Es noticia
Menú
El plan de Sánchez para las aduanas con Marruecos se atasca en las cuestiones técnicas
  1. España
Relaciones con Rabat

El plan de Sánchez para las aduanas con Marruecos se atasca en las cuestiones técnicas

La reunión en Madrid entre las delegaciones de ambos países para abordar el establecimiento de las aduanas en Ceuta y Melilla no logra un acuerdo y se emplazan a próximas conversaciones

Foto: El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez (i), se reúne con Mohamed VI de Marruecos. (EFE/Mariscal)
El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez (i), se reúne con Mohamed VI de Marruecos. (EFE/Mariscal)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La puesta en funcionamiento de las aduanas comerciales de Ceuta y Melilla con Marruecos tendrá que esperar un poco más. El plan del Gobierno socialista de Pedro Sánchez de recuperar la total normalidad en las fronteras con el país vecino tras su compromiso de una nueva era de entendimiento ha encallado, de momento, en la mesa de las cuestiones técnicas. Así se acreditó este martes en el encuentro mantenido en Madrid entre ambas administraciones, reunidas en la sede del Ministerio de Exteriores. Fuentes diplomáticas dicen que hay avances, pero que las conversaciones deberán continuar porque de momento no hay resultados.

En la declaración conjunta del pasado 7 de abril, España y Marruecos anunciaron una nueva fase en sus relaciones. Fue el resultado, entre otras cosas, del reconocimiento por parte del Gobierno de Sánchez de la autonomía marroquí sobre el Sáhara Occidental. En ese acuerdo, se incluía también restablecer la normalización de la circulación de personas y de mercancías de manera ordenada, incluyendo los dispositivos apropiados de control aduanero y de personas a nivel terrestre y marítimo. La ralentización experimentada en las negociaciones coincide con el escepticismo mostrado en su momento por las fuerzas de seguridad sobre el terreno.

Foto: El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez (d), se reúne con el rey Mohamed VI de Marruecos (i). (EFE/Mariscal)

El Ministerio del Interior informó de manera oficial el domingo del encuentro de este martes con los emisarios marroquíes. Eso alimentó algunas expectativas sobre un posible acuerdo sobre las aduanas comerciales. Otras fuentes gubernamentales, en cambio, rebajaron el perfil de la cita por su cuestión meramente técnica. Pero es precisamente en ese punto donde por ahora no hay acuerdo. Se confirman, por tanto, las dudas que sembró el director de Aduanas marroquí, Nabil Lakhdar. En una entrevista publicada el pasado jueves en la edición digital de la revista 'Tel Quel', aseguró que las "condiciones geográficas" no permiten construir las instalaciones para las aduanas y que el tema "no era de actualidad" para Marruecos, si bien luego rectificó sus palabras ante la Agencia EFE.

"En los próximos días"

Fuentes diplomáticas avanzan que se celebrará una nueva reunión sobre esta cuestión "en los próximos días" con representantes de los Ministerios de Asuntos Exteriores, Interior y Hacienda y sus homólogos marroquíes. Las fuentes no han entrado en detalles sobre el contenido de la discusión. Pese a la falta de acuerdo, nadie cierra la puerta a nada. Todos los puntos de la hoja de ruta de cara a la nueva etapa en la relación bilateral incluidos en la declaración conjunta "se siguen desarrollando y los grupos de trabajo reuniéndose con el objetivo de resolver los aspectos prácticos" de los mismos.

El restablecimiento de las aduanas es uno de los hitos de la nueva etapa en la relación que han venido esgrimiendo el propio Sánchez y también el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, nada más terminar la cena con la que España y Marruecos pusieron fin a la grave crisis diplomática vivida hace un año a raíz de la acogida del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali.

Foto: Frontera del lado marroquí del Tarajal. (EFE/María Traspaderne)

Todavía en Rabat, Sánchez indicó que entre los pasos que se iban a dar en el marco de la hoja de ruta pactada figuraba la reapertura de las fronteras, lo que incluiría la aduana de Melilla, que Marruecos cerró de forma unilateral en 2018, y la apertura de una instalación de este tipo en Ceuta, donde nunca existió. No obstante, Rabat nunca ha confirmado hasta ahora que este paso vaya a darse.

El proceso de reapertura de la frontera terrestre se inició el 17 de mayo para residentes de la Unión Europea y con permiso para circular en Schengen. Desde el 31 de mayo, se amplió a trabajadores transfronterizos. En un escueto comunicado, el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska explicó que la reunión de este martes se celebraría "entre las administraciones competentes para establecer las modalidades y el calendario de finalización del proceso de normalización de la circulación de personas y mercancías por los dos puestos terrestres". De momento, habrá que seguir negociando.

La puesta en funcionamiento de las aduanas comerciales de Ceuta y Melilla con Marruecos tendrá que esperar un poco más. El plan del Gobierno socialista de Pedro Sánchez de recuperar la total normalidad en las fronteras con el país vecino tras su compromiso de una nueva era de entendimiento ha encallado, de momento, en la mesa de las cuestiones técnicas. Así se acreditó este martes en el encuentro mantenido en Madrid entre ambas administraciones, reunidas en la sede del Ministerio de Exteriores. Fuentes diplomáticas dicen que hay avances, pero que las conversaciones deberán continuar porque de momento no hay resultados.

Pedro Sánchez Melilla Ministerio del Interior
El redactor recomienda