La candidata de Génova gana con claridad en la pugna por la presidencia del PP en Sevilla
  1. España
CRISIS INTERNA

La candidata de Génova gana con claridad en la pugna por la presidencia del PP en Sevilla

La presidenta del PP de Sevilla, Virginia Pérez, ha ganado con claridad a su oponente, Juan Ávila, con un 61% de los votos en la primera vuelta de las elecciones celebradas ayer

Foto: La ganadora de la presidencia del PP de Sevilla, Virginia Pérez. (EFE)
La ganadora de la presidencia del PP de Sevilla, Virginia Pérez. (EFE)

La actual presidenta del Partido Popular de Sevilla, Virginia Pérez, logró ayer una nítida victoria en la primera vuelta de las elecciones que este partido celebró para designar a su nuevo presidente provincial. Los comicios han estado marcados por acusaciones mutuas de irregularidades y fraude, que desembocaron en un áspero choque entre el aparato del PP en Andalucía y la dirección nacional.

Pérez es la clara vencedora de las votaciones en las que participaron 1.918 afiliados. De ellos, 1.176 respaldaron la candidatura de la actual presidenta mientras que 742 dieron su apoyo a Juan Ávila. Según el recuento provisional, que comenzó al cierre de las urnas y fue dado a conocer a última hora de la noche, Virginia Pérez, que ya accedió a la presidencia del PP sevillano en otros comicios marcados por la polémica, se impuso a su rival, el alcalde de Carmona, Juan Ávila, en seis de los 11 distritos de la capital por un total de 288 votos contra 251.

Gracias a esta victoria, Pérez concurrirá en solitario al congreso provincial del próximo sábado, donde debe ratificarse su elección, ya que al haber logrado superar a su rival por más de un 15% de los votos (61%-38,6%) Ávila no pasará a la segunda vuelta.

Foto: Pablo Casado junto al jefe del Ejecutivo andaluz, Juanma Moreno. (EFE)

Pérez, oficiosamente la candidata de Génova, también derrotó a su rival todavía con mayor contundencia en la votación celebrada entre los afiliados de Nuevas Generaciones en Sevilla, entre los que obtuvo 85 votos por dos para Juan Ávila.

Virginia Pérez llegó en 2017 a la presidencia de los populares en Sevilla con otra votación al límite, que se zanjó con solo 24 sufragios de diferencia y que también estuvo salpicada de denuncias de irregularidades y pucherazo. En aquella ocasión ella fue la candidata de la parte a la que ahora se ha enfrentado, es decir, del aparato andaluz y de los fieles de Javier Arenas, que siguen conservando una notable cuota de poder en Sevilla.

El candidato derrotado, un recién llegado al partido, es reconocido por muchos militantes como un hombre bueno y alejado de los conflictos. Juan Ávila se lanzó a estas elecciones tras almorzar con Juan Manuel Moreno en su pueblo, Carmona, el pasado 1 de marzo. Muchos dudan, no obstante, de que su derrota termine definitivamente con el enfrentamiento que desangra al PP sevillano desde hace varios años.

Sevilla
El redactor recomienda