39° Congreso Federal del PSOE: Susana Díaz arropa a Guerra en su congreso andaluz tras la purga de Ferraz. Noticias de Andalucía
congreso andaluz

Susana Díaz arropa a Guerra en su congreso andaluz tras la purga de Ferraz

Los críticos exigen a la presidenta andaluza que asuma el liderazgo de Pedro Sánchez y no compita, y recuerdan en sus enmiendas que el PSOE-A forma parte del partido en España

Foto: La presidenta andaluza y líder del PSOE-A, este 25 de julio en Sevilla. (EFE)
La presidenta andaluza y líder del PSOE-A, este 25 de julio en Sevilla. (EFE)

La dirección del PSOE andaluz confirma que “por supuesto” ha invitado a Alfonso Guerra al congreso regional que revalidará este fin de semana en Sevilla el liderazgo de Susana Díaz. Desde el entorno del exvicepresidente se confirma también que su intención es acudir, aunque no está concretado ni cerrado cuál será su papel ni cuándo asistirá. Es un gesto claro de desagravio tras los últimos acontecimientos y la ‘purga’ de Ferraz.

Los susanistas han salido en tromba a defender a Guerra tras saberse que Ferraz va a relevarlo al frente de la Fundación Pablo Iglesias, vinculada al partido. Sería un gesto después de que la ejecutiva federal lo vaya a sustituir por José Félix Tezanos. El portavoz parlamentario andaluz, Mario Jiménez, exportavoz de la gestora, dejó claro que Guerra es “patrimonio del PSOE y patrimonio democrático de España” y confió en que se hayan tenido en cuenta “los pros y los contras” en esa decisión de apartarlo. El exvicepresidente fue uno de los grandes apoyos de Susana Díaz en su campaña de primarias y uno de los grandes invitados en el mitin de cierre en Sevilla. En el congreso federal de junio, su presencia flotó en el ambiente por la publicación de un artículo en el que pedía la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña.

El secretario general, Pedro Sánchez, acudirá el domingo a la clausura. El papel de Guerra, su llegada y cuándo estará en el cónclave andaluz, es un asunto que, en estos momentos, aseguran fuentes de la dirección del PSOE andaluz, “está tratando de cerrarse”.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz (c), el expresidente del Gobierno Felipe González (2i), el exvicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra (d) y el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara (i). (EFE)
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz (c), el expresidente del Gobierno Felipe González (2i), el exvicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra (d) y el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara (i). (EFE)

Hay que recordar que el cónclave acogerá una exposición para conmemorar los 40 años del nacimiento de la Federación Socialista Andaluza (FSA), más antigua incluso que el PSC y origen del actual PSOE andaluz. Estará muy presente el 'espíritu' del 28 de febrero de 1980, cuando Andalucía dijo sí a la autonomía plena en referéndum, así como del 4 de diciembre de 1977 y las históricas manifestaciones que se celebraron aquel día.

"Guirigay" territorial

Los afines a Pedro Sánchez en Andalucía tendrán un papel muy limitado en el congreso del PSOE andaluz, que este fin de semana revalidará sin sobresaltos y, previsiblemente, con exhibición de poder, el liderazgo de Susana Díaz. Solo 31 de los 481 delegados que acudirán al cónclave con derecho a voto son afines al nuevo secretario general. No llegan ni al 10%.

Por eso las enmiendas que han conseguido colar a la ponencia política del PSOE andaluz no tienen ninguna posibilidad de prosperar. Es Cádiz la única provincia donde los críticos lograron superar el 20% de apoyos necesarios para tener delegados y presentar enmiendas. En Granada o Málaga, se ha llegado a acuerdos para dar sitio a los sanchistas y evitar conflictos.

Las enmiendas de los afines a Pedro Sánchez dejan escrito negro sobre blanco las grandes discrepancias que hay con la actual dirección de Susana Díaz, aunque sortean todo lo referente al modelo territorial. Ese es de verdad el malestar más importante que existe y el que, de fondo, va a determinar todo el congreso, pero todos evitan entrar en el asunto.

Los socialistas andaluces no aluden en su marco político en ningún momento a España como un Estado plurinacional y se limitan a hablar de federalismo cooperativo, del 28-F y la 'Declaración de Granada' de 2013 como marco. Los sanchistas tampoco entran de lleno en sus enmiendas e insisten en que lo aprobado en el 39º Congreso no se pone en duda y es compartido “al cien por cien” por todo el PSOE andaluz. Desde la dirección del PSOE andaluz no ocultan su malestar por el actual “guirigay” dentro del partido y por que la 'Declaración de Barcelona', que no se ha debatido con ningún territorio, trate de sustituir a la de Granada, que costó más de seis meses de debate interno.

Enmiendas sanchistas

Al margen de este debate central, un repaso a las enmiendas que han colado los sanchistas deja claro dónde están los otros puntos calientes. En aproximadamente un centenar de enmiendas, desde las agrupaciones de Cádiz, a las que ha tenido acceso El Confidencial y que la dirección del PSOE andaluz aún no ha hecho públicas, se dirigen a Susana Díaz para reclamarle que asuma el liderazgo de Pedro Sánchez.

Los afines a Sánchez insisten además en remarcar la pertenencia del PSOE andaluz a la estructura del partido en España ante el ruido insistente sobre la posibilidad de que los socialistas andaluces se encaminen hacia un modelo de relaciones más independiente respecto a la dirección federal, copiando la fórmula de mayor autonomía del PSC. El hecho de que el partido en Andalucía haya convertido su congreso en una reivindicación de su fortaleza y su autonomía, incluso con una exposición que recorre los 40 años del nacimiento de la federación andaluza, anterior a la catalana, ha disparado las especulaciones dentro del partido sobre si Susana Díaz intentará a largo plazo ‘un PSOA’, es decir, un Partido Socialista de Andalucía escindido del PSOE.

Los afines a Sánchez recalcan que la federación andaluza forma parte del partido en España ante el temor de un escisión al estilo del PSC

Las aportaciones de los críticos subrayan que “el socialismo andaluz forma parte del Partido Socialista Obrero Español” y resaltan que “el PSOE-A es la federación en la comunidad autónoma de Andalucía del PSOE”. “Nuestro gran objetivo es el mismo que el de todos los socialistas, y así debe ser desde que Pablo Iglesias fundara el PSOE”, recalcan las enmiendas.

“El liderazgo del PSOE-A, asumiendo las resoluciones del 39º Congreso Federal, se compromete a ser integrador del pluralismo existente en el partido”, señala otra de las enmiendas. Llama además a delimitar “el papel del liderazgo general con los de los representantes territoriales, que funcionarán en el ámbito de sus respectivas competencias, apoyándose mutuamente y no compitiendo entre sí”. El mensaje hacia Susana Díaz, dejando claro su papel y limitando su poder respecto al secretario general, no puede ser más claro.

"Riesgo" electoral en Andalucía

Las aportaciones de los críticos en Andalucía introducen también entre líneas varias advertencias sobre el peligro de que el PSOE-A pierda su hegemonía en las próximas elecciones autonómicas. Mientras que la ponencia política defendida por la dirección regional subraya esa fortaleza electoral, las enmiendas de este sector del partido insisten en que no se deben “lanzar las campanas al vuelo”, alertan sobre la desafección y la desconexión con los jóvenes e incluso advierten sobre “los riesgos” de que los socialistas andaluces pierdan su “liderazgo electoral”.

La mayoría de las advertencias que los afines a Sánchez lanzan a Susana Díaz se refieren a la necesidad de actualizar cuanto antes los estatutos del PSOE-A para adaptarlos al nuevo marco federal, donde se refuerza el papel de los militantes. “Es el momento de cumplir lo aprobado en el 39º Congreso” respecto a los aspectos organizativos del partido, reclaman. “Hay que redefinir y cambiar las viejas metodologías de trabajo, abandonando el modelo de ‘arriba-abajo”, señalan.

Los sanchistas dan un paso más y exigen primarias abiertas a simpatizantes para elegir a todos los candidatos de instituciones en Andalucía

“Una insuficiente democracia interna genera estructuras clientelares, dificulta los controles democráticos y puede ser un caldo de cultivo para la corrupción”. “Para garantizar la pluralidad”, los críticos reclaman que se tome “en especial relevancia a las corrientes de opinión” y se las dote de “reglas de funcionamiento, independencia económica y representación en todos los órganos de gestión y debate, con voz y voto”. Hay que recordar que Pedro Sánchez no integró a los afines a Susana Díaz en su ejecutiva federal y los redujo a la mínima expresión en sus órganos de representación. La dirigente andaluza piensa hacer exactamente lo mismo.

Los sanchistas en Andalucía insisten además en pedir que los candidatos en las listas electorales sean elegidos en primarias abiertas a simpatizantes, no solo militantes. Un aspecto este que aún debe regular con claridad Ferraz. Los críticos reclaman por escrito “un partido de ciudadanos libres, con plenos derechos, y no un partido burocratizado y decaído, cuyos afiliados sean tratados como súbditos a los que se les pide que callen y obedezcan”.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios