Es noticia
Menú
Una empresa de Zaragoza que envió lanzacohetes a Ucrania recibe otra carta explosiva
  1. España
instalaza, fabricante de armamento

Una empresa de Zaragoza que envió lanzacohetes a Ucrania recibe otra carta explosiva

La compañía Instalaza, que fabricó 1.500 lanzacohetes para el Ejército de Ucrania, recibe una segunda carta bomba de similares características a la que llegó a la embajada de Ucrania en Madrid este miércoles

Foto: Imagen del sobre que contenía el artefacto enviado a la embajada de Madrid.
Imagen del sobre que contenía el artefacto enviado a la embajada de Madrid.

La empresa de fabricación de armamento Instalaza, con sede en Zaragoza, ha recibido este miércoles un artefacto explosivo de similares características al que llegó por la mañana a la embajada de Ucrania en Madrid. Efectivos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil se han desplazado hasta la empresa, que ha sido desalojada. Los Tedax ha llevado a cabo una detonación controlada y no se han registrado heridos. Se da la circunstancia de que Instalaza es fabricante del lanzacohetes C-90, un arma de infantería y de fácil uso enviada masivamente por el Ministerio de Defensa a Ucrania para ayudar al Ejército de este país en la guerra que libra contra Rusia. Se estima que han llegado a manos de las Fuerzas Armadas ucranianas unas 1.500 unidades de C-90.

La Jefatura Superior de Policía de Aragón ha confirmado el hallazgo de este segundo paquete. Los investigadores están analizando el artefacto detonado y evaluando si existen conexiones entre este hecho y el sucedido este miércoles por la mañana. La Audiencia Nacional se hará previsiblemente cargo de las diligencias, que se incorporarán a las que ya ha abierto para esclarecer el envío de la carta bomba que explotó este miércoles en la delegación diplomática de Ucrania en España. El artefacto iba dirigido al máximo responsable de la embajada, Serhii Pohoreltsev, y provocó lesiones en una mano y una pequeña conmoción cerebral a su responsable de Seguridad. La Policía Nacional ha tomado muestras del paquete explosivo y trabaja ya para tratar de localizar al autor o autores. “Sin duda fue intencionado”, aseguran fuentes cercanas al caso.

Foto: Imagen del paquete enviado a la embajada en el que iba la carta explosiva.

Ese primer artefacto, elaborado presuntamente con material de tipo pirotécnico, se encontraba escondido en una pequeña caja guardada a su vez en un sobre de color marrón. El paquete tenía pegado un sello para envíos nacionales, pero carecía de cualquier signo o evidencia de haber sido realmente tramitado por Correos. El sello pertenece a una edición especial de Correos que reconoce uno de los principales destinos turísticos de Galicia, el Monte Santa Trega, y que se puso en circulación el pasado abril.

Asimismo, el sobre carecía de remitente y no incluía más documentos o mensajes. Los únicos datos que incorporaba eran los del destinatario, el embajador de Ucrania. Su nombre y la dirección de las instalaciones en la calle Ronda de la Abubilla estaban escritos a mano, como recoge una fotografía que ha sido difundida en las últimas horas por medios de comunicación de este país. Fuentes policiales han confirmado a este diario la autenticidad de la imagen.

Foto: Ursula von der Leyen en el Parlamento Europeo. (EFE/EPA/Julien Warnand)

Pohoreltsev ha explicado a un medio ucraniano, Verdad Europea, que el sobre llegó a manos de su secretario, pero a este le llamó la atención porque no parecía el típico correo dirigido a diplomáticos. El secretario decidió entonces entregarle el envío al comandante de Seguridad de la embajada para descartar una posible amenaza.

Dentro del sobre, el comandante encontró una caja que le hizo sospechar. "Él mismo, para que no hubiera nadie, salió con este correo al patio antes de abrirlo. Y nada más abrir la caja, escuchó algo que hacía clic. Inmediatamente, la arrojó y escuchó la explosión", ha relatado Pohoreltsev.

placeholder Cordón policial frente a la embajada. (EFE/Chema Moya)
Cordón policial frente a la embajada. (EFE/Chema Moya)

Según el embajador, “a pesar de que el comandante de la embajada ya no sostenía la caja en sus manos, la explosión le dañó las manos y tuvo algo así como una conmoción cerebral”. Las lesiones se concentran en un dedo de una de sus manos. Con todo, el empleado pudo acudir por sus propios medios hasta el hospital Nuestra Señora de América de la capital, donde ya ha sido dado de alta.

La investigación ha sido asumida por el Juzgado Central de Instrucción número 4 ante las evidencias de que se trata de una acción de tipo terrorista. En el caso trabaja la Brigada Provincial de Información de la Policía Nacional. El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, telefoneó al embajador para expresarle su apoyo y prometerle que España hará todo lo posible para localizar a los responsables.

La empresa de fabricación de armamento Instalaza, con sede en Zaragoza, ha recibido este miércoles un artefacto explosivo de similares características al que llegó por la mañana a la embajada de Ucrania en Madrid. Efectivos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil se han desplazado hasta la empresa, que ha sido desalojada. Los Tedax ha llevado a cabo una detonación controlada y no se han registrado heridos. Se da la circunstancia de que Instalaza es fabricante del lanzacohetes C-90, un arma de infantería y de fácil uso enviada masivamente por el Ministerio de Defensa a Ucrania para ayudar al Ejército de este país en la guerra que libra contra Rusia. Se estima que han llegado a manos de las Fuerzas Armadas ucranianas unas 1.500 unidades de C-90.

Correos
El redactor recomienda