El sector aeronáutico busca en Sevilla su hoja de ruta para sortear 'turbulencias' hasta 2025
  1. España
  2. Andalucía
Airbus, Boeing, Embraer...

El sector aeronáutico busca en Sevilla su hoja de ruta para sortear 'turbulencias' hasta 2025

Los fondos europeos y los recortes de Airbus centran la atención en la cumbre que hoy comienza en la capital andaluza mirando al espacio y a la industria militar para poder crecer

placeholder Foto: Logo de Airbus. (Reuters)
Logo de Airbus. (Reuters)

En otoño de 2019, los dos gigantes mundiales de la aviación, la americana Boeing y la europea Airbus, se frotaban las manos tras hacer públicas sus previsiones sobre el número de aviones que iban a precisar las aerolíneas hasta 2038, tanto para la renovación de flotas como para su ampliación.

Las proyecciones de las dos firmas señalaban que el mercado pasaría de los 23.000 aviones actuales a una flota global de cerca de 48.000. Airbus y Boeing estimaban que en los próximos 20 años se construirían unos 40.000 aviones, por valor de unos cinco billones de euros. Y como ejemplo, recordaban que, según la Asociación Internacional de Compañías Aéreas (IATA), 2018 se cerró con más de 4.000 millones de personas que se movieron por el mundo en aviones.

Dos años después, el sector aeronáutico vive la mayor crisis de su centenaria historia tras una pandemia mundial que ha tenido en tierra a miles de aviones, dejando imágenes de aeropuertos llenos de aeronaves aparcadas, que ha llevado a la quiebra a varias compañías y que amenaza con tardar en remontar el vuelo.

placeholder Planta de San Pablo, en Sevilla, de Airbus. (EFE)
Planta de San Pablo, en Sevilla, de Airbus. (EFE)

La famosa recuperación anunciada en forma de V fue un espejismo en este sector, y en estos momentos los expertos señalan que el mercado no se recuperará hasta 2025, aproximadamente, para alcanzar parámetros similares a los previos al covid. Por ello, tanto las grandes compañías mundiales como cientos de proveedores han cambiado sus planes de futuro para adaptarse a una situación que va a ser compleja en los próximos años.

Con este entorno, hoy comienza en Sevilla la quinta edición de Aerospace and Defense Meetings-ADM Sevilla 2021, el mayor evento de negocios del sector aeroespacial de España y uno de los principales de Europa. Este encuentro se celebra cada dos años en la capital andaluza desde 2012, pero el pasado año fue aplazado por la pandemia. Este año, se realizará de forma semipresencial y el próximo año volverá a celebrarse en su formato habitual.

Foto: Avión A400M en la planta de San Pablo, en Sevilla. (EFE)

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, abrirá esta cumbre, que organiza la Administración andaluza a través de su agencia de promoción exterior, Extenda, con Airbus como patrocinador principal, y con los tres fabricantes de primer nivel (Tier 1) de aeroestructuras de España, Alestis, Aernova y Aciturri.

ADM Sevilla 2021 cuenta con un total de 183 empresas inscritas, procedentes de 18 países diferentes. El objetivo fundamental de esta cita es impulsar el conocimiento a nivel mundial y las oportunidades de negocio de la industria aeroespacial andaluza y española en las ramas civil, militar y espacial.

El Ejecutivo ha anunciado que el sector contará con uno de los seis grandes planes estratégicos previstos en los fondos Next Generation

El sector llega a este evento con dos grandes asignaturas pendientes: conocer la asignación de fondos europeos que el Gobierno central prevé para sostener esta industria y conocer las nuevas necesidades del gigante europeo Airbus, que en estos momentos está llevando a cabo una de las mayores reordenaciones de su historia.

Con respecto a lo primero, el Ejecutivo de Pedro Sánchez ya ha anunciado que el sector contará con uno de los seis grandes planes estratégicos previstos en los fondos Next Generation, junto a la automoción, el hidrógeno verde, salud, inteligencia artificial y agricultura sostenible.

Foto: P-8A Poseidon asignado a la Sexta Flota en la base de RAF LOSSIEMOUTH en Escocia (US NAVY)

Los PERTE (proyectos estratégicos para la recuperación y transformación económica) son aquellos “de carácter estratégico con gran capacidad de arrastre para el crecimiento económico, el empleo y la competitividad”, según recoge el real decreto-ley que regula los fondos europeos y que crea esta figura.

El pasado mes de febrero, el Gobierno aprobó con la patronal y los sindicatos un plan de choque para el sector aeronáutico nacional que define seis ejes de actuación: modernización de las plantas de producción, un fondo de apoyo a la cadena de suministro, un marco presupuestario estable, inversiones en I+D+i, apoyo a la formación profesional y un compromiso por el empleo.

placeholder Guillaume Faury, CEO de Airbus. (Reuters)
Guillaume Faury, CEO de Airbus. (Reuters)

Sin embargo, el plan carece aún de una concreción presupuestaria, que sigue pendiente de la aprobación de ese PERTE, que supondrá la inversión de los fondos europeos.

El otro gran frente del sector en estos momentos es la reestructuración que Airbus está llevando a cabo en toda Europa desde otoño, cuando anunció 15.000 despidos, 900 de ellos en España. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reunió en Moncloa con el CEO de Airbus, Guillaume Faury, junto a la ministra de Defensa, Margarita Robles, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y el ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque.

Según anunció el propio Gobierno, el encuentro sirvió para alcanzar un acuerdo por el que España anunciaba nuevas compras de aviones a la firma europea mientras que esta se comprometía a minimizar el impacto de su reestructuración y en los despidos anunciados.

Foto: La visión de Airbus para la cabina de sus aviones en 2030. (Airbus)

Tras ese pacto, Airbus ha dado una de cal y otra de arena. Por una parte, procedió el pasado mes a inaugurar la ampliación de su planta en Getafe, con la presencia de Felipe VI, tras una inversión de 400 millones que convierten este centro en el tercero mayor de Europa tras las factorías de Hamburgo, en Alemania, y la francesa de Toulouse.

Sin embargo, paralelamente, Airbus anunció su intención de cerrar su planta gaditana de Puerto Real, con cerca de 400 empleados, y concentrar su carga de trabajo en la cercana factoría de El Puerto de Santa María. La empresa ha justificado esta decisión en la falta de carga de trabajo por la finalización del programa del A380 o Superjumbo.

Foto: Un trabajador de Airbus ante una barricada. (EFE)

Desde entonces, las movilizaciones han vuelto a tomar las entradas de la bahía de Cádiz, con imágenes que no se recordaban desde la crisis de los astilleros públicos. La última propuesta que ha respaldado el Gobierno con los sindicatos es sentarse con Airbus para estudiar la posibilidad de que la Administración pública se quede con esa planta para crear un centro 4.0 del sector.

Airbus cuenta con cuatro plantas en Andalucía, dos de ellas en Sevilla (San Pablo y Tablada), centradas en la rama militar, cuyo máximo exponente es la línea de ensamblaje final del avión de transporte militar europeo A400M. Actualmente, trabajan en estas factorías unos 4.600 empleados, 2.600 puestos directos y 2.000 de subcontratas.

La mayor parte de las empresas andaluzas depende de los pedidos de Airbus, que copa un 86% de esa producción

Además, en Cádiz cuenta con otras dos factorías: el CBC (Centro Bahía de Cádiz), situado en El Puerto de Santa María, también dependiente de la división de Defensa y Espacio de Airbus, con otros 800 empleados aproximadamente, la mitad de ellos de subcontratas, y la factoría de Puerto Real.

Por otra parte, la industria auxiliar del sector aeronáutico andaluz está formada por unas 150 empresas, la mayoría en el eje Sevilla-Cádiz, que emplean a unos 15.000 trabajadores, la mayoría de gran cualificación. Actualmente, el sector aeronáutico en Andalucía exporta cada año por unos 2.500 millones de euros, tanto como las exportaciones del producto estrella de Andalucía: el aceite de oliva, según datos ofrecidos por el director de Extenda, Arturo Bernal.

Foto: Manifestación en Sevilla por los despidos de Airbus. (EFE)

La mayor parte de las empresas andaluzas depende de los pedidos de Airbus, que copa un 86% de esa producción, aunque también se realizan piezas para la norteamericana Boeing (6%), la brasileña Embraer y la canadiense Bombardier (4%), aunque también es creciente su presencia en el sector espacial.

Es precisamente la diversificación y la apertura a nuevas líneas de negocio uno de los grandes retos que permitirán nuevas oportunidades de futuro. La Junta de Andalucía aprobó hace dos meses la Estrategia Aeroespacial de Andalucía 2027, que plantea como objetivo una inversión de 572 millones de euros, de los que 293 millones serán fondos públicos y 279 serán de aportación privada.

Airbus Boeing Cádiz Pandemia Aerolíneas
El redactor recomienda