La andaluza Unicaja es ya el quinto banco del país tras integrar a la asturiana Liberbank
  1. España
  2. Andalucía
Mantiene el nombre y la sede en Málaga

La andaluza Unicaja es ya el quinto banco del país tras integrar a la asturiana Liberbank

La nueva entidad cuenta con un volumen de activos de 113.000 millones y 4,5 millones de clientes a los que atiende con 9.700 empleados, de los que cerca de 2.000 podrían salir

placeholder Foto: Manuel Azuaga y Manuel Menéndez, presidente y consejero delegado de Unicaja Banco.
Manuel Azuaga y Manuel Menéndez, presidente y consejero delegado de Unicaja Banco.

Han pasado más de 20 años desde que Manuel Chaves y su consejera Magdalena Álvarez intentaran unir las cinco cajas de ahorro andaluzas para que la región tuviera una mayor fortaleza en el sistema financiero nacional. Pero los históricos localismos hicieron imposible la propuesta.

Las cajas sevillanas, El Monte y San Fernando, se unieron en Cajasol para hacer valer su peso, pero terminaron absorbidas por Caixa; La General de Granada también prefirió unirse a Caja Murcia antes que con su vecina malagueña, aunque tras aquella operación en BMN terminó siendo absorbida por Bankia, que ahora también está bajo la órbita de CaixaBank. Finalmente, la cordobesa Cajasur tuvo que ser rescatada por el Gobierno y vendida a la vasca Kutxabank.

Solo la malagueña Unicaja, presidida desde 1991 por el incombustible Braulio Medel, se mantuvo firme desoyendo pretendientes y decidió emprender una carrera en solitario en la que solo aceptaría aquellas fusiones en las que la entidad andaluza liderara la operación y saliera reforzada.

Primero absorbió a la pequeña Caja de Jaén en el año 2009, y posteriormente apuntó alto y consiguió una compleja integración de la castellano-leonesa CEISS (formada por Caja España y Caja Duero), que concluyó en el año 2018.

Foto: Sede de Liberbank. (EFE)

En los últimos tres años, la presión de las autoridades españolas y europeas, que impulsan una mayor concentración bancaria para afianzar el sistema financiero, ha llevado a la fusión de la andaluza Unicaja Banco con la asturiana Liberbank. Esta operación se frustró en primavera del pasado año por la falta de acuerdo sobre el peso de cada una en la nueva entidad.

Sin embargo, tal y como adelantó El Confidencial en septiembre, la operación se retomó a principios de curso y se aprobó a final de año, a pesar de importantes discrepancias en torno a la gobernanza de la entidad resultante dentro de dos años. De hecho, ambas partes acordaron dejarla abierta y que el presidente de Unicaja Banco siga siendo Manuel Azuaga hasta su jubilación dentro de dos años, con Manuel Menéndez (actual presidente de Liberbank) como consejero delegado, si bien será en el año 2023 cuando se decida quién lidera al quinto banco español.

Sí hubo acuerdo en la participación de cada entidad: un 40,5% de Liberbank, y un 59,5% de Unicaja, que hace prevalecer su sede malagueña y su nombre, aunque la marca comercial de la asturiana se mantendrá en aquellos territorios en los que opera durante estos dos años de transición.

Este viernes se registró la escritura pública de fusión, firmada ya el pasado lunes, en el Registro Mercantil de Málaga, y el lunes comenzará a cotizar la nueva entidad, que recibió recientemente el visto bueno de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) con la única condición de revisar su alta concentración de oficinas en la provincia de Cáceres, la única en la que ambas entidades detectan duplicidades.

Foto: Manuel Menéndez, consejero delegado de Liberbank. (EFE)

De esa forma, la entidad que nació en 1991 fruto de la integración de entidades tan históricas como las cajas de ahorros de Cádiz (1884), Almería (1900), Antequera (1904), Ronda (1909) y Málaga (1949), se convierte hoy en el único banco andaluz y en la quinta entidad financiera española, por detrás de Santander, BBVA, CaixaBank y Sabadell.

El nuevo banco opera ya en el 80% de territorio nacional, con especial implantación en Andalucía, Extremadura, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cantabria y Asturias, donde mantendrá su fuerte presencia en el mundo rural. Unicaja Banco cuenta con un volumen de activos cercano a los 113.000 millones de euros y refuerza su posición en banca minorista en España, con más de 4,5 millones de clientes y cuotas de mercado sustanciales en todos los productos clave: depósitos (4,7%), créditos (4,2%) y recursos fuera de balance (3,3%).

Uno de los retos de la nueva entidad es redimensionarse y mejorar la eficiencia. En estos momentos, la nueva Unicaja Banco cuenta con unos 9.700 empleados en 1.400 oficinas con 2.700 cajeros automáticos. La dirección aún no ha hecho público los ajustes necesarios, pero se estima que entre 1.700 y 2.000 empleados podrían salir en los próximos dos años, la mayoría con prejubilaciones y salidas pactadas.

La empresa anunció en diciembre que los costes de reestructuración se elevan a unos 540 millones de euros, de los que el 70%, unos 378 millones se dedicarán a ese ajuste de plantilla y cierre de oficinas, mientras que el 30% restante, unos 162 millones, se destinarán a cubrir el deterioro de activos y a la integración tecnológica de los dos bancos.

Foto: (EFE)

Con la culminación de la integración jurídica de Liberbank en Unicaja Banco, los clientes de la asturiana, que pasan a ser clientes de la andaluza, no tendrán, durante el período transitorio hasta que se produzca la plena integración tecnológica y operativa, ningún impacto en su operatoria bancaria. Unicaja Banco se subroga, por sucesión universal, en todos los derechos y obligaciones de Liberbank. Este cambio se produce con el mantenimiento de las condiciones de los contratos que tenía concertados con sus clientes, tanto de créditos y préstamos como de ahorro e inversión.

Los hasta ahora clientes del banco asturiano no tienen que realizar ningún trámite ni gestión. De momento, las cuentas corrientes y las libretas de ahorro no cambiarán de numeración, y no habrá ningún cambio en la domiciliación de recibos ni en las transferencias. En cuanto a los medios de pago, los clientes procedentes de Liberbank podrán seguir operando con sus tarjetas emitidas, por el momento, sin cambios operativos, al tiempo que se amplía la red de cajeros propios, al sumar sus 1.250 cajeros a la red de Unicaja Banco, de tal forma que la entidad pone a disposición de sus clientes una red total de en torno a 2.700 cajeros propios.

Los Consejos de Administración de Unicaja Banco y de Liberbank fijaron, dentro del Proyecto Común de Fusión, el tipo de canje, que posteriormente fue aprobado por las respectivas Juntas Generales de Accionistas, por el que, en virtud de esta operación, los accionistas de Liberbank reciben acciones de nueva emisión de Unicaja Banco, de las mismas características y con los mismos derechos de las acciones existentes, en la proporción de 1 acción de Unicaja Banco por cada 2,7705 acciones de Liberbank.

Para la ejecución de la operación, Unicaja Banco aprobó en su Junta General del 31 de marzo una ampliación de capital, sin derecho de suscripción preferente por sus accionistas, en la cuantía necesaria para atender el citado canje de las acciones Liberbank, lo que ha supuesto un total de 1.075,07 millones de acciones de 1 euro de valor nominal cada una.

Foto: Reuters

Tras la ampliación de capital llevada a cabo para la ejecución del canje, Unicaja Banco tiene un capital social de 2.654,83 millones de euros, dividido en acciones de 1 euro de valor nominal. Las acciones de Liberbank han dejado de cotizar a partir de hoy viernes 30 de julio (siendo hoy la última sesión de su cotización) y el próximo lunes día 2 de agosto comienzan a cotizar las nuevas acciones de Unicaja Banco emitidas para atender el canje de la fusión.

El Consejo de Administración, tras la integración legal, está formado por 15 miembros, de los que dos son consejeros ejecutivos, siete dominicales y seis independientes. Tras la renovación parcial del Consejo de Unicaja Banco, con motivo de la fusión, tiene como Presidente Ejecutivo a Manuel Azuaga, que continúa en su actual cargo de Presidente Ejecutivo, y como Consejero Delegado a Manuel Menéndez (hasta ahora Consejero Delegado de Liberbank).

Este nuevo órgano continúa cumpliendo con los estándares de gobierno corporativo en cuanto a presencia de consejeros independientes (40% del total de miembros) y de mujeres consejeras (un tercio del Consejo), siguiendo así las recomendaciones del Código de Buen Gobierno de las sociedades cotizadas de la CNMV. Entre ellos ha incluido a Manuel Conthe, el jurista y economista que fuera presidente de la CNMV de 2004 a 2007.

El Presidente de Unicaja ha señalado que “con la fusión hemos conformado la quinta entidad española por volumen de activos, siendo entidad de referencia en seis CCAA

En concreto, en el Consejo de Administración estarán sentados Manuel Azuaga Moreno, presidente ejecutivo; Manuel Menéndez, consejero delegado; Juan Fraile Cantón, vicepresidente (Dominical); Teresa Sáez Ponte, secretaria del Consejo de Administración (Dominical); María Luisa Arjonilla López, vocal (Independiente); Ana Bolado Valle, vocal (Independiente); Manuel Conthe Gutiérrez, vocal (Independiente); Jorge Delclaux Bravo, Vocal (Independiente); Felipe Fernández, vocal (Dominical); María Luisa Garaña Corces, vocal (Independiente); Manuel González Cid, vocal (Independiente); Petra Mateos-Aparicio Morales, vocal (Dominical); Manuel Muela Martín-Buitrago, vocal (Dominical); Ernesto Luis Tinajero Flores, vocal (Dominical); y David Vaamonde Juanatey, vocal (Dominical).

El Presidente de Unicaja Banco, Manuel Azuaga, ha señalado que “con la fusión hemos conformado la quinta entidad española por volumen de activos, siendo entidad de referencia en seis Comunidades Autónomas, con una situación de fortaleza financiera, y un mayor tamaño que permitirá afrontar mejor los desafíos a los que se enfrenta el sector, y continuar apoyando la recuperación económica del país, manteniendo la cercanía y vinculación al territorio como valores compartidos por las dos entidades y la senda de las buenas prácticas de gobierno corporativo”.

Por su parte, Manuel Menéndez, consejero delegado de la entidad, ha destacado que “la operación aportará valor para accionistas, clientes y empleados, mejorando los niveles de eficiencia y rentabilidad, y permitirá reforzar la posición de mercado en banca minorista, con un balance robusto y de calidad, y, asimismo, seguir respaldando a las familias y empresas en la satisfacción de sus necesidades financieras”.

Cajas de Ahorros Magdalena Álvarez Antonio Pulido Ahorro e inversión CNMC Cádiz CNMV Almería Gobierno Corporativo Manuel Conthe Braulio Medel Manuel Menéndez Banco Ceiss Manuel Chaves Primavera Málaga Cajasol UNIR Accionistas Sistema financiero Noticias de Andalucía
El redactor recomienda