finca llamada El Romeral, la cual iba a ser objeto de una última fase de investigación. Desde la compañía indicaron que si se concedía en tiempo y forma el permiso de explotación tendrían margen para empezar a extraer el mineral durante 30 años. Pero la parálisis volvió a escena.

Los permisos para actuar son el último escalón y entre ellos, destaca el de impacto ambiental. Los trabajos podrían influir en la calidad del agua de los acuíferos. La aplicación de productos químicos o los propios desplazamientos de tierra terminarían con la utilidad de estos recursos hídricos.

Mientras que la empresa Minas de Estaño de España no cuente con los permisos correspondientes para abrir y explotar esta mina, la veta localizada a escasos kilómetros de Extremadura seguirá como hasta ahora: albergando una de las grandes reservas de uno de los elementos más codiciados del mercado de la tecnología electrónica. Paradójicamente, el pasado minero del Guadiato podría revitalizar la economía de unos pueblos que se debilitan aceleradamente desde el cierre de las minas de carbón.

El subsuelo de Fuente Obejuna esconde el que podría ser uno de los yacimientos más importantes de estaño de Europa. El elemento se ha convertido en una pieza clave para la industria electrónica, para la fabricación de teléfonos móviles o de coches eléctricos, y su demanda ha multiplicado su precio. Así, se podría decir, que los vecinos del municipio que dio título a una de las obras más célebres del Siglo de Oro caminan sobre cerca de 1.000 millones de euros, el precio que podrían valer las 26.000 toneladas que esconde el paraje. Pero, como explican desde el Ayuntamiento, la prudencia manda. Los cantos de sirena de otros proyectos frustrados a lo largo de los últimos años empujan a ser cautos.

Córdoba