China crea una luna artificial en la Tierra para su programa espacial
  1. Tecnología
  2. Novaceno
carrera a la luna

China crea una luna artificial en la Tierra para su programa espacial

Investigadores chinos han construido una miniluna artificial que recrea las condiciones de gravedad de nuestro satélite y que servirá para preparar las misiones espaciales que vienen

Foto: Científicos chinos han construido una luna artificial de 60 cm de diámetro. (NASA)
Científicos chinos han construido una luna artificial de 60 cm de diámetro. (NASA)

Investigadores de la Universidad de Minería y Tecnología de China, han construido una cámara que recrea en el laboratorio las condiciones de gravedad de la Luna así como los materiales que se encuentran en su superficie. Esta cámara antigravedad, dicen sus creadores, es “la primera de este tipo en el mundo” y servirá para realizar experimentos que ayuden a preparar su inminente llegada a la luna.

Foto: Piscinas para extraer litio en el desierto de Atacama, Chile, uno de los métodos actuales para la extracción del metal. (Reuters/Iván Alvarado)

Según informa el medio hongkonés South China Morning Post (SCMP), la miniluna artificial tiene 60 cm de diámetro y en su superficie hay polvo y rocas que simulan las que forman el paisaje lunar. Cuenta con un campo magnético lo suficientemente fuerte como para contrarrestar la fuerza de la gravedad terrestre y recrear la que hay en la Luna, seis veces menor que la de nuestro planeta. Así puede hacer levitar cosas pequeñas como una castaña o animales de poco tamaño como una rana.

El investigador jefe del proyecto, el profesor Li Ruilin, asegura que, al contrario de lo que pasa con otros métodos que simulan la baja gravedad durante un corto periodo de tiempo, su sistema puede emplearse tanto tiempo como sea necesario. Además el tamaño estos simuladores es mucho más pequeño que el que han presentado los investigadores chinos y los experimentos que se pueden hacer con ellos están más limitados. "Algunos experimentos, como una prueba de impacto, sólo necesitan unos segundos [en el simulador]. Pero otros, como las pruebas de resistencia, pueden llevar varios días", explica Li.

placeholder Así funciona la miniluna artificial china. (CUMT)
Así funciona la miniluna artificial china. (CUMT)

La inspiración para crear este sistema, admite Li, viene de un trabajo previo sobre levitación magnética del físico ruso André Geim, doble ganador del premio Nobel. "La levitación magnética no es ciertamente lo mismo que la antigravedad, pero hay una variedad de situaciones en las que imitar la microgravedad mediante campos magnéticos podría ser muy valiosa para prepararse para los retos la investigación espacial", asegura Li en declaraciones al medio hongkonés.

La miniluna se encuentra en un centro de investigación en la ciudad de Xuzhou, al este del país, y según el SCMP será presentada de manera oficial en unos pocos meses. Este simulador permitirá a los científicos probar los equipos y técnicas — como la construcción de infraestructuras con impresoras 3D— en unas condiciones similares al exigente entorno lunar y ayudará a evitar errores de cálculo que se pueden traducir en un coste económico enorme.

La nueva carrera a la Luna

China está acelerando sus misiones a la Luna y hace poco anunció su intención de adelantar la construcción de su base lunar permanente, que cuenta con la colaboración de Rusia, a 2027. Ocho años antes de lo previsto. Las prisas responden a un cambio estratégico del gobierno chino en cuanto a su política espacial. Si antes aseguraban en público que su país no tenía intención de entrar en una carrera espacial con el resto de naciones, ahora su acciones demuestran un giro radical en sus posturas.

China no ha firmado los Acuerdos Artemisa, un pacto entre naciones que es heredero del Tratado del Espacio Exterior firmado en 1967 y auspiciado por Naciones Unidas. Estos acuerdos ponen de manifiesto la necesidad de la colaboración pacífica entre naciones como base fundamental de la exploración espacial y promulgan la transparencia en sus misiones científicas y de exploración.

placeholder Configuración final de la Estación Espacial China(CMSEO)
Configuración final de la Estación Espacial China(CMSEO)

China no se fía del liderazgo americano y a través de Zhang Chongfeng, el diseñador jefe adjunto del programa espacial chino, asegura que estos acuerdos solo sirven para que EE.UU. pueda apoderarse de la luna y todos sus recursos.

Por su parte, EE.UU. ya ha anunciado en varias ocasiones el retraso de su Misión Artemisa debido a problemas legales y burocráticos. Esta misión también tiene como objetivo final establecer una colonia en nuestro satélite y en ella también participan otras agencias espaciales como la europea, la japonesa o la canadiense.

Hay voces dentro de la comunidad china que hablan de los beneficios de la colaboración entre los dos países. Si esta colaboración finalmente no se produce hay muchas posibilidades de que acabemos presenciando una nueva entrega de la conquista del lejano oeste, pero en versión espacial.

Espacio Tendencias de futuro Animales Investigación