"NO SABÍA LO QUE OCURRIA EN EMPLEO", DIJO

Gaspar Zarrías, el "virrey interruptor" de la Junta de Andalucía socialista

Fue la mano derecha de Manuel Chaves como vicepresidente del Gobierno andaluz. En los Consejos de Gobierno no se movía ni un papel sin que él estuviera al tanto

Foto: El exconsejero de Presidencia de la Junta de Andalucía, Gaspar Zarrías, durante su declaración en el juicio de los ERE (EFE).
El exconsejero de Presidencia de la Junta de Andalucía, Gaspar Zarrías, durante su declaración en el juicio de los ERE (EFE).

— Eso pregúntaselo a Gaspar.

Esa era la respuesta fetiche de Manuel Chaves cada vez que alguien le preguntaba algo casi siempre incómodo. No había un solo papel del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía que no hubiera pasado por las manos de Gaspar Zarrías. Él argumentó que no sabía lo que estaba ocurriendo en la Consejería de Empleo.

Porque Zarrías era el 'todopoderoso', también autodenominado como "un simple interruptor" porque se encargaba de "vehicular los problemas". Vicepresidente de la Junta con Chaves, nada de lo que ocurría en la provincia de Jaén le era ajeno. El que fuera secretario de Política Municipal en la Ejecutiva Federal del PSOE, presumía de controlar todo lo que pasaba.

El propio Zarrías reconoció en agosto de 2012 que había soportado muchas críticas tanto externas como dentro de su propio partido recriminándole que se volcaba en demasía en las ayudas a Jaén, y cuya federación socialista controla con mano férrea desde hace más de dos décadas, a pesar de los intentos (sin éxito) de José Antonio Griñán de restarle poder orgánico provincial. El 'todopoderoso', el 'interruptor' continúa dominando la escena socialista jienense.

Como recoge el sumario, el chófer de la cocaína le acusó haber llamado "en varias ocasiones" a Guerrero para "incluir a personas en prejubilaciones" sufragadas por la Junta de Andalucía. La Guardia Civil, de todos modos, no aporta gran credibilidad a este testimonio del conductor: "A juicio policial, no aportan elementos de prueba suficientes para poder definir la misma, apuntando meras conjeturas carentes o escasas de validez". Además, según Trujillo, Lanzas (otra vez Lanzas) tenía "hilo directo" con Zarrías.

"¿Ahora se dice 'trending topic'?"

En la comisión parlamentaria de los ERE de 2012, el denominado "virrey andaluz" (como sentenció José María Ruiz Mateos), sabía muy bien lo que pasaba en su Consejería de Presidencia, pero ignoraba que existía la partida 31L, el llamado fondo de reptiles de la Junta de Andalucía. Llegó a decir que él carecía de cualquier responsabilidad política en este caso, aunque se reuniera con los exconsejeros José Antonio Viera y Antonio Fernández para hacerles ver la necesidad de invertir en determinadas zonas o empresas.

Chaves (i) y Griñán (c) junto al exconsejero de Presidencia Gaspar Zarrías, en la Audiencia de Sevilla. (EFE)
Chaves (i) y Griñán (c) junto al exconsejero de Presidencia Gaspar Zarrías, en la Audiencia de Sevilla. (EFE)

Puso el ejemplo de Santana Motor, la compañía ubicada en Linares (Jaén), el mayor fracaso industrial en la historia de la Junta tras invertir 600 millones de euros en 15 años. En este momento recurrió a la guasa: "¿Ahora se dice 'trending topic'? No soy muy experto en nuevas tecnologías, pero sí puedo decir que Santana sí ha sido muchas veces 'trending topic' en este Parlamento".

En este punto Zarrías admitió que había soportado muchas críticas tanto externas como dentro de su propio partido recriminándole que se volcara en demasía en las ayudas a Jaén, su provincia natal, y cuya federación socialista controla con mano férrea desde hace más de dos décadas.

Zarrías siempre ha visto la política como una carrera de fondo. “Jamás cierro ninguna puerta”, dijo a los periodistas tras despedirse de la Junta

En el Ejecutivo sureño fue consejero de la Presidencia con José Rodríguez de la Borbolla antes de los 90 y regresó al Gobierno de Manuel Chaves en 1995. Abandonó la Junta en 2009 junto a Chaves, cuando se instaló en Madrid como secretario de Estado de la Vicepresidencia Tercera que Rodríguez Zapatero le encomendó a Chaves.

El ex vicepresidente andaluz, de 1,61 metros de estatura, exjugador de fútbol del Atlético de Madrid, fue tildado como “el inmutable” por el periodista Juan M. Marqués en los diarios del grupo Joly. Zarrías siempre ha visto la política como una carrera de fondo. "Jamás cierro ninguna puerta".

Esa fue una de las frases de despedida en un almuerzo informativo con periodistas cuando culminó su etapa como vicepresidente de la Junta de Andalucía. Zarrías jamás tampoco pensó sentarse en un banquillo y ser acusado.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios