Raíces incandescentes: el riesgo latente bajo la tierra de Sierra Bermeja
  1. España
  2. Andalucía
"Plan de liquidación"

Raíces incandescentes: el riesgo latente bajo la tierra de Sierra Bermeja

Los trabajos se centrarán en las próximas semanas en detectar los puntos calientes que están en el subsuelo y que podrían provocar los llamados 'incendios zombis'

placeholder Foto: El incendio ha afectado a más de 10.000 hectáreas. (EFE)
El incendio ha afectado a más de 10.000 hectáreas. (EFE)

Tras cinco días peleando contra las llamas que han devorado 10.000 hectáreas de Sierra Bermeja (Málaga), los especialistas del Plan Infoca continuarán durante “una, dos o tres semanas” realizando una labor “quirúrgica” con la que minimizar un riesgo latente bajo tierra. Un “plan de liquidación” con el que detectar y prevenir los llamados 'incendios zombis' que pueden provocar las raíces incandescentes de los árboles que han sido calcinados.

Lo advertía este martes el director del Centro Operativo Regional (COR) del Plan Infoca, Juan Sánchez, quien comparecía para ofrecer detalles después de que a las 6:45 de la mañana se hubiese dado por controlado un fuego forestal que ha acumulado numerosos adjetivos por su voracidad y capacidad de destrucción.

“Nos quedan una, dos o tres semanas de trabajo” porque “aún hay puntos calientes”. “Y van a salir en cuanto acabe la lluvia y aparezca el sol”, señaló el experto, que advertía: “Los árboles centenarios que ahí teníamos tienen unas raíces grandes que van a estar ardiendo durante mucho tiempo”.

Foto: Recreación de cómo provoca un incendio un "rayo latente". (Plan Infoca)

Sánchez describió una labor de prospección “quirúrgica” para hacer aflorar estos incendios de ‘mecha lenta’ que permanecen en letargo hasta que se revelan en la superficie en forma de llama. “Trabajamos en todo el perímetro buscando puntos calientes, cavando y sacando todas las ascuas que hay bajo tierra o inundándolas con agua; por lo que probablemente, durante varios días, veamos medios aéreos descargando en esas zonas”, precisó. “No es sencillo, será duro, pero llevadero”.

Este responsable del Infoca recordó que, aunque “no hay riesgo real de que la situación actual evolucione a otro incendio, podría hacerlo si no actuamos”, por lo que, “una vez controlado, se pone en marcha un plan de liquidación”. En el mismo, después de que se bajara el nivel de alerta de 2 a 0, y se acordara la retirada de la Unidad Militar de Emergencia (UME) y los efectivos venidos de otros comunidades autónomas, están participando desde este martes cinco grupos de intervención compuestos cada uno por tres retenes y un camión autobomba.

Se cavará y sacarán todas las ascuas que hay bajo tierra o se apagarán con agua

“Son aproximadamente 200 personas distribuidas en dos turnos -mañana y noche-”, por lo que “hemos reducido a algo menos de la mitad los bomberos que hemos desplegado durante la extinción”.

Los medios aéreos, al igual que los terrestres, van a estar actuando un par de semanas porque “la carga de combustible es muy alta”, aunque en esta fase del operativo el protagonismo será para los 11 helicópteros que seguirán sobrevolando Sierra Bermeja. “La labor que queda es muy puntual, de raíces”, y para ella es “mucho más adecuado” este tipo de aeronaves.

Foto: Las llamas han calcinado los bosques de Sierra Bermeja, en Málaga. (EFE)

Una de las grandes batallas que han librado los efectivos del dispositivo de extinción ha sido mantener a salvo el pinsapar que se extiende por Sierra Bermeja. Un espacio de gran valor ecológico que Juan Sánchez describió como “una isla verde” en el negro generalizado con que el fuego ha teñido la zona.

La gran “mayoría” de los ejemplares adultos han podido esquivar las llamas, no así los que compartían terreno con pinos, que han resultado “más afectados”.

placeholder Imagen del puesto de mando avanzado, que se ha comenzado a levantar este martes. (Junta de Andalucía)
Imagen del puesto de mando avanzado, que se ha comenzado a levantar este martes. (Junta de Andalucía)

En este contexto, la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, informó de que su departamento ha iniciado los trámites para poner en marcha la fase de “emergencia” que determine la situación del terreno como paso previo a la reforestación. Para llevarla a cabo, anunció que se organizará un comité técnico en el que se contará con la presencia de expertos universitarios que ayuden en la recuperación de esta “impresionante joya medioambiental” a través de un programa que “genere empleo verde y posibilidades a la zona”.

Crespo no fijó plazos, pero puso como ejemplo la gestión que se ha realizado tras el fuego de Almonaster (Huelva), el mayor que se produjo en 2020 en España, con 12.101 hectáreas afectadas, y donde los trabajos de regeneración comenzaron un mes y medio después de la extinción.

Lecciones de un gran incendio

¿Pero qué lecciones se pueden sacar de este siniestro? El director del COR del Plan Infoca declaró que las conclusiones sobre su virulencia son visibles en la gran superficie afectada y en que el trabajo ejecutado "ha sido durísimo". Pero “nos queda por estudiar cómo determinamos las previsiones meteorológicas en situaciones tan complejas” o “cómo adecuamos determinados procedimientos para incendios que se pueden atacar con muy poco personal”.

Hay que estudiar cómo atacar incendios que no permiten intervenir a muchas personas

También “nos queda por estudiar y explicar a los ciudadanos todo ese tema”, dijo el experto con un tono reivindicativo, porque, aunque “he estado pendiente de la extinción, y poco más, me ha llegado que la gente no comprendía por qué no se desplazaban más efectivos y aviones para apagar el fuego”. “Animo a que cualquiera entienda que, por ejemplo, en una vereda de montaña, en la que se va en fila de a uno, el que trabaja es el que va delante. Los demás no pueden hacerlo porque no caben. Eso es lo que ha estado pasando en este incendio”, se desahogó.

Juan Sánchez incidió en que “las tareas de liquidación van a ser largas”, y eso que, “gracias a la lluvia, probablemente, hemos ahorrado un par de semanas”. Las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) son que se produzcan nuevas precipitaciones a lo largo de la mañana de este miércoles. Descargas que previsiblemente facilitarán las tareas de extinción pendientes.

El presidente de la Diputación Provincial, Francisco Salado, por su parte, anunció que solicitará al Gobierno central que declaré zona catastrófica el lugar y consideró prioritario reparar los daños que se hayan producido en infraestructuras básicas. El Ayuntamiento de Estepona, uno de los municipios afectados, se ha sumado a esta petición.

Moreno reclama que suban las penas por los delitos de incendio

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, insistió este martes en la necesidad de que se modifiquen al alza las penas recogidas en el Código Penal para los delitos de incendio forestal y remarcó que el fuego que ha asolado Sierra Bermeja fue “clarísimamente” intencionado.

En declaraciones a Onda Cero, se mostró dispuesto a llevar una iniciativa a su grupo parlamentario para que llegue al Congreso y afirmó que va a hacer de este asunto “una batalla”.

Moreno recordó que, además de los pirómanos con problemas mentales, se han registrado fuegos forestales provocados por narcotraficantes para desviar la atención de los cuerpos de seguridad.

Pero esta no sería la única acción legislativa que provocaría el suceso ocurrido en la provincia malagueña. Unidas Podemos solicitará a la Cámara Baja una modificación de la Ley de Montes para que se prohíba construir en terrenos forestales incendiados.

El anuncio lo realizó el portavoz de la formación en Andalucía y coordinador general de IU en la región, Toni Valero, que consideró imprescindible que “nadie puede enriquecerse a costa de un drama” como el de Sierra Bermeja, por lo que apostó por recuperar el veto a la recalificación de los terrenos incendiados que, según criticó, anuló el Gobierno de Mariano Rajoy en 2015.

Incendios Málaga Medio ambiente Naturaleza