Es noticia
Menú
El abogado de la Manada estudia usar la ley Montero para lograr una rebaja de penas
  1. España
Reforma del 'solo sí es sí'

El abogado de la Manada estudia usar la ley Montero para lograr una rebaja de penas

De haber sido condenados bajo la nueva norma, el Tribunal Supremo habría tenido más margen para aplicar una pena menor a los cinco presos por la violación de los Sanfermines

Foto: La ministra de Igualdad, Irene Montero. (EFE/Mariscal)
La ministra de Igualdad, Irene Montero. (EFE/Mariscal)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El abogado que representa al grupo de condenados por la violación de Sanfermines autodenominado la Manada analizará la nueva clasificación de las penas por agresión sexual recogida en la ley del ‘solo sí es sí’ impulsada por la ministra de Igualdad, Irene Montero. Según confirma a El Confidencial el letrado Agustín Martínez, su creencia es que el redactado da margen para estudiar una revisión de las condenas que permita adelantar la salida de prisión de sus representados. Los jueces del Tribunal Supremo fijaron sus condenas en 15 años de cárcel respecto a un mínimo legal de 14 años y tres meses. Con la nueva ley, ese mínimo habría sido más bajo.

El derecho siempre asiste a los penados a que se les aplique la norma más beneficiosa, aunque sea posterior al momento de dictarse sus condenas. Desde el borrador del anteproyecto de Ley de Garantía Integral de Libertad Sexual, esta posibilidad de revisión generó inquietud en el seno de la judicatura. El debate se centra en que la nueva norma impulsada por el Ministerio de Igualdad acaba con la distinción entre abuso y agresión sexual. El letrado Agustín Martínez asegura que esperará a que entre en vigor la nueva ley y consultará con las familias antes de dar los primeros pasos. Se prevé que esta norma sea una realidad en las próximas semanas, una vez sea firmada por el Rey y publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

En su afán está escrutar a fondo el nuevo escenario con vistas a lograr que sus clientes puedan beneficiarse. Los cinco jóvenes fueron condenados en el Tribunal Supremo a 15 años de cárcel por un delito continuado de violación recogido en los artículos 178 y 179 del Código Penal. Castigan las agresiones sexuales con intimidación y violencia. El artículo 178 es el tipo básico y actualmente contempla entre uno y cinco años de prisión. El 179 persigue las agresiones sexuales con penetración y la pena es de seis a 12 años de cárcel.

Foto: La fiscal de Sala de Violencia sobre la Mujer, Teresa Peramato. (EFE)

Pero, además, la Manada fue condenada por dos agravantes por actuar en grupo y trato vejatorio, que se incluyen en el artículo 180 del Código Penal. Según ese artículo, cuando se da una de estas conductas, la condena a imponer pasa a ser de 12 a 15 años. Si se dan dos o más agravantes, como fue el caso de la violación de Sanfermines, entonces las penas por el artículo 180 se imponen en su mitad superior. Es decir, si la diferencia entre 12 y 15 años es de tres años, se calcula la mitad (un año y medio) y se suma respecto al mínimo.

Así se calculó su condena

De ese modo, la horquilla a valorar por los jueces pasó a ser de entre 13 años y medio (12+1,5) y 15 años. Pero en el caso de la Manada, además, se les condenó también por un delito continuado. Según el artículo 74 del Código Penal, eso se castiga “con la pena señalada para la infracción más grave [el artículo 180], que se impondrá en su mitad superior, pudiendo llegar hasta la mitad inferior de la pena superior en grado”. Obligaba, por tanto, a establecer un nuevo mínimo y un nuevo máximo.

Para calcular esta nueva “mitad superior” que marca el artículo 74, se toma de referencia la horquilla de año y medio que existe entre los 13 años y medio y 15. La mitad de ese año y medio son nueve meses, que se suman al suelo de 13 y medio. Así, el nuevo mínimo da como resultado 14 años y tres meses. Para fijar el máximo tal y como marca la figura de delito continuado, el Tribunal Supremo llegó hasta los 18 años.

Foto: Uno de los cuatro acusados de la llamada Manada de Sabadell. (EFE)

Los jueces de la Sala de lo Penal del alto tribunal reflejaron en la sentencia por qué habían fijado los 15 años dentro de esa horquilla que iba desde los 14 años y tres meses hasta un máximo de 18 años. Los magistrados argumentaron que la pena de 15 años “se encuentra muy próxima al mínimo legal” (los 14 años y tres meses) y además era “proporcionada a las circunstancias personales de los acusados y a la gravedad del hecho”. Esa vocación de acercarse al mínimo legal de la horquilla es lo que abre una ventana de oportunidad legal al abogado de la Manada atendiendo a la nueva reglamentación.

Las horquillas de los delitos por los que fueron condenados sus clientes cambiarán con la entrada en vigor de la ley del ‘solo sí es sí’. Marcarán un máximo más bajo en el tipo básico y un mínimo inferior en el delito agravado cuando entre en vigor. Es el resultado de fusionar los delitos de abuso sexual dentro de las agresiones sexuales, una de las principales novedades de la norma impulsada por el Gobierno. La agresión sexual básica pasa a ser de entre uno y cuatro años de cárcel (antes llegaba hasta cinco) y el delito de agresión sexual con penetración se castigará con entre cuatro y 12 años de prisión (antes era un mínimo de seis).

Así quedaría con la nueva ley

La clave fundamental es el artículo 180, que castiga las conductas agravantes. Desde la entrada en vigor de la ley Montero, quien incurra en una de ellas será condenado a una pena de entre siete y 15 años de prisión (hasta ahora era de 12 a 15). Y si se producen varias, la pena a imponer será sobre la mitad superior como siempre. El delito continuado tampoco cambia con la nueva ley impulsada desde el Ministerio de Igualdad.

Es decir, los cinco violadores de los Sanfermines habrían sido condenados por lo que hicieron a una pena de entre siete y 15 años. A ese mínimo habría que sumarle cuatro años de la mitad inferior por acumular dos agravantes. Eso dejaría la nueva horquilla entre 11 y 15 años de prisión. Por el delito continuado se añadirían otros dos años más, que fijarían el margen definitivo entre los 13 y los 18 años. Eso es un suelo de un año y tres meses menos que el mínimo legal recogido en la sentencia del Tribunal Supremo, dictada en 2019.

Esta es la nueva clasificación de las condenas que salió del Congreso una vez agotada su tramitación en dirección al Senado. El Confidencial se ha puesto en contacto con el Ministerio de Igualdad para tratar de confirmar que no ha habido cambios al respecto. También acerca de su versión respecto al temor de parte de la judicatura a que se repitan más escenarios como este. Este periódico no ha recibido respuesta al momento de publicar esta información. Por su parte, fuentes parlamentarias consultadas aseguran que la tramitación en la Cámara Alta no ha introducido cambios en el apartado de las condenas.

Diversos juristas consultados coinciden en que de aplicarse una reducción en el caso concreto de la Manada, sería leve, si acaso en torno a un año en el escenario más favorable para los condenados. Advierten los expertos de que la ampliación de las horquillas permite que los 15 años a los que fueron condenados los violadores de Sanfermines siga dentro de los márgenes que el Código Penal habilita para la valoración de los magistrados. Desde ese punto de vista, creen que no sería necesario variar la pena. Los jueces la consideraron proporcional a los hechos, pero al mismo tiempo se escudaron en su proximidad al mínimo legal, que ahora ha cambiado. Ese último argumento es el que brinda una posibilidad al abogado de los presos.

El abogado que representa al grupo de condenados por la violación de Sanfermines autodenominado la Manada analizará la nueva clasificación de las penas por agresión sexual recogida en la ley del ‘solo sí es sí’ impulsada por la ministra de Igualdad, Irene Montero. Según confirma a El Confidencial el letrado Agustín Martínez, su creencia es que el redactado da margen para estudiar una revisión de las condenas que permita adelantar la salida de prisión de sus representados. Los jueces del Tribunal Supremo fijaron sus condenas en 15 años de cárcel respecto a un mínimo legal de 14 años y tres meses. Con la nueva ley, ese mínimo habría sido más bajo.

La Manada Irene Montero Tribunal Supremo Agresión sexual Código Penal
El redactor recomienda