Es noticia
Menú
Podemos avisa de que estará vigilante ante la letra pequeña del impuesto a los ricos
  1. España
Gravamen a las grandes fortunas

Podemos avisa de que estará vigilante ante la letra pequeña del impuesto a los ricos

María Jesús Montero no ha dado aún detalles de cómo será el impuesto sobre las grandes fortunas, que negociará en paralelo a la Ley de Presupuestos para atraer el apoyo de sus socios a las cuentas

Foto: Yolanda Díaz y María Jesús Montero. (EFE/Fernando Villar)
Yolanda Díaz y María Jesús Montero. (EFE/Fernando Villar)

Primero mostraron su sorpresa, luego celebraron que el PSOE se abriese a estudiar un impuesto a los ricos y después prometieron examinar con lupa la "letra pequeña" del nuevo gravamen. La ministra de Igualdad y número dos de Podemos, Irene Montero, apremió este jueves a su socio de gobierno a negociar e implementar "cuanto antes" un tributo que persigue gravar a las grandes fortunas, como perseguía la propuesta que el Partido Socialista desterró del Congreso de los Diputados hace algo más de tres meses.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, pide tiempo para trabajar "con rigor" en una propuesta sólida que permita aumentar la presión fiscal sobre "los grandes patrimonios" o "las grandes rentas". De momento, da pocas pistas sobre el impuesto que, como aseguran desde su equipo, llevan semanas desarrollando. Pero el anuncio de que Andalucía suprimirá patrimonio lo aceleró todo. Habrá contraofensiva para evitar el 'dumping fiscal' del PP.

Montero confirma que trabaja con Díaz en un nuevo impuesto para las grandes fortunas

Y no fue hasta esta semana cuando Montero comunicó formalmente a sus socios, en el marco de las reuniones sobre la negociación de los presupuestos para 2023, su intención de avanzar en esta línea. Con la excepción de la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, y de su entorno más próximo, nadie conocía las intenciones de la ministra de Hacienda, que hoy no aclara si revivirá el espíritu de la propuesta de los morados al construir este gravamen; el mismo que los socialistas no quisieron incluir en el acuerdo de coalición.

Foto: María Jesús Montero, ministra de Hacienda. (EFE/J. J. Guillén)

La propia ministra de Igualdad manifestaba que estaban "muy contentas" ante el giro del Partido Socialista, después de "muchos años" proponiendo incrementar la presión fiscal a las grandes fortunas —en su última propuesta, reclamaban actuar sobre los patrimonios de 10 millones de euros—. La líder del partido, Ione Belarra, señaló la semana pasada buena parte de las medidas a las que sus socios se opusieron en su día, y que hoy son realidad, para reivindicar la autoría de estas políticas, disputándoles banderas como la reforma laboral o los impuestos a la banca y a las energéticas.

Sin embargo, además de reclamar que el impuesto sea estructural y no "temporal", en la dirección de Unidas Podemos advertían de que inspeccionarán en detalle la "letra pequeña" de la propuesta que les traslade Montero, para garantizar la efectividad de este gravamen, que va en la línea de actuación que defienden.

Foto: María Jesús Montero en la sesión de control en el Congreso. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

Anticipan que toca esperar a conocer su desarrollo, pero en la mente de los dirigentes de Unidas Podemos hay casos como el del ingreso mínimo vital, que en su aprobación como real decreto en el Consejo de Ministros, en junio de 2020, perseguía llegar a 2,3 millones de personas. Tuvo un desarrollo lento, dadas las dificultades de su implementación, y en junio de este año había llegado a 1,2 millones, aún muy lejos de su objetivo. Todo, tras sucesivas mejoras y varias batallas entre los dos socios del Ejecutivo, y con Unidas Podemos presentando una batería de enmiendas a la norma durante su tramitación en el Congreso.

El ambiente entre las filas del socio minoritario es de expectación y cierta esperanza. Los reproches, en público y en privado, están medidos. "Hemos perdido un tiempo precioso al no aprobar la toma en consideración de la proposición de ley de Unidas Podemos sobre las grandes fortunas", espetó Txema Guijarro, el secretario general del grupo parlamentario Unidas Podemos, a la ministra de Hacienda, este jueves.

Foto: El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. (EFE/José Manuel Vidal)

Ahora, todas las miradas están puestas en la negociación de un impuesto que se debatirá de forma paralela a las conversaciones sobre el proyecto de Ley de Presupuestos. La ley que vertebra las cuentas públicas no puede incluir ni crear impuestos, y, por tanto, ambas iniciativas discurren por carriles separados.

Un carril separado, pero permeable a la negociación presupuestaria, porque todas las partes asumen que este gravamen, como los impuestos a la banca y a las energéticas, será utilizado por el PSOE para rebajar el nivel de exigencia de sus socios.

Primero mostraron su sorpresa, luego celebraron que el PSOE se abriese a estudiar un impuesto a los ricos y después prometieron examinar con lupa la "letra pequeña" del nuevo gravamen. La ministra de Igualdad y número dos de Podemos, Irene Montero, apremió este jueves a su socio de gobierno a negociar e implementar "cuanto antes" un tributo que persigue gravar a las grandes fortunas, como perseguía la propuesta que el Partido Socialista desterró del Congreso de los Diputados hace algo más de tres meses.

María Jesús Montero Yolanda Díaz
El redactor recomienda