El coronavirus deja más muertos en todo el mundo en 2021 que en el año de su estallido
  1. Mundo
  2. Europa
Dos años de muertes de covid

El coronavirus deja más muertos en todo el mundo en 2021 que en el año de su estallido

En 2020, España acabó el año con una de las peores cifras de Europa en los índices de muertos de coronavirus por habitante. Sin embargo, en el ejercicio que acaba de cerrarse, la situación ha mejorado y España es una excepción

Foto: Una trabajadora sanitaria atiende a un paciente con coronavirus en Ourense, en febrero. (EFE/Brais Lorenzo)
Una trabajadora sanitaria atiende a un paciente con coronavirus en Ourense, en febrero. (EFE/Brais Lorenzo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El 13 de febrero de 2020 fallecía un vecino de 69 años de la localidad valenciana de l’Eliana de una neumonía que se complicó tras un viaje a Nepal. Se trató de la primera víctima registrada de la pandemia de covid-19 en España. Desde entonces, el país lamenta la muerte de al menos 89.405 personas víctimas del coronavirus, quizás algunos miles más que quedaron fuera de las estadísticas.

Esta es la foto fija del dolor a la que nos hemos ido acostumbrando durante la pandemia. Pero la pandemia cumple ya dos años, y eso nos permite mirarla más globalmente, con perspectiva. Así hemos fallecido estos dos años, y lo hemos hecho de manera distinta al resto de Europa y el mundo.

Foto: La XXXIII Carrera Nocturna del Guadalquivir celebrada en septiembre. (EFE/Raúl Caro)

En 2020, España acabó el año con una de las peores cifras de Europa en muertos de coronavirus por habitante: entre el 22 de marzo y el 12 de abril de 2020, las muertes se duplicaron respecto a las mismas fechas del año anterior. Luego llegó una nueva ola en verano, y otro nuevo pico en octubre. El invierno y las festividades navideñas trajeron una nueva ola de contagios que marcó el inicio de 2021 con hasta 700 víctimas diarias a principios de febrero. Ese es también nuestro peor pico de este año en cuanto al exceso de muertes, que contabiliza todos los fallecidos ‘extra’ a los esperados en función de la media del último lustro. Entre enero y febrero se registró un exceso de muertes de hasta el 21%. Un año que empezó con mal pie, pero del que saldremos, esta vez sí, mejor: España es uno de los pocos países donde se notificaron más muertes en 2020 que en 2021.

En la inmensa mayoría de países y en todos los continentes, incluida Europa, 2021 ha sido un año peor al hablar de fallecidos por covid. En Oceanía, las muertes se han multiplicado por más de tres. Y en Asia y África han sido más del doble este año que el anterior. En Europa ha habido un 79% más de fallecidos en 2021 de los que hubo en 2020: de más de 545.000 a casi un millón. En Sudamérica, el crecimiento ha sido similar al europeo y solo en Norteamérica la cifra ha variado un 37%, la más baja en la comparativa continental.

La llegada con más fuerza de las variantes, como la delta especialmente; el cansancio de muchos países que impusieron fuertes restricciones, pero que, en el segundo año de pandemia, ya no se pueden permitir el capital político o económico de seguir haciéndolo; el fácil acceso a los test de diagnóstico, la falta de vacunas en algunos países, y el sentimiento antivacuna en otros, explican en parte cómo el mundo se embarcó con más víctimas en ese segundo año de pandemia. Hay un elemento también a tener en cuenta: en los primeros meses, la capacidad diagnóstica era escasa, por lo que muchas víctimas del virus quedan fuera de los registros de ese año, mientras que en 2021 la cifra oficial debe ser más aproximada a la realidad.

En España puede que, con las vacunas ya desplegadas en el 80% de la población, el comienzo de la campaña de las dosis de refuerzo entre los más mayores y, si se cumplen los datos preliminares, una menor gravedad de los efectos de la variante ómicron, continuemos con esa tendencia y 2022 sea mejor que 2021. En el resto de Europa, sin embargo, la situación pandémica es distinta.

Solo en siete países del continente europeo, en los que reside cerca del 30% de la población, hubo más muertes en 2020 que en 2021. Son Bélgica, Italia, España, Francia, Suiza, Suecia y Países Bajos. En el resto, sin contar con aquellos donde viven menos de un millón de personas, las muertes por coronavirus confirmado fueron más abundantes en el año que acaba de terminar.

En 2020, España fue el sexto país con más fallecidos por habitante, contando solo aquellos que tenían diagnóstico. En el cómputo total, nuestro país queda más o menos en mitad de la tabla dentro del continente, con cifras más favorables que las de Bélgica, Italia, Grecia o Reino Unido, pero peores que las de Portugal, Francia o Alemania. La peor parte se la llevan los países del este, que ocupan casi todas las plazas del 'ranking' de mortalidad total por habitante desde que comenzó la pandemia.

Exceso de muertes

Esa mejora española de 2021 con respecto a 2020 también se refleja en los datos de exceso de muertes. Durante la pandemia, especialmente en los primeros meses, se señaló la infradetección de los casos de coronavirus, y consecuentemente de los fallecidos con la patología, y se apuntó al exceso de muertes —respecto a la media del lustro anterior— como la mejor forma de detectar el verdadero impacto de la pandemia. El exceso de mortalidad, aunque tampoco es perfecto como medición, permitía equiparar también los distintos criterios: en España, solo los diagnosticados con coronavirus antes de fallecer cuentan como víctimas del covid-19, mientras que en países como Perú o Bélgica cuentan también los casos sospechosos.

Un fenómeno también aparecido este año es que empiezan a desligarse las cifras de fallecidos con coronavirus del exceso de muertes. En 2021, España ha registrado seis periodos de exceso de muertes, el peor en enero-febrero, pero también nuevamente en verano (un exceso del 14,5%) y ahora en noviembre-diciembre (9,5%). En este último periodo, el exceso de muertes casi triplica a los fallecidos registrados oficialmente por covid-19. La pandemia se comporta también de distinta manera a 2020: las olas son cada vez más pequeñas, pero menos espaciadas, casi perdiendo ya la entidad de ‘ola’.

En Bélgica, Eslovenia y Suiza, aunque las cifras ahora son mejores o parecidas a las de hace un año, el exceso de mortalidad sí está siendo superior al normal entre 2016 y 2018.

En el lado de las regiones que terminarán el año con un exceso no muy distinto al de 2020 está Alemania. Allí, también la sexta ola causa estragos y el exceso es similar al de 2020, pero, además, bastante por encima de la media de los cinco años anteriores. Según los datos de EuroMoMo, en cambio, fue peor el pico registrado en 2018 a principios de marzo, a causa de una temporada de gripe que se extendió más de la cuenta.

Foto: Una calle en Holanda durante el nuevo confinamiento. (EFE)

También en Eslovenia y Suiza están terminando el año bastante por encima de la desviación de los previos a la pandemia, y en el resto los valores se aproximan más a la normalidad aunque ligeramente por encima.

Pero, entre los países que reportan información al EuroMoMo, el sistema europeo de monitorización de la mortalidad, cuatro destacan por llevar prácticamente todo 2021 con cifras peores a las registradas en 2020. Estonia, Grecia, Hungría y Ucrania. Especialmente este último ha visto en las últimas semanas el mayor incremento de exceso de mortalidad desde que comenzó la pandemia.

Rumanía, Bulgaria, Letonia y Lituania eran los países con peores datos de exceso de mortalidad en octubre. También los menos vacunados

EuroMoMo no recibe datos de todos los países, pero, para completar la foto, también Eurostat aporta información mensual sobre el exceso de mortalidad. La última cifra es del mes de octubre y ahí se puede comprobar cómo Rumanía, Bulgaria, Letonia y Lituania eran los países con peores datos de exceso de mortalidad. Son, también, de los países con tasas más bajas de vacunación. Rumanía, de hecho, está sufriendo ahora mismo el peor pico de exceso de mortalidad que ha visto en la pandemia.

En la primera y segunda ola de 2020, España sufrió de las peores cifras en exceso de mortalidad comparada con el resto de países europeos. Ahora, la sexta ola vuelve a marcar un exceso de mortalidad al alza, aunque todavía cercano al que se ha visto otros años por estas fechas, antes del coronavirus. Aquí España vuelve a marcar una tendencia distinta a otros países europeos, que llevan ya algunas semanas de adelanto en ese exceso de muertes ligeramente al alza. El nuestro, si llega, será a mediados de enero o principios de febrero.

El 13 de febrero de 2020 fallecía un vecino de 69 años de la localidad valenciana de l’Eliana de una neumonía que se complicó tras un viaje a Nepal. Se trató de la primera víctima registrada de la pandemia de covid-19 en España. Desde entonces, el país lamenta la muerte de al menos 89.405 personas víctimas del coronavirus, quizás algunos miles más que quedaron fuera de las estadísticas.

Lituania Reino Unido Pandemia Coronavirus Bélgica
El redactor recomienda