La tensión del PP andaluz y Génova vuelve a dispararse por el Ayuntamiento de Sevilla
  1. España
  2. Andalucía
EL PULSO SE REABRE

La tensión del PP andaluz y Génova vuelve a dispararse por el Ayuntamiento de Sevilla

Moreno pide parar el relevo de Beltrán Pérez pactado con Madrid en la portavocía municipal y la dirección sevillana congela el acuerdo y frena la integración en la ejecutiva

placeholder Foto: El presidente de Andalucía, Juanma Moreno (d), conversa con el líder del PP, Pablo Casado. (EFE)
El presidente de Andalucía, Juanma Moreno (d), conversa con el líder del PP, Pablo Casado. (EFE)

El pulso entre el PP andaluz y el partido en Sevilla vuelve, contra pronóstico, a estar abierto. El motivo esta vez es el control del Ayuntamiento de Sevilla, donde el PP está en la oposición. Tras alcanzar un pacto con Génova para el relevo del que fue candidato y era portavoz municipal de los populares, Beltrán Pérez, todo se ha ido por el desagüe una vez más.

Pérez, que se despidió públicamente de la portavocía en un emotivo discurso público en el pleno, plegaba velas y continuará en esa responsabilidad. De momento, no ha registrado oficialmente su renuncia en el ayuntamiento. El motivo que alega, según fuentes próximas a quien fue candidato a la alcaldía sevillana, es que esa es la petición expresa del líder del partido en Andalucía, Juan Manuel Moreno, a Pablo Casado. Hablan de “un pacto” entre ambos dirigentes que desde la dirección nacional matizan y mucho. No quieren que metan a Casado en esto y remiten al acuerdo cerrado por el secretario general, Teodoro García Egea.

Pérez, que ya tenía su renuncia plasmada en una carta custodiada por el PP andaluz y sus cosas recogidas en cajas en el despacho, se queda. O “retrasa su salida”, según quien explique lo que está sucediendo. Se demuestra que el acuerdo con el que se quería sellar la paz era muy frágil. Él, que anunció su retirada de la política tras 18 años como concejal y aseguró que emprendería una nueva etapa en la empresa privada, traslada a los suyos que lo han puesto en mitad de "una melé" de la que quiere que le dejen salir.

Cita en San Telmo

Un mes atrás, el PP celebraba que la batalla interna en Sevilla, que había enfrentado a Génova y a la dirección del partido en Andalucía, estaba enterrada. Se cerró un acuerdo de integración, comunicaron entonces, en el que la líder del PP de Sevilla, Virginia Pérez, pactaba con su rival en las primarias del partido, Juan Ávila, alcalde de Carmona, una ejecutiva de integración con “todas las sensibilidades”. El PP andaluz agradeció "la enorme generosidad" mostrada por ambas partes.

Fue el 24 de mayo. Ese mismo día, lunes, se celebró en San Telmo una reunión entre la presidenta del PP sevillano y el presidente andaluz que culminó en ese acuerdo. “Cordial”, según fuentes próximas a Moreno. Días después, ambos dirigentes comunicarían su baja por dar positivo en covid.

Foto: El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. (EFE)

Tras ese acuerdo, todas las partes respiraron aliviadas. La dirección de Pablo Casado no quiere pulsos abiertos con el presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, que avaló a Ávila y perdió en aquella guerra del PP sevillano. Desde la ejecutiva andaluza, también daban por cerrada con alegría una batalla interna en la que admiten que se habían dejado demasiados pelos en la gatera y que al final había expuesto a Moreno y Casado en un pulso que, todos admitían a toro pasado, había sido “innecesario”.

Casi un mes antes de que se anunciara ese acuerdo, Beltrán Pérez se fue a Madrid y se reunió en Génova con la vicesecretaria de Organización, Ana Beltrán. Allí quedó claro que dejaría la portavocía. Era parte de ese pacto. Todo iba sobre ruedas hasta que Juan Espadas ganó las primarias del PSOE andaluz el pasado 13 de junio. En ese momento, el PP andaluz cambió todo lo que se había acordado.

Bendodo, en acción

Desde ese momento, la dirección de Moreno, con el presidente del PP de Málaga, Elías Bendodo, y la secretaria general del partido en Andalucía, Loles López, como interlocutores, cambió de parecer. Señalaron que la marcha de Espadas situaba al PP en el Ayuntamiento de Sevilla en una posición de ventaja y que era mejor que siguiera Beltrán Pérez ejerciendo la oposición que sustituirlo por Juan de la Rosa, un perfil que tildan de “poco agresivo” y demasiado blando para sacar partido a la situación de interinidad que el salto de Espadas al PSOE andaluz abrirá en el consistorio hispalense.

Foto: La presidenta del PP de Sevilla, Virginia Pérez. (EFE)

Fue Bendodo, según ha podido saber este periódico, quien comunicó a la presidenta del PP de Sevilla, Virginia Pérez, la nueva orden para el consistorio hispalense. La presidenta del partido en Sevilla respondió suspendiendo la reunión de la ejecutiva provincial prevista este viernes y que iba a ratificar todos los cambios en la dirección del partido, bendiciendo la integración que ya había sido acordada. Ayer, a última hora de la tarde, los miembros del PP sevillano recibían un mensaje en el que se explicaba que "por unanimidad del comité de dirección celebrado hoy miércoles, 23 de junio, queda desconvocado el comité ejecutivo provincial extraordinario y urgente, del próximo viernes, 25 de junio". El mensaje iba firmado por Juan de la Rosa, secretario general del PP sevillano y quien estaba llamado a ser nuevo portavoz municipal.

No se sabe ahora qué va a pasar. Todas las partes en liza advierten de que el acuerdo no está roto y confían en que se acabe cumpliendo. “Es una cuestión que el PP andaluz debe resolver”, advierten desde Génova, sin ocultar su estupefacción por cómo ha terminado, de nuevo, todo saltando por los aires. Insisten en que no van a actuar para destituir de forma unilateral a Beltrán Pérez. "Si quiere seguir, que siga. Ellos sabrán", se limitan a comunicar. Eso sí, avalan que Virginia Pérez haya dado por suspendido el acuerdo de integración en la dirección sevillana.

placeholder El alcalde de Tomares, José Luis Sanz (d). (EFE)
El alcalde de Tomares, José Luis Sanz (d). (EFE)

Un nombre: José Luis Sanz

El control por la portavocía del ayuntamiento no es baladí. Fuentes del PP, en Sevilla y Madrid, trasladan su convencimiento de que la dirección andaluza quiere controlar la designación del futuro candidato a la alcaldía. Desde Génova, apuestan por el actual alcalde de Tomares, José Luis Sanz, que tras cosechar su segunda mayoría absoluta, frenando a Cs y dejando a Vox fuera del ayuntamiento, encadena ya su tercer mandato municipal en este municipio sevillano. Su salto al consistorio de la capital andaluza, defienden desde el partido de Casado, sería una apuesta segura para ganar de nuevo la alcaldía.

Pero en el PP andaluz no quieren a Sanz como candidato. El expupilo de Javier Arenas, que rompió relaciones con quien fue su mentor y que era el elegido por la dirección andaluza para relevar a Juan Ignacio Zoido al frente del partido, fue descabalgado por Moreno, una apuesta directa de Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría. Sanz se retiró a un segundo plano y se dedicó al Ayuntamiento de Tomares. Sin embargo, entre las personas que asesoran al presidente andaluz, hay quien considera que su vuelta a la primera línea puede generar un ruido innecesario. "A Moreno hay quien lo está asesorando muy mal. Es una pena", se limitan a decir desde Génova, apuntando, una vez más, a Bendodo y Arenas.

El pulso entre el PP andaluz y el partido en Sevilla vuelve, contra pronóstico, a estar abierto. El motivo esta vez es el control del Ayuntamiento de Sevilla, donde el PP está en la oposición. Tras alcanzar un pacto con Génova para el relevo del que fue candidato y era portavoz municipal de los populares, Beltrán Pérez, todo se ha ido por el desagüe una vez más.

Partido Popular (PP) Pablo Casado Sevilla Teodoro García Egea PSOE Javier Arenas Juanma Moreno
El redactor recomienda