Modelo federal

La rebelión de los territorios abre una nueva guerra interna en Podemos

Teresa Rodríguez no se rinde tras el portazo de Iglesias y eleva junto a los dirigentes de otras autonomías una resolución final que confía en que se apruebe en Vistalegre

Foto: La coordinadora de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez (d), y el secretario de Organización del partido, Pablo Echenique. (EFE)
La coordinadora de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez (d), y el secretario de Organización del partido, Pablo Echenique. (EFE)

La guerra de familias en Podemos tapa otra batalla interna que puede acabar haciendo saltar el partido por los aires. Pablo Iglesias ha ignorado en su documento final las exigencias de mayor autonomía de territorios como Andalucía. El modelo federal que defiende con fuerza la secretaria general andaluza, Teresa Rodríguez, no ha sido asumido por la candidatura de Pablo Iglesias ni de lejos. Sí que hay algunos aspectos que Iñigo Errejón ha “corregido” e incluido en su documento definitivo, explicó la líder andaluza. Pero consideró que es insuficiente. Únicamente el movimiento Anticapitalista de Miguel Urban, en el que se integra la propia Rodríguez, asume la totalidad de sus reivindicaciones.

Pese a que los documentos políticos definitivos que se someterán a votación en Vistalegre II ya están cerrados la dirigente andaluza está lejos de tirar la toalla. Según anunció impulsarán una resolución final que confían en que se apruebe en la asamblea del próximo fin de semana. Andalucía ha sumado en este pulso a otros territorios como Asturias, Navarra y La Rioja, aunque Rodríguez confió en que sean más territorios los que se adhieran a estas exigencias. Preguntada sobre si está dispuesta a llegar hasta el final, si podría darse una escisión de Podemos Andalucía en el caso de que su resolución no salga adelante, prefirió no adelantar acontecimientos aunque tampoco descartó nada.

Sin injerencias de Princesa

La opción de Teresa Rodríguez, insistió, es dejar una puerta abierta al diálogo tras Vistalegre II. La líder andaluza cree que tras la asamblea bajará la presión y será más fácil negociar. Con todo quiere que algunos de los principios irrenunciables de ese modelo federal que abandera sean aprobados antes de sentarse a hablar. Puso el foco en dos asuntos. “No todas las listas electorales pueden hacerse en Princesa 2”, recalcó. Los territorios quieren autonomía para elaborar sus propias candidaturas al Congreso, a los parlamentos autonómicos y a las municipales. Madrid podrá diseñar las listas electorales desde un punto de vista estatal al Parlamento europeo pero las comunidades quieren diseñar sus propias candidaturas con las provincias como referencia. En Andalucía las últimas listas han estado llenas de ‘paracaidistas’ ajenos a los territorios y enviados desde Madrid que han ocasionado muchos problemas.

La rebelión de los territorios abre una nueva guerra interna en Podemos

La secretaria general de Andalucía también exige que los partidos en cada autonomía tengan entidad jurídica propia y un espacio exclusivo para la toma de decisiones, sin poder revocatorio de los órganos estatales. Estos aspectos son igualmente irrenunciables, advirtió Rodríguez.

"La organización federal debería estar en el centro del debate y no las bronquitas de colegio en el Congreso", advirtió la andaluza Teresa Rodríguez

“La cuestión de la organización federal debería estar en el centro del debate y no los dimes y diretes sobre bronquitas de colegio en el Congreso”, recalcó la líder andaluza. Su petición es que el debate se centre en si la dirección estatal es capaz de asumir que los territorios tienen madurez suficiente para autogobernarse y para decidir cómo quieren relacionarse con el resto del Estado porque de aprobarse así, “esa organización va a ser mucho más eficaz”.

Camino de la escisión

Teresa Rodríguez se afianzó meses atrás como secretaria general de Podemos Andalucía en unas primarias en las que barrió a sus dos rivales. Las tres candidaturas habían apostado por una mayor autonomía del partido en cada territorio. Tras ganar la asamblea andaluza, se dirigió a Pablo Iglesias por carta para anunciar que la tutela los órganos estatales había llegado a su fin. Tras el desconcierto por la contundencia de Rodríguez, que descolocó a la dirección estatal, la andaluza suavizó sus formas y emplazó a una negociación en Vistalegre II. Ahora que los documentos políticos y organizativos no colman sus expectativas de un modelo federal de partido, emplaza a una última resolución que permita abrir el diálogo. Lo que dejó claro es que si no se atienden sus demandas ella tendrá que cumplirlas porque es “un imperativo” de los inscritos que le dieron su apoyo. “Evidentemente desarrollaremos y aplicaremos la decisión que hemos tomado en asamblea porque no tenemos más remedio, con mucho diálogo, pero sí o sí lo vamos a aplicar”, sentenció.

La pelea de Podemos Andalucía, a la que se pueden sumar una cascada de territorios, reclama una organización libre de tutelas y no sometida a una estructura tan jerarquizada como la que impera ahora en la formación morada. La resolución, aprobada por el Consejo Ciudadano Andaluz, bajo los “principios de autonomía y federalidad” reclama seis puntos. Quieren ser independientes para dirigir su acción política, su discurso, estrategia, programa y su debate político “dentro del marco programático de Podemos”. Quieren poder decidir de forma autónoma sobre su política de alianzas, sin olvidar que deben someterlo a consulta de sus bases. Quieren autonomía financiera, aunque están dispuestos a participar con “fondos solidarios” para nutrir a otros territorios con menos recursos. Reclaman el control del censo y los inscritos. Aspiran a tener su propio CIF y gozar de personalidad jurídica y fiscal propia. Y proponen dejar atrás la circunscripción única a la hora de elaborar las listas electorales.

Teresa Rodríguez también valoró el paso a un lado de Carolina Bescansa, una compañera “muy valiosa para la organización”, y ante su decisión aseguró que sólo cabe “respeto y comprensión”. La secretaria general de Andalucía advirtió de que Podemos no puede permitirse aparecer como una organización “inmadura” porque no lo es.

El aspirante andaluz

El diputado de Podemos Andalucía, Juan Ignacio Moreno Yagüe.
El diputado de Podemos Andalucía, Juan Ignacio Moreno Yagüe.

Sobre la candidatura del diputado andaluz Juan Ignacio Moreno Yagüe, que estuvo en el aire por “problemas técnicos” hasta el último minuto al haber asumido documentos de las otras candidaturas en liza, la dirigente andaluza dejó claro que no es el candidato de Andalucía. “Yagüe es candidato de Yagüe”, aclaró, tras explicar que sí le dio su aval para que pudiera presentarse porque “nosotros somos muy diferentes al PSOE”. Rodríguez aclaró que ella respetará el “principio de neutralidad” y que como territorio no apostará por ningún candidato. Algo imposible porque ella misma integra la candidatura de Anticapitalistas. El aspirante que ha saltado al ruedo desde Andalucía aclaró que él no quiere tanto ser secretario general como tener la oportunidad de debatir su propio documento político.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios