Es noticia
Menú
Feministas clásicas de Podemos contrarias a la ley trans de Montero lanzan un nuevo partido
  1. España
PARA "RESTITUIR" LA AGENDA DEL MOVIMIENTO

Feministas clásicas de Podemos contrarias a la ley trans de Montero lanzan un nuevo partido

El triunfo de las tesis a favor de la autodeterminación de género, que enfrentó al PSOE y a su socio en el Gobierno de coalición, se traduce ahora en la creación de una organización política

Foto: Manifestación alternativa del Orgullo 2021 en Madrid. (EFE/Rodrigo Jiménez)
Manifestación alternativa del Orgullo 2021 en Madrid. (EFE/Rodrigo Jiménez)

Feministas al Congreso. Este el nuevo partido gestado por representantes del feminismo clásico que dicen sentirse huérfanas de representación política. Principalmente por la apuesta de PSOE y Unidas Podemos en aspectos como la autodeterminación de género, incluida en la ley trans. Entre sus promotores, se encuentran mujeres que han estado vinculadas en el pasado a la formación morada y que hicieron oposición interna dentro del movimiento al proyecto de norma para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos LGTBI. Su desarrollo ya supuso un choque entre el Ministerio de Igualdad, que lidera Irene Montero, y la exvicepresidenta Carmen Calvo, ambas provenientes de distintas tradiciones dentro del feminismo, que se saldó en favor de la primera.

Las diferencias entre socialistas y morados se enfatizaron ya al inicio de la legislatura en lo referente a la llamada teoría queer. Desde el PSOE, se llegó a advertir sobre su temor de que las leyes impulsadas desde Igualdad, en manos de Irene Montero, acabasen "desdibujando" a la mujer. A través de un argumentario difundido por la Secretaría de Igualdad que lideraba Calvo, se criticó que dichos postulados van "ganando terreno en el mundo académico y activista" y "niegan la existencia del sexo biológico, por lo que desdibujan y difuminan la realidad de las mujeres". La Federación Estatal LGTB manifestó su "más absoluto rechazo" y censuró "el argumentario tránsfobo del PSOE", así como "sus posteriores intentos de justificación por parte de algunas de sus responsables".

Foto: La ministra de Igualdad, Irene Montero, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. (EFE)

La última batalla de las feministas clásicas lideradas por Calvo dentro del PSOE se produjo en el 40º Congreso Federal. Sus tesis no lograron imponerse. "El anteproyecto de ley aprobado por el Consejo de Ministros es programa político de Podemos, con el que como feministas no estamos de acuerdo y debe darse en el seno del Partido Socialista un periodo de debate y reflexión al respecto", indicaba una de las enmiendas más recurrentes.

Las consecuencias negativas de esta legislación, continuaba el texto de la enmienda transaccionada y que aglutinaba a distintas delegaciones, "ya se están produciendo en aquellos países en los que se han aprobado leyes llamadas comúnmente de 'identidad de género' y la necesidad de abordar con las suficientes garantías para todas las personas y profesionales implicadas, exigen que el PSOE se comprometa a impulsar y desarrollar, en un plazo máximo de dos años, un debate social basado en evidencias científicas y cuyas conclusiones, por descontado, respeten nuestro marco legal".

Foto: Manifestante a favor de la ley trans en Madrid. (Getty)

Este choque entre los socios del Gobierno en materia de igualdad fue también una lucha por el voto feminista y la hegemonía dentro del movimiento. Una división que tras la salida de Calvo y el triunfo de las tesis a favor de la autodeterminación de género se traduce ahora en el lanzamiento de una nueva organización política. Feministas al Congreso, que tiene el objetivo de concurrir a las próximas elecciones, será presentado este martes en Madrid.

De su comisión ejecutiva forman parte Pilar Aguilar, Fátima Arranz, Puri Liétor, Juana Gallego y Sandra Moreno. Su principal objetivo pasa por "restituir la agenda feminista" y rellenar un hueco en la oferta electoral al sentirse "preocupadas por la ausencia de representación política".

Feministas al Congreso. Este el nuevo partido gestado por representantes del feminismo clásico que dicen sentirse huérfanas de representación política. Principalmente por la apuesta de PSOE y Unidas Podemos en aspectos como la autodeterminación de género, incluida en la ley trans. Entre sus promotores, se encuentran mujeres que han estado vinculadas en el pasado a la formación morada y que hicieron oposición interna dentro del movimiento al proyecto de norma para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos LGTBI. Su desarrollo ya supuso un choque entre el Ministerio de Igualdad, que lidera Irene Montero, y la exvicepresidenta Carmen Calvo, ambas provenientes de distintas tradiciones dentro del feminismo, que se saldó en favor de la primera.

Irene Montero
El redactor recomienda