Es noticia
Menú
El universo Feijóo: un reducido núcleo duro, opaco y con tentáculos en Madrid
  1. España
No da pistas sobre su sucesión

El universo Feijóo: un reducido núcleo duro, opaco y con tentáculos en Madrid

El hombre al que todos miran en el PP se apoya en colaboradores históricos tanto en la Xunta como en la capital. En el Congreso destaca Celso Delgado. Recomendó a Montoro a su responsable de presupuestos. Con Rajoy la relación es frecuente

Foto: El presidente de la Xunta de Galicia Alberto Nuñez Feijóo, a su llegada a la reunión con el presidente del PP Pablo Casado. (EFE/JJ Guillén)
El presidente de la Xunta de Galicia Alberto Nuñez Feijóo, a su llegada a la reunión con el presidente del PP Pablo Casado. (EFE/JJ Guillén)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Alberto Núñez Feijóo, el hombre al que se dirigen todas las miradas en el PP, no es un político de camarillas ni conciliábulos. Desde que entró en política, apadrinado por el histórico José Manuel Romay Beccaría, se ha rodeado de un reducido núcleo de colaboradores. Un equipo duro cerrado y opaco, tanto en Galicia como en Madrid, que le acompaña desde hace años o, incluso, décadas. Cuatro nombres destacan por encima de todos: Alfonso Rueda, Rosa Quintana, Francisco Conde y Mar Sánchez.

Feijóo camina con pies de plomo para convertirse en el tercer gallego al mando del PP. Son muchos los rasgos que lo vinculan tanto a Manuel Fraga como a Mariano Rajoy, pero también los que definen un perfil propio, al margen de los políticos tradicionales. Hay uno especialmente que lo sitúa más cerca del fundador del partido que del expresidente del Gobierno: con él no hay clan de Pontevedra ni nada que se le parezca. Feijóo no ha tejido un grupo de amistades que acabaran controlando distintas instituciones, como ocurrió con Ana Pastor, Pilar Rojo y tantos 'camaradas' de Rajoy. A su alrededor flota un grupo de leales que lo acompañan desde hace años, sin que sus responsabilidades se hayan visto incrementadas sustancialmente por su cercanía con el presidente.

Foto: El líder del Partido Popular, Pablo Casado (c), abandona el hemiciclo. (EFE/Chema Moya)

El caso más palmario es el de Mar Sánchez (en la imagen superior), mano derecha de Feijóo desde que debutó en política en 1996 como presidente del Insalud. El ourensano heredó de Romay Beccaría, exministro de Sanidad, a su responsable de prensa. Desde entonces, no se han separado. Sánchez acompañó primero a su jefe en la Consellería de Política Territorial, después como vicepresidente de Manuel Fraga y ya desde 2009 como presidente de la Xunta, sin más ascensos que cuando en 2013 elevó su rango de directora general a secretaria general de Medios.

A Feijóo se le conocen pocas amistades, y las que han trascendido están en su mayoría fuera de la órbita de la política. El único miembro del Gobierno gallego que se puede considerar su amigo es el vicepresidente segundo y 'conselleiro' de Economía, Francisco Conde, que formaba parte de su núcleo de confianza ya en Madrid, en su etapa en Correos, y al que incorporó como asesor en materia económica en 2009. Otra excepción lleva el nombre de Beatriz Mato, muy próxima a Feijóo y 'conselleira' entre 2009 y 2018, a la que sacrificó para una fracasada conquista de la alcaldía de A Coruña y que ha encontrado acomodo en la empresa privada como consejera de Euskatel y ejecutiva de Greenalia.

Foto: El líder del PP, Pablo Casado, se despide del PP en el Congreso. (Reuters/Juan Medina)

En su actual equipo, solo dos 'conselleiros' acompañan a Feijóo desde su primer Gobierno, que va camino de los 13 años. Se trata del vicepresidente primero, Alfonso Rueda, y de la titular de Pesca, Rosa Quintana. Rueda es, admiten en el entorno del presidente de la Xunta, el hombre en el que más confianza tiene. Ninguno de ellos, sin embargo, está unido personalmente a Feijóo como lo están Conde y Sánchez, pero el hecho de haber resistido cuatro legislaturas en el gabinete da una idea de la confianza que el presidente deposita en ambos. En el grupo parlamentario, Pedro Puy, su portavoz desde 2011, es otro de los políticos que gozan de mayor proximidad con el jefe del Ejecutivo gallego.

Hay un segundo círculo en torno a Feijóo, más alejado pero también influyente, que se dedica a eso que en el mundo de la política se denomina la fontanería. Un equipo formado mayoritariamente por periodistas que se han ido incorporando a su gabinete a lo largo de los años. En ese grupo juegan un papel fundamental Marta Varela, jefa de gabinete, y Marcos Gómez, director general de Comunicación, dos periodistas de información política de Europa Press fichados por el presidente, así como Luis de la Matta, que asesora a Feijóo en cuestiones del partido. El grupo lo completa Álvaro Pérez López, secretario general de Presidencia, con el que el presidente de la Xunta trabaja desde su etapa al frente de Política Territorial, entre 2003 y 2005, cuando Pérez era su asesor para asuntos parlamentarios.

Los tentáculos en Madrid

Los tentáculos de Feijóo, sin embargo, no se acaban en la frontera con Castilla y León. El presidente de la Xunta también cuenta en Madrid con destacados apoyos, como el de Celso Delgado, diputado por Ourense que lleva ocho legislaturas en el Congreso y que este martes fue uno de los primeros parlamentarios en posicionarse a favor de un congreso extraordinario en el PP tras la dimisión de Pablo Casado y Teodoro García Egea. En el grupo parlamentario popular lo definen como "el hombre de Feijóo en Madrid".

Foto: Feijóo. (EC Diseño)

Otros diputados del entorno de Feijóo son Marta González, de A Coruña, que llegó a formar parte de la dirección inicial que nombró Casado como vicesecretaria de Comunicación y que ahora ejerce de portavoz adjunta en la Cámara Baja; Tristana Moraleja, también de A Coruña, y Ana Belén Vázquez, que fue la primera en dimitir en el día más negro para Casado y García Egea. Los demás, como Jaime de Olano o la propia Ana Pastor, no terminan de estar encuadrados en su círculo más próximo. En el Senado destaca el nombre de Xosé Manuel Barreiro, portavoz adjunto, que llegó a conformar con Feijóo una candidatura única en el congreso de la sucesión de Fraga.

Otro hombre que es 'entorno Feijóo' es Mariano Rajoy. Jubilado de la política, el expresidente mantiene una "buena y frecuente relación" con el ourensano. Hablan a menudo y pocos lo saben. Rajoy bendice la llamada 'vía Feijóo', a quien considera un presidente solvente y práctico. Les gusta reunirse en verano, cuando Rajoy visita Sanxenxo, destacan en su entorno. Es importante mencionar que fue Feijóo quien recomendó al expresidente y a su ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, una de las piezas clave en el equipo económico del Gobierno del PP nada más ganar las primeras elecciones. Se trata de Marta Fernández Currás, entonces consejera de Hacienda en la Xunta, a quien Montoro reclutó como su secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos. Ahora en la empresa privada, en EY, la viguesa se encargó de confeccionar los presupuestos generales del Estado en una época especialmente convulsa en el terreno económico.

Así es Feijóo y así es su reducido núcleo duro. El de Ourense tiene un cuaderno que comparte con muy pocos, un liderazgo personalista y reservado, que nunca ha dado pistas sobre su futuro (ya tuvo al PP en vilo antes de las primarias que ganó Casado) y la sucesión. Un hombre al que en su tiempo libre le gusta estar con su mujer y su hijo, hacer deporte e ir al cine. "Un tipo sencillo", resume un colaborador.

Alberto Núñez Feijóo, el hombre al que se dirigen todas las miradas en el PP, no es un político de camarillas ni conciliábulos. Desde que entró en política, apadrinado por el histórico José Manuel Romay Beccaría, se ha rodeado de un reducido núcleo de colaboradores. Un equipo duro cerrado y opaco, tanto en Galicia como en Madrid, que le acompaña desde hace años o, incluso, décadas. Cuatro nombres destacan por encima de todos: Alfonso Rueda, Rosa Quintana, Francisco Conde y Mar Sánchez.

Alberto Núñez Feijóo Partido Popular (PP) Mariano Rajoy Pablo Casado
El redactor recomienda