El nuevo método para extraer el metal vital para los coches eléctricos del granito
  1. Tecnología
  2. Novaceno
La lucha contra la crisis del litio

El nuevo método para extraer el metal vital para los coches eléctricos del granito

Un nuevo método de extracción del litio a partir de la mica del granito puede ayudar a retrasar la futura crisis mundial de las baterías que puede acabar con el coche eléctrico

Foto: Piscinas para extraer litio en el desierto de Atacama, Chile, uno de los métodos actuales para la extracción del metal. (Reuters/Iván Alvarado)
Piscinas para extraer litio en el desierto de Atacama, Chile, uno de los métodos actuales para la extracción del metal. (Reuters/Iván Alvarado)

Un equipo de científicos ha descubierto la manera de extraer litio a partir de la mica que comúnmente se encuentra en el granito. Es un proceso vital para que los vehículos eléctricos actuales sean viables a corto y medio plazo: al ritmo de producción actual, podríamos acabar con todo el litio en el mundo antes de 2040 y a la vez provocar una crisis ecológica a nivel mundial.

Foto: La 'batería oceánica' podría solucionar el problema de las renovables. (REUTERS Christian Charisius)

Según una investigación de la Universidad de LUT y la de Augsburgo, esa sería la década en la que no se podrían producir más baterías de litio si no se implementan otro tipo de baterías, procesos de reciclaje, métodos de extracción o generadores como las células de hidrógeno, que también requiere baterías, pero infinitamente más pequeñas que las que podemos encontrar ahora en Teslas y otros vehículos eléctricos. El proceso inventado por la compañía British Lithium podría resolver parte del problema, aunque no es una panacea.

Cómo funciona

El proceso de extracción utiliza la mica encontrada en el granito. En concreto la lepidolita, una mica que contiene litio y aluminio. Según Andrew Smith, CEO de British Lithium, esta es la primera vez que se ha extraído litio de la mica.

Su primera planta experimental la han montado en una cantera de granito. La compañía afirma que esta pequeña planta piloto tiene como objetivo probar su método y comprobar que no es nocivo ni para el medioambiente ni para el ser humano.

placeholder Uno de los científicos de British Lithium, mostrando el carbonato de litio producido con su método a partir de la mica del granito. (British Lithium)
Uno de los científicos de British Lithium, mostrando el carbonato de litio producido con su método a partir de la mica del granito. (British Lithium)

“Nuestro enfoque único de planta piloto incorpora todas las etapas de procesamiento, desde la extracción hasta la producción de carbonato de litio de alta pureza”, aseguran. “Esto incluye triturar, moler y beneficiar el mineral, la calcinación eléctrica propietaria a bajas temperaturas, la lixiviación libre de ácido y múltiples pasos de purificación que incluyen intercambio iónico”. Hacerlo todo en el mismo sitio reducirá el impacto medioambiental de la producción, afirman.

En esta experiencia piloto van a producir cinco kilogramos de carbonato de litio al día, pero según la compañía, su objetivo es construir una fábrica a gran escala para producir 21.000 toneladas al año. Ahora mismo están suministrando estos cinco kilos diarios a productoras de baterías como parte del programa de pruebas.

Crisis económica, ambiental y geopolítica

21.000 toneladas al año es una cantidad considerable, pero una fracción de la producción global, que ascendió a casi medio millón de toneladas en 2021. El mundo cuenta con unas reservas estimadas de unos 73 millones de toneladas, pero no todo este material es de fácil extracción. Mientras, en 2022 se estima ya un déficit de 5.000 toneladas. Según Bloomberg, “los expertos sugieren que necesitaremos 20 veces el nivel de producción actual en los próximos 10 años”.

placeholder Pico de granito en Huangshan, China. (CC/Arne Hückelheim)
Pico de granito en Huangshan, China. (CC/Arne Hückelheim)

Como resultado, los precios de este metal blanco se han disparado, llegando a los 32.600 dólares por tonelada de carbonato de litio extraído del mar a finales del 2021. Un incremento del 413% en menos de un año.

Lo más grave es que la fiebre del coche eléctrico 100% de batería es que esta dependencia del litio y el cobalto, puede ocasionar una crisis comparable a las del petróleo. Primero en el impacto a nivel ambiental. Como describe 'The Guardian' en este artículo sobre la nueva minería del litio en Portugal, el coste ambiental de la fiebre del litio va a ser notable. La Unión Europea está haciendo la vista gorda sobre este impacto con tal de conseguir sus objetivos de electrificación del parque automovilístico a corto plazo.

Foto: Concepto de coche eléctrico A6. (Audi)

Esto último se debe a la segunda parte de la crisis, la geopolítica: la UE necesita desesperadamente tener litio local porque dependemos casi por completo de otros países. El nuevo petróleo no sale de Arabia, Venezuela o Rusia, sino de Australia, Chile, Argentina y China. Y Estados Unidos, uno de los mayores productores de vehículos eléctricos, tampoco está en una buena posición.

Necesitamos una alternativa mejor

La única manera de evitar esta nueva dependencia y un nuevo impacto medioambiental es no depender tanto del litio. Los métodos como el que propone esta compañía británica, suponiendo que realmente funcione como dicen y sea un proceso de extracción eficiente, son parches limitados: las mejores estimaciones, contando el máximo reciclaje de las baterías existentes, nos dan litio solo hasta el 2100.

Necesitamos alternativas urgentes: nuevos tipos de baterías, vehículos de hidrógeno (verde) o las dos cosas. Esto es en lo que debería estar invirtiendo la UE y el resto del mundo en vez de tirar del parche barato de los vehículos eléctricos actuales, con el coste oculto de CO₂ y materiales tóxicos que conllevan. Ahora mismo parece que estamos desnudando a un santo para vestir a otro.

Minería Elon Musk
El redactor recomienda