La 'batería submarina' que promete energía eólica aunque no haya viento
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Energía renovable

La 'batería submarina' que promete energía eólica aunque no haya viento

Un nuevo sistema de almacenamiento de energía para las renovables que permite seguir alimentando la red eléctrica aunque las condiciones climáticas no sean favorables

Foto: La 'batería oceánica' podría solucionar el problema de las renovables. (REUTERS Christian Charisius)
La 'batería oceánica' podría solucionar el problema de las renovables. (REUTERS Christian Charisius)

Ocean Grazer, una empresa creada por investigadores de la Universidad de Groningen, en los Países Bajos, ha presentado un nuevo sistema de almacenamiento que ayudaría a los parques eólicos marinos a seguir aportando energía a la red eléctrica incluso cuando no haya viento. Según la compañía el sistema tiene una altísima eficiencia y apenas requiere mantenimiento.

Foto: Científicos chinos han construido una luna artificial de 60 cm de diámetro. (NASA)

Muchos expertos coinciden en que el futuro de la energía eólica se encuentra en los grandes molinos de viento que ya se están instalando en alta mar. Su enorme tamaño hace que sean más eficientes que los que se colocan en tierra, aunque el coste inicial de instalación sea algo mayor. Pero el problema al que se enfrentan estos molinos, los coloquen donde los coloquen, es que necesitan un sistema de almacenamiento de energía que siga aportando a la red eléctrica aunque las condiciones climáticas no les permitan funcionar correctamente.

Hace unos días, durante la feria tecnológica CES que ha tenido lugar recientemente en Las Vegas, en el estado norteamericano de Nevada, Ocean Grazer presentó un sistema que han llamado ‘Ocean Battery’. La tecnología que utilizan es muy simple y según explica la compañía está inspirada en el funcionamiento de las centrales hidroeléctricas tradicionales.

placeholder La 'batería oceánica' podría solucionar el problema de las renovables. (Ocean Grazer)
La 'batería oceánica' podría solucionar el problema de las renovables. (Ocean Grazer)

Cómo funciona

La ‘batería oceánica’, aseguran sus creadores, consta de unos depósitos de hormigón que hay enterrados bajo el suelo marino y que contienen hasta 20 millones de litros de agua dulce almacenada a baja presión. Cuando la turbina eólica tiene excedente de producción, un sistema de bombas y turbinas lleva el agua a unas cámaras flexibles que reposan un poco más arriba sobre el fondo del mar. Cuando hay demanda de energía, el agua vuelve a los depósitos de hormigón a través de unas turbinas hidráulicas que generan energía suficiente como para seguir alimentando a la red eléctrica.

placeholder Estas estructuras tiene una capacidad de 10 MWh. (Ocean Grazer)
Estas estructuras tiene una capacidad de 10 MWh. (Ocean Grazer)

Ocean Grazer asegura que cada una de estas estructuras tiene una capacidad de 10 MWh y que se pueden añadir más unidades para aumentar esta capacidad cuando sea necesario. El sistema, según afirman, tiene una eficiencia de entre el 70 y el 80 por ciento y puede funcionar de manera interrumpida durante un periodo de más de 20 años.

La compañía estima que tendrá una de estas ‘baterías oceánicas’ instaladas en los Países Bajos en 2023 y acaba de anunciar una nueva inyección de capital que, según afirman, les hará llegar al mercado en muy poco tiempo. Mientras esto sucede, Ocean Grazer dice estar en estos momentos trabajando en una versión que funcione sobre tierra firme y que según sus estimaciones podría estar lista para 2025.

Aún falta más innovación en las renovables

Si queremos dejar de usar combustibles fósiles y cumplir con los compromisos de París, además de aumentar el número de renovables tenemos que crear nueva tecnología para hacerlas todavía más eficientes. La ‘Ocean Battery’ es una posible solución, pero hay otras que van por la misma línea.

El MIT presentó hace unos años un diseño similar a la ‘batería oceánica’ que consiste en unas esferas huecas de hormigón de unos 30 metros de diámetro que sirven a la vez de ancla y como sistema de almacenaje de energía. Según explican los investigadores, cuando hay excedente de energía, una bomba saca el agua de mar que hay dentro de las esferas. Pero en el momento que los molinos se paran, se deja entrar agua dentro de las esferas a través de una turbina conectada a un generador y se produce electricidad.

placeholder Una de estas ‘baterías oceánicas’ se instalará en los Países Bajos en 2023. (Ocean Grazer)
Una de estas ‘baterías oceánicas’ se instalará en los Países Bajos en 2023. (Ocean Grazer)

La compañía noruega Subhydro presentó, casi a la vez que el sistema del MIT, un diseño que en lugar de esferas usaba contenedores. Y este verano, un estudio del Instituto Internacional de Análisis de Sistemas Aplicados de Austria proponía un método que utiliza un motor eléctrico que gracias a la energía sobrante mueve una serie de tuberías llenas de gas comprimido hasta el fondo marino. Cuando se necesita más energía, los tubos se sueltan y suben a la superficie accionando el motor en sentido inverso y convirtiéndolo en un generador de electricidad.

No sabemos cuál de estos diseños se acabará imponiendo o si hará falta echar mano de distintos sistemas en función de las necesidades del lugar donde se instalen. Lo que está claro es que la ‘batería oceánica’, al contrario de lo que sucede con los otros diseños, parece estar muy cerca de convertirse en una realidad. Veremos si lo consigue.

Tendencias de futuro Tecnología
El redactor recomienda