Es noticia
Menú
Vox dinamita el diálogo social en Castilla y León antes de convocar su primera reunión
  1. España
Alarma en patronal y sindicatos

Vox dinamita el diálogo social en Castilla y León antes de convocar su primera reunión

El nuevo consejero de Empleo arremete contra la patronal y los sindicatos y rechaza un diálogo "ultrasubvencionado". UGT asegura que "les tendrán enfrente" si pretenden dar marcha atrás

Foto: Una convocatoria de UGT, CCOO, USO y CGT en León. (EFE /J. Casares)
Una convocatoria de UGT, CCOO, USO y CGT en León. (EFE /J. Casares)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Sindicatos y patronal han encendido todas las alarmas tras la comparecencia en las Cortes de Castilla y León del nuevo consejero de Empleo nombrado por Vox. Mariano Veganzones abrió un enfrentamiento público al rechazar un "diálogo social ultrasubvencionado" y advertir que vigilará "cada céntimo de euro" que reciban. La preocupación es máxima en ambos colectivos. Temen que, a pesar de gobernar junto al PP, que siempre ha respaldado el diálogo social en la comunidad autónoma, la intención del partido de Santiago Abascal sea cumplir con su programa electoral y hacerlo estallar en los próximos meses.

Los sindicatos ya tenían algunos recelos cuando se anunció el acuerdo entre PP y Vox. Pero ahora lo confirman, porque este primer encontronazo viene incluso antes de que haya habido una primera reunión para abordar estos temas. Raúl Santa Eufemia, secretario de Acción Sindical y Diálogo Social de UGT Castilla y León, pide que "de una vez por todas tenga el equipo completo, nos convoque a la primera reunión y empecemos a hablar de tú a tú". "Si el primer día demuestran que realmente no quieren nada todo lo que se marca por ley, tendrán muy difícil no cumplirlo y nos tendrán enfrente", declara a este diario.

Foto: El vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, junto al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco. (EFE/R. García)

Asegura que lo que ha quedado claro es que "toda esa política que marcó el consejero el otro día en la comisión es para nosotros muy contraria a alcanzar acuerdos". A la espera de esa primera toma de contacto, y a pesar de las duras palabras del nuevo consejero de Vox, CCOO y CEOE Castilla y León han rechazado a El Confidencial realizar valoraciones sobre este asunto. Una prueba más de cómo todos pisan con pies de plomo ante la posibilidad de que se plantee una situación tensa e insostenible que termine con dos décadas de acuerdos en diálogo social que pusieron a Castilla y León como ejemplo para otros territorios.

El diálogo social ha sido tan relevante en esta autonomía que la Universidad de Valladolid mantiene una Cátedra de Sindicalismo y Diálogo Social con distintos títulos propios. Su directora, la profesora Ana Murcia Clavería, analiza la situación actual para este periódico. "El PP no puede tirar atrás por una parte minoritaria muchísimos años de avances económicos y sociales". Añade que "hay hasta nueve leyes negociadas en la comunidad autónoma que han sido fruto del diálogo social, más allá del ámbito laboral. La política económica y social de Castilla y León no hubiera sido la misma sin el diálogo social. Por ejemplo, es la que mejor ha desarrollado la ley de dependencia, porque esta ley sale del diálogo social o la Fundación Anclaje para las empresas en crisis o casos de deslocalización". "Que lo tengamos institucionalizado ha posibilitado que ante crisis como la de 2008 o la pandemia se haya podido articular ayudas rápidamente y de forma efectiva", añade Murcia.

La directora de la Cátedra de Sindicalismo y Diálogo Social de la UVa recuerda que nueve leyes regionales son fruto del diálogo social

Así las cosas, desde UGT exigen al presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, que tome el mando en esta cuestión y marque una línea clara de trabajo que evite todas las tensiones que ya se vivieron en la pasada legislatura cuando la consejera de Empleo era de Ciudadanos. "El presidente de la comunidad tiene que garantizar que el cien por cien de los consejeros, con coalición o sin coalición, alienten la búsqueda de acuerdos y consensos. De hecho, el grupo popular en esa comisión en la que habló en consejero de Empleo le alentó a no olvidarse de lo social", apunta Santa Eufemia, evidenciando la división de opinión sobre este asunto que mantienen los socios de Gobierno.

¿Puede eliminar Vox el diálogo social?

"Si empiezan a negar la mayor de aquello que se marca por ley, pues habrá qué ver hasta dónde realmente quieren llegar a saltarse algo que se marca en la representatividad". Así de contundente es Raúl Santa Eufemia ante las amenazas de Vox a la labor de los sindicatos. Aunque, en el caso del diálogo social, sí que podrían acorralarlo y dejarlo morir por falta de consensos. Ana Murcia explica que "es una ley política, que se activa si todos están de acuerdo, los acuerdos son por unanimidad. Es otra peculiaridad de cómo se ha desarrollado aquí el diálogo social que fue pionero y ha sido referente para otras comunidades autónomas".

Foto: El reelegido presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. (EFE/Nacho Gallego)

Porque una parte esencial de su éxito ha estado en la voluntad política que han tenido los gobiernos del PP de las últimas décadas. "El PP tuvo una virtud enorme que es renunciar al Ejecutivo unilateral, es decir, yo hago mis políticas y ya está", declara la directora de la cátedra. Una voluntad que no tiene Vox y que puede complicar mucho el horizonte. "La ley no te obliga, pero moralmente y políticamente, una de dos, o la derogamos o, si está ahí, la tienes que activar y tienes que negociar o al menos sentarte. Aquí ha habido un éxito porque se han conseguido más de 100 acuerdos. En otras comunidades se reúnen y, de 10 intentos, consiguen uno", Murcia. Así que, si el PP permite que Vox cumpla sus amenazas, podría condenarlo a la irrelevancia por falta de acuerdos.

Por el momento, el portavoz de la Junta de Castilla y León, el popular Carlos Fernández Carriedo, tuvo que matizar tras el último Consejo de Gobierno las palabras del consejero de Empleo. "No entendí al consejero que haya anunciado que va a eliminar las subvenciones a los agentes sociales, sino que hay que hacer una evaluación de esas políticas y ajustar las cantidades que se ofrecen a lo que se pueda acordar con los propios agentes", dijo Carriedo. Además, intentó rebajar la tensión repitiendo la postura favorable del PP al diálogo social y pidió a todos "generosidad" para alcanzar nuevos acuerdos esta legislatura.

El PP intentó rebajar la tensión y se mostró favorable a encauzar el diálogo social

Esta cruzada de los de Santiago Abascal está dentro de su rechazo frontal al protagonismo, papel y financiación que el actual sistema concede a los sindicatos. Mariano Veganzones también cuestionaba en el Parlamento autonómico la representatividad de estas organizaciones en la sociedad actual y repetía su mensaje este viernes en León: "Cada vez representan a menos personas y están más preocupados por sus intereses que por los de los ciudadanos". Santa Eufemia advierte: "Desde UGT no vamos a entrar a discutir con ningún grupo político lo que representan ellos. Nosotros somos representativos porque tenemos todos los días del año mesas electorales en los centros de trabajo en los que nos eligen y somos mayoritarios por eso. Nuestra representatividad nos la dan las elecciones sindicales cada día".

Para la profesora Ana Murcia, este cuestionamiento de los sindicatos que traslada Vox a la sociedad es "muy grave", porque se "está acosando a instituciones que tienen relevancia constitucional". "Los sindicatos mayoritarios (CCOO y UGT) son tales porque representan en Castilla y León al 71% de los votos de las personas que trabajan", explica. Sentencia que todos estos debates suponen "un desgaste enorme" y que "lo que hay que hacer es controlar el dinero público, más inspecciones, pero de entrada criminalizar a los sindicatos no tiene sentido. Los resultados del diálogo social están ahí".

La historia se repite

Es escenario que se plantea en Castilla y León esta legislatura es el mismo que ya se vivió con el anterior Gobierno de coalición, aunque cambiando de protagonistas. El Ejecutivo de PP y Ciudadanos vivió grandes tensiones en las negociaciones con la patronal y los sindicatos por la falta de entendimiento con los cargos de la formación naranja, que también tuvieron la responsabilidad de las políticas de empleo y diálogo social. Los dos colectivos acusaron en varias ocasiones a la Junta de incumplimientos y retrasos en lo pactado y firmado con los agentes sociales.

Foto: El líder de Vox en Castilla y León, Juan García-Gallardo, y el presidente de las Cortes, Carlos Pollán, del mismo partido. (EFE/R. García)

Ciudadanos fue especialmente combativo con UGT y CCOO. Tanto que llegó a sacrificar a su primer consejero de Empleo, Germán Barrios, para colocar a una política más beligerante en esta cartera. Precisamente, el actual consejero de Empleo, nombrado por Vox, fue coordinador del departamento durante el mandato de Barrios, por lo que es un viejo conocido de patronal y sindicatos. Una experiencia que desde UGT consideran que debería ser clave para que supiera valorar la importancia del diálogo social para la comunidad.

Ahora esperan que también exista algo "más allá" de lo que se dice en las intervenciones públicas y haya entendimiento. En la anterior legislatura, pese a todo, sí que se terminaron logrando importantes acuerdos. Aun así, la salud del diálogo social volverá a ser uno de los dolores recurrentes de cabeza del presidente de la Junta de Castilla y León también esta legislatura. Lo que parece claro es que estas tensiones volverán a poner a prueba la fortaleza de una seña de dos décadas de gobiernos populares en esta comunidad autónoma.

Sindicatos y patronal han encendido todas las alarmas tras la comparecencia en las Cortes de Castilla y León del nuevo consejero de Empleo nombrado por Vox. Mariano Veganzones abrió un enfrentamiento público al rechazar un "diálogo social ultrasubvencionado" y advertir que vigilará "cada céntimo de euro" que reciban. La preocupación es máxima en ambos colectivos. Temen que, a pesar de gobernar junto al PP, que siempre ha respaldado el diálogo social en la comunidad autónoma, la intención del partido de Santiago Abascal sea cumplir con su programa electoral y hacerlo estallar en los próximos meses.

Castilla y León Sindicatos UGT CCOO Vox
El redactor recomienda