mitin en sevilla

Dos PSOE a pocos metros: "la reinvención" de Sánchez frente al "rumbo cierto" de Díaz

La candidata andaluza reúne a 5.000 personas a orillas del Guadalquivir y el ex secretario general suma a la mitad con Anne Hidalgo, alcaldesa de París, convencida de su triunfo

Foto: Susana Díaz, junto a Alfonso Guerra, en el Muelle de las Delicias de Sevilla, este 19 de mayo. (EFE)
Susana Díaz, junto a Alfonso Guerra, en el Muelle de las Delicias de Sevilla, este 19 de mayo. (EFE)

Las sillas pueden contarse, los militantes también. Otras cosas no. Son intangibles y posiblemente subjetivas. A orillas del Guadalquivir se reunieron este viernes tarde miles de socialistas, con 34 grados al sol, viviendo con intensidad un mitin. Muchos de quienes ondeaban sus bandera de plástico sentían que atraviesan un momento crucial, que pueden salvar ‘su’ partido. Unos están con Susana Díaz. Otros, con Pedro Sánchez.

Los militantes hablaban a la espera en corrillo. Cuando se les pregunta, se jactan de que el PSOE andaluz es distinto, más fuerte, "el motor del coche". Unos apelan a esa característica para dejar claro que Díaz salvará al PSOE. Otros para defender que todos los cambios llegaron desde el Sur y sentenciar que si Felipe González o Alfonso Guerra tuvieran 40 años menos, estarían con Sánchez. En el presente, Guerra acompaña a Susana Díaz.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, y Pedro Sánchez. (EFE)
La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, y Pedro Sánchez. (EFE)

Río abajo es todo más sereno, más formal, más sobrio. Se respira un punto de preocupación por el día después, hay llamadas al respeto, al orgullo, a la unidad y a reconstruir el partido. "Vamos a levantar el PSOE para volver a levantar este país", arranca Susana Díaz, con el público en pie. Río arriba hay ambiente de fiesta, de cierta rebelión, de ilusión y entre las banderas de plástico del PSOE hay una republicana.

El doble de asistentes con Díaz

En el acto de Susana Díaz en el muelle de Las Delicias del viernes noche hubo más gente que en el que Pedro Sánchez montó a apenas dos kilómetros. En el recinto susanista, con gradas, todas las perspectivas de las fotos mostraban muchísimo público. Abarrotado. Unas 5.000 personas, según cifras de la organización. Y eso que el sol parecía de agosto y tenía la misma poca clemencia que han tenido la familia socialista en las redes esta campaña.

Los de Sánchez eran menos pero chillaron más, bailaron, aplaudieron por casi todo, gritaron. Fueron más jaleosos. Entre ellos no hubo la llamada al orden, a cerrar filas, a salvar el partido de metros más abajo. “Qué ambientazo”, se sorprendió una chica que salía a correr por el río y se encontró a una banda rockera dándolo todo. Los organizadores hablan de 3.000 personas. Si fueran la mitad ya sería un milagro en Sevilla, la cuna política de Susana Díaz, a metros de su barrio de Triana. Aquí el PSOE sí que es mucho PSOE y tu agrupación, tu segunda casa. A los dos mítines vinieron autobuses.

Dos PSOE a pocos metros: "la reinvención" de Sánchez frente al "rumbo cierto" de Díaz

El domingo el duelo habrá acabado. En lo dos recintos se oyeron llamadas a la unidad, a la integración, a la lealtad y a la generosidad. Susana Díaz alabó a Guerra desde el atril y le dio las gracias por haber creado "el PSOE moderno". Pidió que el del domingo sea "el voto de la unidad y de la moral de victoria". Que deje atrás la división para pasar a hacerse cargo de ser el nuevo gobierno de España.

Antes Micaela Navarro, presidenta del PSOE-A, tras preguntarse cómo hay militantes que dejarían el partido el lunes si no gana el que ellos apoyan, lo dejó claro: "Yo me iré del PSOE el día en que me muera". "Pase lo que pase no podemos permitir que pierda el PSOE”, continuó. El secretario general de Juventudes Socialistas, Nino Torre, pidió que nadie los vuelva a "dividir en dos bandos". Incluso le dio la enhorabuena a Juan Espadas, alcalde de Sevilla, que le antecedió en el uso de la palabra. Le felicitó porque la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, también quisiera pasearse por la capital andaluza. Todos defendieron a Díaz como la más capaz para asumir la Secretaría General.

Dos PSOE a pocos metros: "la reinvención" de Sánchez frente al "rumbo cierto" de Díaz

El coyote y el correcaminos

En el otro mitin, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, el íntimo enemigo de Díaz, quiso señalar una diferencia: "Muchos de los que están allí nos van a votar. Aquí todos vamos a votar a Pedro". Comparó la campaña de primarias como la del coyote y el correcaminos. "Cuando el coyote se enteró" del acto de Pedro Sánchez en Sevilla se dijo: "Pues de perdidos al río". "Si nos escucháis, aquí estamos firmes, con el corazón latiendo a la izquierda", concluyó. En el acto al que se refería no se oyó mencionar a Pedro Sánchez ni se aludió al otro mitin. En las filas de Díaz el origen de tantas llamadas a la unidad era innombrable.


"Susana no, por favor. Susana no", gritó una espontánea desde el público del muelle de La Sal. "Pedro es y será secretario general", se oía de fondo. La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, la estrella invitada del acto se deshizo en palabras de ánimo a Sánchez, lo mencionó como una nueva vía posible en una socialdemocracia europea en ruinas. Del socialismo francés hundido con Hamon prefirió no hablar porque necesitaría "más de un ratito" y aseguró que es Sánchez quien les da "ilusión". "Tú nos animas hasta en París", dijo y dejó claro que "es guapo" pero no lo apoya por eso.

La alcaldesa de París encomienda a Sánchez reinventar la socialdemocracia y abrir una nueva vía con el portugués António Costa

La alcaldesa parisina, hija de emigrantes de San Fernando (Cádiz), tenía a sus padres entre el público y los saludó con emoción. Igual que Susana Díaz hizo con los suyos. Hidalgo habló de "la reinvención" de la socialdemocracia, del portugués António Costa y de la posibilidad de "una nueva vía a la izquierda capaz de pactar con los empresarios para preservar a los trabajadores". "Has venido para abrir puertas y ventanas, Pedro".

Sánchez subió al escenario. "Qué ganas tenemos de votar", dijo como saludo. "Algunos creen sinónimo de coser enterrar o arrasar en avales", dijo para apelar "al PSOE andaluz de siempre". "Al socialismo andaluz que no le tuvo miedo al cambio", proclamó. "Ya conquistamos el pasado, ahora toca conquistar el futuro", prometió poniendo "rumbo a La Moncloa".

Dos PSOE a pocos metros: "la reinvención" de Sánchez frente al "rumbo cierto" de Díaz

Los dos candidatos terminaron sus discursos con las mismas llamadas apasionadas a "ganar", "fuerza y a ganar". Ella lo hizo casi media hora antes. Los de Pedro Sánchez cantando La Internacional a orillas del Guadalquivir, con el puño en alto mirando a la calle Betis, a Triana. "No, si puede ganar Susana (Díaz) no te digo que no, pero el ratito se lo está llevando", pronosticó un socialista sevillano con muchos trienios en el carné.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios