Es noticia
Menú
Manuel Martín, el casero de Vox que a punto está de 'desahuciar' a su jefa
  1. España
  2. Andalucía
Propietario del hotel Salobreña

Manuel Martín, el casero de Vox que a punto está de 'desahuciar' a su jefa

Su exceso de sinceridad le llevó a decir que Olona se había empadronado en su casa, pero con una apostilla que ha desatado toda la polémica: "No puedo decir que ella esté aquí regularmente porque estaría mintiendo"

Foto: Manuel Martín (d) y Macarena Olona. (Twitter de Macarena Olona)
Manuel Martín (d) y Macarena Olona. (Twitter de Macarena Olona)

Manuel Martín Montero es el casero más célebre de la actualidad. De hecho, vive de dar alojamiento, ya que es el propietario del hotel Salobreña, un establecimiento histórico de la Costa de Granada. En la provincia es conocido desde hace décadas, además de como empresario, por haber sido el presidente del PP de Salobreña durante más de una década. En 2015 dio el salto a Vox de la mano del padre de Santiago Abascal, de quien era amigo íntimo.

Conocido por todos como Manolo, es un hombre de una educación exquisita, de esos políticos que descuelgan el teléfono cuando pintan bastos y habla siempre con una sinceridad que a veces hace que el periodista tenga la tentación de aconsejarle que callar no es faltar a la verdad. Y ese exceso de sinceridad le llevó a decir que Macarena Olona, la candidata de Vox a la Junta de Andalucía, se había empadronado en su casa, pero con una apostilla que ha desatado toda la polémica: "No puedo decir que ella esté aquí regularmente porque estaría mintiendo". Y aquí está el germen de que el Ayuntamiento de Salobreña, gobernado por el PSOE, haya iniciado el expediente para dar de baja a Olona en el padrón municipal, un tsunami en la precampaña de las elecciones andaluzas del 19 de junio.

Foto: Macarena Olona, junto a Juanma Moreno. (EFE/Junta de Andalucía)

Las declaraciones se las hizo a una periodista que le esperaba en la puerta de su casa. Le abordó para preguntarle por esta cuestión y, hombre afable y de trato cercano, no dudó en responder con toda franqueza, aunque pueda creer que se han malinterpretado sus palabras.

Martín pertenece a una de las familias más conocidas del municipio y su padre fue alcalde de la localidad. Otra rama de la familia, industriales del azúcar de la zona, es la propietaria de la destilería que elabora el Ron Pálido, una empresa fundada en 1963 y que elabora un elixir que es el santo y seña de las noches en la Costa granadina, el que se pone en los bares si no se especifica la marca al camarero.

Pero estos días está pasando un mal trago, tanto como el que le llevó a cerrar de forma temporal el hotel durante lo peor de la pandemia, cuando con los cierres perimetrales estaba prohibida la movilidad entre los municipios. Pero su establecimiento recobró el vigor y los trabajadores volvieron a sus puestos de trabajo tras el obligado ERTE.

Olona se empadronó en Salobreña en noviembre para poder presentarse a las andaluzas

Ahora, su huésped más famosa es Macarena Olona, a la que acogió casi como a una hija en 2019, cuando llegó a Granada para ser la cabeza de lista del partido para las elecciones generales. Manuel Martín hizo de cicerone a la abogada del Estado y fue su fiel acompañante en una campaña a la que Olona llegaba como una perfecta desconocida. Acabó consiguiendo un escaño en el Congreso por Granada y se fraguó entre ambos una poderosa amistad, como atestigua una foto de esta época en la que Olona aparece junto a Onofre Miralles y Manuel Martín: "Mis dos puntales", escribió la ahora candidata de Vox a la Junta. Curiosamente, Miralles fue quien le abrió la cuenta de Twitter a Olona, que a su llegada a Granada carecía de redes sociales y hoy en día tiene más de 375.000 seguidores.

Es la misma amistad que mantiene Manuel Martín desde hace décadas con Santiago Abascal, a quien conoció en el País Vasco cuando el empresario de Salobreña se presentó hasta en cuatro ocasiones a la Alcaldía de Oiartzun (Guipúzcoa) por el PP. No tenía la más mínima posibilidad de salir elegido y se ponía en la diana de una ETA que seguía apretando el gatillo, pero dio un paso adelante en un pueblo dominado por la izquierda abertzale.

De hecho, justificó su salida del PP en 2015, de la mano del padre de Santiago Abascal, por estar en desacuerdo con la política antiterrorista del Gobierno de Mariano Rajoy. "Gozan de beneficios penitenciarios, no colaboran con la justicia y son objeto de actos de exaltación cuando salen de la cárcel, una humillación a las víctimas”, dijo cuando se comunicó su baja del partido.

Santiago Abascal, que por entonces ya era el presidente de Vox, le acogió con los brazos abiertos en un momento en el que nadie podía prever que el partido iba a llegar a tener 52 escaños en el Congreso y que iba a gobernar junto al PP en Castilla y León. Pero siempre rehuyó el protagonismo y se mantuvo en un discreto segundo plano hasta que asumió la presidencia del partido en Granada en 2019, cargo que renovó en las primarias del partido en 2020, aunque este proceso interno acabó en los tribunales y el 3 de junio se celebrará un juicio tras la denuncia de una de las candidaturas que no pasó el corte de los avales.

Manuel Martín reconoce que uno de sus mayores defectos es que no sabe decir no, una palabra que, de haber pronunciado al ser preguntado por la periodista, habría evitado una parte de la polémica por el empadronamiento de Macarena Olona.

Manuel Martín Montero es el casero más célebre de la actualidad. De hecho, vive de dar alojamiento, ya que es el propietario del hotel Salobreña, un establecimiento histórico de la Costa de Granada. En la provincia es conocido desde hace décadas, además de como empresario, por haber sido el presidente del PP de Salobreña durante más de una década. En 2015 dio el salto a Vox de la mano del padre de Santiago Abascal, de quien era amigo íntimo.

Vox
El redactor recomienda