Es noticia
Menú
Feijóo ofrece al PP un "rumbo claro" frente a Vox: "Guarden sus carnés de patriota"
  1. España
XX CONGRESO NACIONAL

Feijóo ofrece al PP un "rumbo claro" frente a Vox: "Guarden sus carnés de patriota"

El gallego tiende la mano a Sánchez para alcanzar pactos de Estado y se propone "ensanchar" al partido para llegar a La Moncloa. Feijóo desvelará este domingo los nombres que compondrán el nuevo comité de dirección de Génova

Foto: El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo (EFE)
El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo (EFE)

Un rumbo, un proyecto y un perfil claro. Al ritmo de La Rianxeira, que se ha escuchado en varias ocasiones en los pasillos del congreso de Sevilla, Alberto Núñez Feijóo ha sido proclamado nuevo presidente del Partido Popular con un amplio respaldo del 98,35% de los votos, y ha articulado su primer discurso como líder nacional del PP, en el que ha sentado claramente los cimientos del proyecto político que ahora pasa a liderar. En un tono claramente estadista, Feijóo ha querido dejar claro no solo lo que es el PP, sino lo que quiere ser. No ha aclarado cuál será su política de pactos con Vox, pero sí ha reivindicado las diferencias que le separan no sólo de los de Santiago Abascal, sino también de la anterior dirección capitaneada por Pablo Casado. El objetivo ya está fijado en Moncloa, a donde espera llegar sin "sumas" con otras fuerzas. Tampoco tiene prisa por conseguirlo. "No tenemos ansiedad de llegar de cualquier forma a la meta", aseguraba.

El nuevo líder del PP ha alejado su proyecto del de Vox. No negará puentes, ni a izquierda ni a derecha, y hará del "entendimiento" interno y externo una forma de hacer política, pero sí ha presentado al PP como un partido autonomista, europeísta, constitucionalista y "patriota", sin olvidar el "respeto" por las lenguas cooficiales -lo que ya apodó como "bilingüismo cordial"-, a la diversidad o a la igualdad. Feijóo no hará del rupturismo con Vox su forma de gestionar la gran cuenta pendiente que le dejó Pablo Casado, pero tampoco mirará continuamente el carril derecho por el retrovisor, como hizo su antecesor. El gallego ha marcado perfil propio, poniendo en valor la "experiencia" de las siglas después de cuarenta años cuando hay "algunos que no llevan ni cuarenta meses", y ha pedido "dejar de repartir carnés y de ser más españoles que nadie", de nuevo en clara alusión a Vox.

"Guarden sus carnés de patriotas, de demócratas, de españoles. Empecemos a trabajar como adultos. ¡Aquí cabemos todos!", proclamaba, levantando a un auditorio lleno hasta la bandera. "Para trabajar conmigo no voy a pedir carnés. Hay que afiliarse al PP por convicción, no por interés", añadía. El todavía presidente de la Xunta -aún no ha firmado su renuncia- se ha comprometido a completar la tarea que no consiguió Pablo Casado: "ensanchar el partido", convencer a los que se fueron del PP que deben volver a apostar por las siglas, y hacerlo con una fórmula clara: a través de una "política seria", desde el "diálogo" y alejado de las "soflamas".

Foto: El presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, durante el XX Congreso Nacional del partido. (EFE/Julio Muñoz) Opinión

El recién proclamado presidente del PP ha tendido nuevamente la mano a Pedro Sánchez para alcanzar pactos de Estado, y se ha comprometido a servir de red al PSOE "para que no dependa de los que quieren dividir nuestro país". De hecho, en su equipo aseguran que Feijóo se reunirá con Sánchez en Moncloa tan pronto como éste levante el teléfono.

Aunque ha puesto condiciones a su apoyo al Gobierno, sí ha reivindicado la necesidad de entablar nuevas relaciones en la política, alejadas de los "enfrentamientos" y de los "debates estériles". "España no está preparada para que busquemos el enfrentamiento por cualquier cosa", manifestaba, subrayando además que no aceptará "lecciones" de nadie, ni de izquierda ni de derecha, por acercarse a uno u otro partido en la búsqueda de consensos. "Es a España a la que tendremos presente en nuestras decisiones", avanzaba.

Después de dos jornadas de congreso nacional, en las que han desfilado todos los líderes autonómicos, expresidentes del Gobierno y dirigentes del PP europeo, los populares han cerrado filas y han brindado un apoyo total al gallego, que ha comunicado a la Casa Real su elección como presidente del PP. La palabra "unidad" ha sido una de las que más se han repetido estos días, un término que cobra especial significado después de la traumática experiencia interna que abrió en canal al partido y terminó con el mandato de Pablo Casado.

Al congreso sevillano no solo han acudido miles de compromisarios, incluyendo a la dirección saliente, sino que también se han dejado ver figuras como el líder de la CEOE, Antonio Garamendi; o el secretario general de UGT, Pepe Álvarez. También intervino finalmente el jefe del PP europeo, Donald Tusk, que en un principio había rehusado participar tras la polémica por el pacto con Vox en Castilla y León, que el dirigente europeo tildó de "capitulación".

El nuevo líder nacional reunirá este domingo, también en Sevilla, a su nuevo Comité Ejecutivo Nacional, una reunión en la que está prevista la designación del resto de miembros del comité de dirección, entendido como el 'núcleo duro' del gallego en Génova. A cuentagotas, Feijóo está revelando algunos de los nombres de su cúpula directiva. Ayer confirmó a José Antonio Monago, presidente del PP de Extremadura, que dirigirá el Comité de Derechos y Garantías en Madrid; y a Diego Calvo, líder del PP en A Coruña, que se pondrá al frente del Comité Electoral.

Foto: El presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, junto al de Andalucía, Juanma Moreno. (EFE/Julio Muñoz)

Los dos primeros nombramientos del comité de dirección tienen una doble lectura. De un lado, Feijóo le ha buscado una salida a José Antonio Monago, que iba a ser defenestrado por Pablo Casado, y abre un período de renovación en el PP extremeño, cuyo cónclave está pendiente de celebración. Además, la designación de Diego Calvo implica que el gallego será el encargado de elaborar las listas para las próximas elecciones generales.

Por otra parte, Feijóo ya ha nombrado a las dos personas que asumirán la mayor cota de poder en el 'nuevo PP'. La cuota andaluza se completó con Elías Bendodo, mano derecha de Juanma Moreno en Andalucía, asumiendo el puesto de coordinador general, a efectos prácticos 'número tres' de Génova. Por encima de él se sitúa Cuca Gamarra, a la que Feijóo ha confiado la secretaría general del PP.

El "¡a trabajar!" con el que Feijóo ha finalizdo su primer discurso como presidente del PP no ha sido en vano: este mismo lunes, el nuevo comité de dirección se reunirá por primera vez en la sede nacional de Génova, cuyos nombres se conocerán este domingo. En paralelo, Feijóo avanza en el proceso de "transición" para cerrar su sucesión en la Xunta, un proceso al que aún le quedan "semanas", según trasladan en su entorno. El gallego sigue atando cabos, midiendo los tiempos y gestando un proyecto que ha levantado grandes expectativas en un PP con "hambre de cambio". Sevilla rezumaba optimismo con un pletórico Feijóo que no ha parado de arengar a los suyos. "España nos está esperando".

Un rumbo, un proyecto y un perfil claro. Al ritmo de La Rianxeira, que se ha escuchado en varias ocasiones en los pasillos del congreso de Sevilla, Alberto Núñez Feijóo ha sido proclamado nuevo presidente del Partido Popular con un amplio respaldo del 98,35% de los votos, y ha articulado su primer discurso como líder nacional del PP, en el que ha sentado claramente los cimientos del proyecto político que ahora pasa a liderar. En un tono claramente estadista, Feijóo ha querido dejar claro no solo lo que es el PP, sino lo que quiere ser. No ha aclarado cuál será su política de pactos con Vox, pero sí ha reivindicado las diferencias que le separan no sólo de los de Santiago Abascal, sino también de la anterior dirección capitaneada por Pablo Casado. El objetivo ya está fijado en Moncloa, a donde espera llegar sin "sumas" con otras fuerzas. Tampoco tiene prisa por conseguirlo. "No tenemos ansiedad de llegar de cualquier forma a la meta", aseguraba.

Partido Popular (PP) Alberto Núñez Feijóo Pablo Casado
El redactor recomienda