EL DEBATE TERRITORIAL

La España plurinacional aviva la tensión con Díaz y no cala por igual en las federaciones

La novedad introducida por Sánchez en el PSOE sigue provocando fricciones con Andalucía. No todos los territorios incorporan la definición, también para no duplicar debates, y otros van más allá

Foto: Pedro Sánchez, con Cristina Narbona y José Luis Ábalos, presidenta y secretario de Organización del PSOE, este 24 de julio en Ferraz. (EFE)
Pedro Sánchez, con Cristina Narbona y José Luis Ábalos, presidenta y secretario de Organización del PSOE, este 24 de julio en Ferraz. (EFE)

La concepción de España como "nación de naciones" que planteó Pedro Sánchez ya a las 24 horas de su dimisión como diputado en la Cámara Baja, cuando no la había defendido durante su primer mandato al frente del PSOE, sigue suscitando cierta incomodidad y tensión en el seno del partido. Y eso que el reconocimiento de ese Estado plurinacional quedó consagrado en la resolución política del 39º Congreso Federal y, por tanto, está aprobado y blindado. Pero Andalucía se resiste a asumir ese cambio. Otras federaciones no mencionan la expresión en sus respectivas ponencias marco —en buena medida, porque entienden que ese debate se sustanció ya en el congreso federal— y otras, como la valenciana, dan un paso más allá e invocan un federalismo "asimétrico".

El resultado es un modelo de Estado federal que no está perfilado del todo para los socialistas. Hasta el punto de que el secretario de Organización de Sánchez, José Luis Ábalos, admitió este lunes en rueda de prensa que todavía falta un debate dentro del partido para afinar la oferta final y acabar de concretarla. Pero no será ahora, sino cuando se abra el melón de la reforma constitucional. El acuerdo es total en cuanto a la necesidad de caminar hacia un Estado federal, pero a partir de ahí las perspectivas cambian.

La comparecencia en Ferraz del número tres discurría casi en paralelo con la crecida de la tensión con el PSOE andaluz. El de Susana Díaz. La ponencia marco del 13º Congreso Regional ordinario [aquí en PDF], que se celebra este fin de semana, omite por completo toda referencia a la España plurinacional que dibujaba el cónclave federal en su resolución política aprobada el 17 y 18 de junio [en PDF]. "El PSOE de Andalucía apoya al cien por cien la plurinacionalidad de España", afirmaba en una entrevista publicada este domingo en 'ABC' el sevillano Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, secretario de Relaciones Institucionales de la ejecutiva federal y adversario total de la presidenta andaluza. Cuando este lunes se preguntó a Juan Cornejo, el número dos de Díaz, por las palabras de Celis, se negó a asumir la expresión. "Todo el PSOE andaluz tiene que estar detrás, al cien por cien, del 28-F y nuestro referente del modelo de convivencia es la 'Declaración de Granada", el documento que los socialistas consensuaron en 2013 y que todavía sigue vigente, aunque con el añadido del reconocimiento de la España plurinacional que se respaldó en el 39º Congreso. Un subrayado que ya contiene la 'Declaración de Barcelona' acordada por las ejecutivas de PSOE y PSC en la capital catalana el pasado 14 de julio.


Trasiego de tuits

Las declaraciones de Cornejo —y el cruce de tuits entre la cuenta del PSOE-A y Gómez de Celis— venían a probar que la innovación introducida por Sánchez no está plenamente asumida por todos los socialistas, pese a que sea la posición oficial, la que figura en los papeles y la que debe servir de marco para el conjunto del partido. Díaz se resiste y se revuelve. En la ponencia marco de su congreso, el PSOE-A "se proclama federalista" y defiende "un modelo de organización territorial federal, de espíritu cooperativo, capaz de garantizar la igualdad en la diversidad de todos los españoles, el respeto a las singularidades y de reforzar las líneas de actuación conjuntas en el objetivo común del crecimiento del empleo de calidad y la consolidación de nuestro modelo de bienestar social". Los socialistas andaluces inciden en que "por encima de todo" hay que garantizar "la igualdad en derechos y oportunidades de todos los españoles con independencia del territorio en el que vivan".

La dirección de Díaz se resiste a asumir la definición plurinacional, pero Ferraz insiste en que eso es lo aprobado por el 39º Congreso Federal

La dirección de Sánchez ha venido sosteniendo lo mismo desde hace semanas: no pueden aprobarse resoluciones en los congresos regionales que "contradigan" lo validado en el federal de mediados de junio. El texto andaluz, en puridad, no viola nada, y al "no haber nada extraño", no hay nada que "armonizar". "El problema no es lo que ellos [la cúpula de Díaz] escriban, que saben que no se pueden pasar, y lo escrito por tanto es salvable. El problema es lo que trasladan por lo bajini. Cuando públicamente digan algo que suponga no asumir lo aprobado en el 39º Congreso, se llevarán un coscorrón. Ellos saben perfectamente cuál es la cultura del partido y que hay cosas que no pueden contravenir", sentenciaba con rotundidad un cargo de la máxima confianza de Sánchez, como un claro aviso a Díaz.

Ábalos, directamente, en rueda de prensa, lamentó las "ocurrencias" que están llegando desde distintos territorios. Recordó que la concepción plurinacional quedó sancionada en el 39º Congreso y a partir de ahí "cada uno puede opinar lo que quiera", pero "para la construcción del Estado federal primero hay que saber lo que es el federalismo". No puso nombres, pero la referencia implícita parecía obvia: estaba mirando a Andalucía, como luego confirmaron fuentes de la dirección.

Susana Díaz, junto a su número dos en el PSOE-A, Juan Cornejo, el pasado 23 de mayo. (EFE)
Susana Díaz, junto a su número dos en el PSOE-A, Juan Cornejo, el pasado 23 de mayo. (EFE)


Basta echar una ojeada a las ponencias marco de los congresos autonómicos ya celebrados —Castilla y León, el 15 y 16 de julio; y Baleares, este último fin de semana— o próximos a culminarse —los de Andalucía, Valencia, Extremadura, Cantabria, La Rioja y Navarra— para comprobar que no en todas ellas este asunto ni goza de la misma relevancia ni está desarrollado de la misma forma.


"Valencianismo progresista"

El PSPV, dirigido por el 'president' Ximo Puig, reelegido hace una semana como secretario general, consagra un capítulo entero a la relación de "valencianismo y federalismo". Así, el documento [aquí en PDF] reivindica el "valencianismo progresista del siglo XXI", llama a establecer "constitucionalmente el carácter plurinacional del Estado español desde el respeto a las identidades compartidas y no excluyentes" y a "reconocer en la Constitución la asimetría estructural del federalismo español en virtud de los hechos diferenciales de algunas comunidades autónomas". Aunque también pide "asegurar" la "igualdad" de todos los ciudadanos vivan donde vivan.

Puig, un barón susanista pata negra, dedica un amplio capítulo al federalismo, e incluso pide que la Constitución reconozca la "asimetría" de territorios

Puig, un barón susanista pata negra, se distancia de las tesis de Díaz —el PSOE-A no comparte el federalismo "asimétrico"— y sintoniza en este caso más con Ferraz. No por seguir una estrategia de aproximación con Sánchez, sino por la propia trayectoria del PSPV, muy cercana al PSC, y del 'president', un federalista y valencianista convencido. Su alianza con Díaz siempre fue orgánica, más que política. Y así lo interpretan también en Ferraz. La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ya defendió hace dos semanas que el federalismo es forzosamente "asimétrico". Como advertían este lunes en la cúpula, esa "asimetría" ya existe en el actual Estado autonómico, y el ejemplo más palmario es el concierto económico vasco y el convenio navarro.

Pedro Sánchez y la líder del PSIB-PSOE y presidenta de Baleares, Francina Armengol, el pasado 22 de julio en la clausura del 13º Congreso autonómico. (EFE)
Pedro Sánchez y la líder del PSIB-PSOE y presidenta de Baleares, Francina Armengol, el pasado 22 de julio en la clausura del 13º Congreso autonómico. (EFE)

En Baleares, que pilota Francina Armengol, la única presidenta autonómica socialista cercana a Sánchez, aprobó el pasado sábado una resolución [en PDF] que también se explaya sobre la España federal y que sentencia que "la comunidad autónoma ha de funcionar como federación de islas", para "la mejor respuesta posible a las necesidades de cada una y considerando su especial problemática". "Hace mucho que hablamos de federalismo interior como una manera de entender las relaciones entre islas. No es nada nuevo ni supone crear 'miniestados' como interpretan sesgadamente algunos", defendían en el círculo de Armengol.

La verdadera "asimetría"

Si nos vamos a la ponencia del 12º Congreso extremeño [en PDF], la referencia a la cuestión territorial es mínima y no aparece el término 'federal' asociado a ella: "No somos nacionalistas porque somos profundamente de izquierdas y profundamente autonomistas. Hemos estado en primera línea de los avances del sistema autonómico [...]. Pretender dibujarnos como centralistas es desconocer lo que Extremadura sufrió con ese sistema perverso". El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, no rechaza en absoluto que este fin de semana, cuando se celebra su cónclave, se introduzca una enmienda para reflejar la España plurinacional. "Si alguien lo pide, adelante con los faroles. Pero lo decisivo, lo vinculante, es el congreso federal, y lo demás es irrelevante. Esto es un partido federal, y no una federación de partidos, así que la decisión se tomó en el 39º Congreso y nos concierne a todos. Se ha decidido y punto. Lo que no tiene sentido es discutir las cosas dos veces", asegura el propio Vara a este periódico.

Fernández Vara: "Lo vinculante es el congreso federal, y lo demás es irrelevante. Esto es un partido federal, y no una federación de partidos"

El dirigente extremeño recuerda que la resolución del cónclave federal incorpora el reconocimiento del Estado "plurinacional", "tal y como decían los propios constituyentes, como Gregorio Peces-Barba" —argumentación usada por Sánchez—, pero también, advierte, subraya que la soberanía nacional es única y que se persigue el modelo federal. "La mayor asimetría es que se llegue a Segovia desde Madrid en menos de una hora y en Extremadura tengamos un sistema ferroviario atrasado y que deja a la gente en la intemperie cuando hay un parón. Lo demás es pura filfa", se queja. "Esa es la asimetría que se debe acabar".

Luis Tudanca, líder socialista en Castilla y León, junto a Adriana Lastra, vicesecretaria general del PSOE, el pasado 15 de julio en Zamora, en el 13º Congreso autonómico. (EFE)
Luis Tudanca, líder socialista en Castilla y León, junto a Adriana Lastra, vicesecretaria general del PSOE, el pasado 15 de julio en Zamora, en el 13º Congreso autonómico. (EFE)


https:En las ponencias de Castilla y León y Cantabria, tampoco aparece rastro de la España plurinacional, y ni siquiera del modelo federal. "Hemos dado por asumida la resolución federal, tanto en el modelo político como en el de partido, como debe ser —explica a El Confidencial Luis Tudanca, el barón castellanoleonés, totalmente afín a Sánchez—. Aquí hablamos de despoblación, reindustrialización, medio rural e, incluso, de desequilibrios territoriales, pero entre provincias. Cada federación tiene sus prioridades". Cien por cien sanchista es también Pablo Zuloaga, nuevo líder socialista cántabro. "No queremos duplicar debates. Pero cerramos filas con Pedro. Nosotros apoyamos la propuesta federal de Pedro, y su respuesta a la crisis del modelo territorial", asegura el secretario regional a este diario.

Los líderes sanchistas Tudanca o Zuloaga, igual que Vara, explican que no aparece la plurinacionalidad en sus ponencias porque el debate ya se sustanció

Los textos congresuales de Navarra o La Rioja sí hacen referencia a la necesidad de actualizar el marco de convivencia y de caminar hacia una estructura federal, aunque no aluden a esa España "plurinacional". Ambas tienen al frente a dos jefes del partido leales a Sánchez: María Chivite y Paco Ocón. El documento del PSN sí dice que la "identidad nacional única y el Estado soberano son ideas del pasado" y este "es el tiempo de las soberanías compartidas, porque en un mundo interdependiente nadie puede aspirar a una soberanía propia y exclusiva". Pero también defiende la unidad "ineludible" del Estado y el hecho diferencial foral. Canarias ya tiene nuevo secretario elegido, Ángel Víctor Torres, pero la ponencia no está rematada porque el 13º Congreso tendrá lugar entre el 15 y el 17 de septiembre. Para después del verano queda la resolución de los restantes cónclaves autonómicos.

Sánchez despoja a Guerra de la presidencia de la Pablo Iglesias

Cambio histórico en la Fundación Pablo Iglesias, la que el PSOE conserva aún viva. El exvicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra, que lleva la batuta de la entidad desde hace dos décadas (cuando tomó el testigo de Salvador Clotas), será despojado de su cargo la semana próxima. El lunes 31 de julio, Pedro Sánchez reúne al plenario de su ejecutiva federal y en ella se aprobará, si los planes no cambian, la sustitución de Guerra por el sociólogo José Félix Tezanos, secretario de Estudios y Programas de la dirección

El relevo, adelantado por la agencia Servimedia, lleva guisándose algunas semanas. Concretamente, desde la victoria de Sánchez en las primarias del 21 de mayo. Guerra le comunicó que ponía su cargo a disposición de la nueva dirección, y el secretario general le agradeció el gesto y le comentó que mejor lo hablarían después del 39º Congreso, según relatan fuentes de la ejecutiva a este diario. La intención es que lo sustituya un dirigente muy vinculado al exvicepresidente, Tezanos, pero que sin embargo apoyó a Sánchez desde el primer momento, y que Guerra —que apoyó a Susana Díaz en las primarias— se convierta en el presidente de honor de la Pablo Iglesias. Un papel meramente decorativo. 

En el equipo de Sánchez contaban que el cambio obedece a una cuestión de "coherencia política" y a la necesidad de dar "un nuevo impulso" a la fundación. Además, parte del patronato, recordaban, debe ser nombrado por la ejecutiva, y la entidad, que es la fundación vinculada al PSOE, debe ir "de la mano" de la nueva dirección. 

Tezanos, autor del proyecto ideológico de Sánchez, junto con el economista Manu Escudero, también en la nueva cúpula, compatibilizará su secretaría con la presidencia de la Pablo Iglesias y el timón de la fundación que él mismo alumbró en 1981, la Sistema, encargada de editar dos publicaciones de espíritu socialista, 'Sistema' y 'Temas', pero que orgánicamente no está ligada al PSOE.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios