Es noticia
Menú
El plante de Lesmes enfada a los vocales y enturbia aún más la renovación del TC
  1. España
Malestar en el CGPJ

El plante de Lesmes enfada a los vocales y enturbia aún más la renovación del TC

El sector conservador del CGPJ rechaza la imposición del presidente de nombrar "necesariamente" a los candidatos para el Constitucional y recuerda que harán lo que todos decidan

Foto: El presidente del Supremo y del CGPJ, Carlos Lesmes. (EFE/Rodrigo Jiménez)
El presidente del Supremo y del CGPJ, Carlos Lesmes. (EFE/Rodrigo Jiménez)

Las declaraciones realizadas este lunes por el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, no han sentado nada bien en el órgano de gobierno de los jueces. Su enérgica postura sobre la obligación del CGPJ de nombrar a dos candidatos para el Tribunal Constitucional, en cumplimiento de la ley y la propia Carta Magna, se ha interpretado como una presión poco tolerable para aquellos que defienden que el Ejecutivo los está utilizando exclusivamente para lo que le conviene. Si los ánimos ya estaban alterados de cara al pleno extraordinario convocado para el día 8, ahora lo están más. "Él no es el Consejo y haremos lo que decidamos", asegura uno de los vocales consultados.

La frase del presidente que más ha escocido incluía un sustantivo: 'rebeldía'. Lesmes no contempla otra opción que la de nombrar "necesariamente". "Me opongo a que esta institución se declare en rebeldía. Lo he sostenido durante toda mi vida y lo sostengo ahora. Es nuestro deber: el cumplimiento de la ley y de la Constitución. Y, por lo tanto, nuestra obligación será procurar ponernos de acuerdo", ha dicho. Esas pocas palabras abren, sin embargo, una nueva brecha y alejan aún más la posibilidad, ya complicada, de acercar posturas.

La posibilidad de acuerdo ya parecía descartada para el próximo jueves. Pese a ello, el presidente del Consejo confiaba en superar las dificultades iniciales y llegar a un pacto unos días más tarde, convocando una nueva reunión la próxima semana, el lunes 12. Ya no está tan claro. A horas del inicio del encuentro, las conversaciones entre los 19 vocales siguen paradas y sin ellas, no hay pacto posible.

A quienes sostienen que "hay que boicotear los nombramientos", Lesmes les ha recordado la "institucionalidad" del Consejo y ha insistido en que si se ha aprobado una ley hay que cumplir con ella, más allá de que puedan gustar o no las circunstancias en que se aprobó. "Es una ley que restablece la competencia del CGPJ, una competencia que está en la propia Constitución", ha subrayado. Distintas fuentes consultadas aseguran que se ha confundido en el tono. "Se ha pasado de frenada", dicen.

Malestar creciente

A estas aseveraciones sobre el deber del CGPJ se suma un segundo motivo de malestar. El presidente ha achacado a una estrategia interesada la difusión de que alberga un interés personal en la cuestión y que aspira a convertirse en magistrado del TC. Desmintió de forma rotunda que esa sea su intención. "Quien está diciendo otra cosa está mintiendo interesadamente. No tengo ninguna intención de ir al TC en las actuales circunstancias. Y, en el futuro inmediato, por supuesto que tampoco". Además, atribuyó a los que quieren alejar cualquier posibilidad de que el Constitucional se renueve esta maniobra en su contra. Aunque no identificó a quienes se refería, solo puede tratarse del PP y su entorno.

Foto: El presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, Carlos Lesmes. (EFE/Luis G. Morera)

Si el Gobierno esperaba que se postulara para evitar un atasco, es evidente que nada así sucederá. De modo que las turbulencias también alcanzan a la Moncloa, cuya paciencia empieza a agotarse. Si hasta el momento se inclinaba por la manga ancha en cuanto a los plazos, el margen que pensaba ofrecer al Consejo se reduce por momentos. Y en medio de la tormenta, dos instituciones clave siguen sin renovación. Al TC se suma el propio Consejo, que acumula el mayor retraso de su historia. "La degradación institucional es ya más que patente", asegura otra de las fuentes consultadas.

Las declaraciones realizadas este lunes por el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, no han sentado nada bien en el órgano de gobierno de los jueces. Su enérgica postura sobre la obligación del CGPJ de nombrar a dos candidatos para el Tribunal Constitucional, en cumplimiento de la ley y la propia Carta Magna, se ha interpretado como una presión poco tolerable para aquellos que defienden que el Ejecutivo los está utilizando exclusivamente para lo que le conviene. Si los ánimos ya estaban alterados de cara al pleno extraordinario convocado para el día 8, ahora lo están más. "Él no es el Consejo y haremos lo que decidamos", asegura uno de los vocales consultados.

CGPJ Tribunal Supremo Pedro Sánchez Tribunal Constitucional
El redactor recomienda