Lesmes critica el bloqueo político y la reforma impuesta sobre el CGPJ: "Es insostenible"
  1. España
APERTURA DEL AÑO JUDICIAL

Lesmes critica el bloqueo político y la reforma impuesta sobre el CGPJ: "Es insostenible"

También recrimina al Gobierno haber dibujado una Justicia revanchista ante su oposición a los indultos de los presos del 'procés' y su idea de "concordia frente a resentimiento"

Foto: El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, durante la celebración este lunes del acto de apertura del año judicial. (EFE)
El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, durante la celebración este lunes del acto de apertura del año judicial. (EFE)

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, elevó este lunes el tono durante el acto de apertura del año judicial e instó a los partidos a desbloquear el CGPJ: "La situación en la que nos encontramos resulta insostenible para la judicatura y para la propia sociedad, porque este incumplimiento de la legalidad, postergando la renovación del consejo, está afectando de manera directa a un órgano que fue diseñado por la propia Constitución para garantizar la independencia en el ejercicio de la función judicial frente a todos", criticó ante Felipe VI, la ministra de Justicia, Pilar Llop, y el líder de la oposición, Pablo Casado.

[Pinche aquí para leer el discurso completo]

En su octavo discurso inaugural, Lesmes se dirigió así al PP y al PSOE para recordarles la importancia de sacar adelante la renovación de un CGPJ que lleva más de 1.000 días con el mandato vencido: "Unas y otras acciones conducen, inexorablemente, al debilitamiento de la legítima función constitucional del consejo, como garante de la independencia judicial", argumentó. "Urge, por tanto, y por el bien de todos, que nuestra institución desaparezca del escenario de la lucha partidista y que las fuerzas políticas concernidas, con patriotismo constitucional y generosidad, alcancen en las próximas semanas el acuerdo necesario para la renovación".

Foto: El comisario de Justicia Didier Reynders (EFE)

El presidente del Tribunal Supremo insistió para ello en "la anormal situación" en la que se encuentra el CGPJ "por causas que le son completamente ajenas", señalando una y otra vez a los partidos políticos como responsables del bloqueo: "La Constitución —así lo dice expresamente el art. 122— ha querido que las personas que sirven en nuestra institución, vocales y presidente, tengan un mandato de duración determinada, cinco años, sin que este plazo pueda ser considerado, en ningún caso, como meramente orientativo", destacó. Ante esta obligación constitucional, insistió en que no cabe anteponer "razones de oportunidad política, cualesquiera que estas sean".

Las palabras de Lesmes llegan tras la reforma que impide al CGPJ aprobar nombramientos si está en funciones, situación en la que se encuentra desde diciembre de 2018. El cambio, impulsado por el PSOE y Podemos, bloquea sus propuestas de nombramiento para los presidentes del Supremo, de las Audiencias, de los Tribunales Superiores de Justicia y de la Audiencia Nacional, así como de los presidentes de Sala y magistrados del Supremo y miembros del Constitucional. En el caso del alto tribunal, Lesmes señaló que son 11 las vacantes sin cubrir de un total de 79, por lo que la reforma implica "agravar" el problema y les "coloca en una muy difícil situación".

Foto: Carlos Lesmes. (EFE)

"Atendida la trascendencia que esta reforma tiene para el órgano al que la Constitución encomienda la garantía de la independencia judicial, durante la tramitación parlamentaria se solicitó por el consejo poder emitir su opinión —como resulta obligado en todos los proyectos de ley que afectan a su organización y funcionamiento— y se interesó también que se recabara informe de la Comisión Europea para la Democracia por el Derecho, la llamada Comisión de Venecia, así como que se oyera a todos los agentes afectados, muy especialmente a las asociaciones judiciales, siendo todas estas peticiones desatendidas", recordó durante su discurso.

"La urgencia de esta reforma y su propio contenido se han querido fundamentar en una pretendida pérdida de confianza parlamentaria de nuestra institución, como ocurre con el Gobierno en funciones, ignorando que el consejo goza, por voluntad constitucional, de plena autonomía respecto de los demás poderes públicos, sin que medie vinculación de dependencia política alguna de las Cortes Generales", añadió. "La justificación de la necesaria renovación del consejo no resulta del cambio de composición de las Cámaras, como algunos sostienen, sino exclusivamente de la finalización del plazo del mandato establecido en la Constitución".

Desde el último fracaso de las negociaciones, el PP plantea, además, una nueva exigencia: reclama un compromiso de reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) para cambiar el sistema de elección de los 12 vocales judiciales y que sean seleccionados por sus compañeros magistrados entre un listado que también propondrían estos. El CGPJ está formado por 20 vocales —12 de ellos jueces y otros ocho juristas de reconocido prestigio— y el sistema de elección actual depende de que sean respaldados por tres quintas partes del Congreso y el Senado. Respecto al cambio que propone el PP, el PSOE ha defendido que "los jueces no pueden elegir a los jueces".

Lesmes, sin embargo, evitó valorar esta propuesta de forma directa durante su discurso: "La cuestión que tradicionalmente ha resultado más controvertida en el ámbito de nuestro consejo es la del sistema de elección de los vocales, ante la ambigua redacción constitucional", reconoció en un primer momento. "Sin necesidad de entrar en la misma, quiero poner de manifiesto lo que es más relevante: el Consejo General del Poder Judicial, desde su inicial constitución en 1980, ha cumplido, a lo largo de las últimas cuatro décadas, su misión constitucional de garantizar la independencia judicial", se limitó a defender a continuación.

Critica el discurso de los indultos

Más allá de sus referencias el CGPJ, Lesmes también recriminó al Gobierno haber dibujado una Justicia revanchista ante su oposición a los indultos de los presos del 'procés': "Se ha llegado a contraponer, para explicar la indulgencia, la concordia frente al resentimiento, como si la acción de la Justicia al aplicar la ley a la que todos nos debemos fuese un obstáculo para la convivencia u obedeciera a razones distintas de las previstas en las normas", criticó nada más arrancar su discurso.

Foto: Fachada del Tribunal Supremo. (EFE)

"La labor de los jueces y su independencia se ponen en ocasiones en entredicho —especialmente desde algunas instancias políticas— cuando las decisiones judiciales se contraponen a sus designios, dificultan sus estrategias o, simplemente, no son de su agrado", argumentó. "La función de los jueces y magistrados, juzgando y haciendo ejecutar lo juzgado, con independencia absoluta de influencias externas o internas, políticas o de cualquier otra índole, no se corresponde en modo alguno con la idea de revancha o con el sentimiento de rencor, pues juzgar es dar a cada uno lo suyo de acuerdo con las leyes".

Lesmes defendió para ello la aplicación de "leyes que han sido democráticamente aprobadas y que, por tanto, expresan la voluntad de la mayoría", echando así por tierra la idea de "la concordia frente al resentimiento", un discurso que el Gobierno ha mantenido "con ocasión del ejercicio de la prerrogativa de gracia de la que se han beneficiado determinados dirigentes políticos condenados por este Tribunal Supremo". Frente a este razonamiento, su discurso fue tajante: "La justicia no es, ni ha sido nunca, un obstáculo para la paz, sino el instrumento fundamental para salvaguardar el orden jurídico y, por ende, la convivencia pacífica entre los ciudadanos".

Carlos Lesmes CGPJ PSOE Partido Popular (PP)
El redactor recomienda