Es noticia
Menú
"España está en una situación económica dificilísima, realmente complicada"
  1. España
ENTREVISTA A JOSÉ LUIS MARTÍNEZ-ALMEIDA

"España está en una situación económica dificilísima, realmente complicada"

"Madrid siempre ha sido una ciudad abierta. Teníamos claro ahora y antes que había que conciliar la lucha contra la pandemia y la economía", subraya el alcalde de la capital

Foto: El alcalde de Madrid permanece actualmente aislado tras ser diagnosticado con covid-19, esta es una imagen de archivo. (Rafael Albarrán)
El alcalde de Madrid permanece actualmente aislado tras ser diagnosticado con covid-19, esta es una imagen de archivo. (Rafael Albarrán)

La pandemia sigue siendo el eje de la política nacional. La virulencia en el contagio de la variante ómicron ha llevado a comunidades y ayuntamientos a tener que volver a dar una paso al frente para tomar medidas ante la sexta ola. El presidente Sánchez dejó claro en su balance de fin de año que no llevará a cabo restricciones o confinamientos similares a los de países vecinos como Portugal o Francia. Mientras las administraciones más cercanas sufren la saturación de los centros de atención primaria y la ira de unos ciudadanos cada día más cansados, Sánchez ha sacado su pizarra y la ecuación electoral esta vez dice que no se puede anteponer salud a economía. Hay que compaginar ambas. Lejos quedan los discursos contra el PP de ministros que tachan de "irresponsables" las políticas de la Comunidad de Madrid. Las urnas refrendaron la oda a la libertad de Ayuso y desde entonces los políticos miden cada paso. Almeida lo tiene claro. En Madrid siempre se ha defendido lo mismo y Sánchez se sube ahora al carro ganador.

PREGUNTA. Usted es de los de sin libertad no hay salud, sin salud no hay libertad, economía y salud...

RESPUESTA. En este debate me posiciono de forma coherente con lo que desde la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento hemos mantenido a lo largo de la pandemia. Era necesario en todo momento, y no solo ahora, tratar de conciliar la lucha contra la pandemia y el mantenimiento de la actividad económica, cultural o social. Por ejemplo, desde el punto de vista cultural, Madrid fue una ciudad permanentemente abierta, salvo en la primera de las olas con el confinamiento. Ha habido restricciones, pero la gente podía ir a los museos, a los teatros, cines, auditorios y también a los restaurantes. Por tanto, yo creo que Pedro Sánchez, en esa constante transformación que vive en busca de permanecer en el Palacio de la Moncloa, ha pasado hace apenas un año de declarar un estado de alarma unilateral e injustificado en la Comunidad de Madrid a asumir en gran medida, precisamente, la estrategia de la presidenta Ayuso.

Foto: Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso. (EFE/Chema Moya)

P. Chocó ver a Casado enmendar la política sanitaria de Ayuso al prohibir las cenas de Navidad del partido.

R. Creo que lo que hicimos fue una medida que en ese momento era prudente y que además se compartió prácticamente por todo el ámbito empresarial. Todos somos conscientes de que las empresas también suspendieron las cenas de Navidad. El elevado nivel de contagio que tiene la variante ómicron nos ha llevado al gran número de casos que tenemos ahora. Parecía razonable que en ese momento se pudiera tomar esa decisión.

P. ¿Es Sánchez el peor presidente en el peor momento?

R. Pedro Sánchez decidió adoptar una estrategia prácticamente desde el primer momento, que era que de todo lo bueno que pasara el responsable era el Gobierno de la nación, mientras que todo lo malo que pasara era culpa de los demás y, particularmente, del PP y del conjunto de las comunidades autónomas. Por tanto, cuando las decisiones eran difíciles, cuando implicaban riesgos y eran impopulares, no era Pedro Sánchez el que salía a dar la cara. Cuando vinieron las primeras cajas de vacunas sí salió inmediatamente a dar la cara, a pesar de que no ha puesto una sola vacuna porque las han gestionado las comunidades.

Foto: El presidente del PP, Pablo Casado. (EFE Javier Cebollada)

Hemos tenido un Gobierno que ha estado más atento a su supervivencia que a la gestión de la lucha contra el coronavirus. Pedro Sánchez ha estado más atento a ver cómo esta pandemia no le impedía seguir siendo presidente del Gobierno que a ejercer de presidente del Gobierno.

Y por eso está justificado que Pablo Casado hable del peor Gobierno en el peor momento y te pongo un ejemplo. En su comparecencia de balance del año, al margen de que no contesta las preguntas, hay una frase que retrata a Pedro Sánchez y cómo actúa. Cuando dice que la pandemia está siendo una oportunidad de transformar la sociedad. La pandemia es un drama, es una tragedia que ha dejado mucho dolor y mucho sufrimiento y todavía nos queda por delante. Es obsceno políticamente definir la pandemia como una oportunidad, pero, en segundo lugar, retrata la impostura del presidente. Somos la peor economía en términos de recuperación y esto son datos objetivos.

"(Sánchez) falta a la verdad a los españoles cuando no les dice abiertamente que somos la peor economía en términos de recuperación"

Por tanto, Pedro Sánchez, en primer lugar, se hace autobombo a partir de la consideración de la pandemia como una oportunidad y no como el drama y la tragedia que ha supuesto. En segundo lugar, falta a la verdad a los españoles cuando no les dice abiertamente que somos la peor economía en términos de recuperación. Se ha embarcado en una permanente huida hacia delante. La duda que tenemos es, ¿cuál va a ser el coste para España y para los españoles?

P. ¿Es responsable dar una imagen tan negativa de España?

R. España está en una situación económica dificilísima, realmente complicada, porque hemos aprobado unos Presupuestos que no se corresponden con la realidad. Ni la previsión de ingresos, ni la previsión de gastos ni la previsión de crecimiento se corresponden con lo que verdaderamente está pasando. Cuando un Gobierno aprueba unos Presupuestos que no reflejan que se ha producido una bajada del Producto Interior Bruto como jamás había ocurrido desde la Guerra Civil en España, pues nos aboca a una situación prácticamente imposible.

La pandemia sigue siendo el eje de la política nacional. La virulencia en el contagio de la variante ómicron ha llevado a comunidades y ayuntamientos a tener que volver a dar una paso al frente para tomar medidas ante la sexta ola. El presidente Sánchez dejó claro en su balance de fin de año que no llevará a cabo restricciones o confinamientos similares a los de países vecinos como Portugal o Francia. Mientras las administraciones más cercanas sufren la saturación de los centros de atención primaria y la ira de unos ciudadanos cada día más cansados, Sánchez ha sacado su pizarra y la ecuación electoral esta vez dice que no se puede anteponer salud a economía. Hay que compaginar ambas. Lejos quedan los discursos contra el PP de ministros que tachan de "irresponsables" las políticas de la Comunidad de Madrid. Las urnas refrendaron la oda a la libertad de Ayuso y desde entonces los políticos miden cada paso. Almeida lo tiene claro. En Madrid siempre se ha defendido lo mismo y Sánchez se sube ahora al carro ganador.

Pandemia Partido Popular (PP) Pedro Sánchez Balance Madrid
El redactor recomienda