El mapa del pasaporte covid en España: ¿qué comunidades autónomas lo piden?
  1. España
Distinto criterio en cada región

El mapa del pasaporte covid en España: ¿qué comunidades autónomas lo piden?

La Junta de Castilla y León ha descartado exigir el certificado de vacunación bajo el argumento de que generaría una "sensación de falsa seguridad"

Foto: El supremo avala el uso del pasaporte covid en Euskadi. (EFE)
El supremo avala el uso del pasaporte covid en Euskadi. (EFE)

Superado el puente de diciembre las mayores limitaciones a la hora de reservar mesas en restaurantes, salir de fiesta o llevar a cabo cualquier celebración social o familiar no desaparecen, ya que varias comunidades autónomas seguirán solicitando el pasaporte o certificado covid digital para acceder a distintos espacios de acceso público. En concreto, el documento se ha extendido hasta la fecha por Andalucía, Cantabria, País Vasco, Comunidad Valenciana, Galicia, Aragón, Baleares, Murcia, Cataluña, Navarra y Canarias, con excepciones contadas de regiones que se han desmarcado y no contemplan imponerlo en sus territorios. No obstante, dependiendo de cada comunidad autónoma los ámbitos en los que su uso es obligatorio varían.

El aumento de contagios de coronavirus SARS-CoV-2 y la aparición de una nueva variante de covid-19, ómicron, ha desatado una ola de preocupación en todo el país que viene forzando, desde hace días, el que las autonomías estudien distintas medidas para reducir el impacto de la pandemia con esfuerzos y restricciones extra. Así, a pesar de no recibir en un principio autorización judicial, Andalucía, uno de los últimos territorios que ha recurrido a esta medida junto a Canarias para controlar aforos en ciertos espacios, pidió el pasaporte hasta el próximo 15 de enero para controlar las visitas en centros sanitarios con internamiento y en lugares sociosanitarios de carácter residencial. Además, la región cuenta ya con aval judicial para solicitarlo también en establecimientos de hostelería, ocio y esparcimiento.

Foto: Cómo obtener el certificado covid digital en toda España (Foto: Comunidad de Madrid)

Por su parte, en Aragón la Justicia avaló su obligatoriedad para el ocio nocturno y eventos multitudinarios hasta el día 8 de enero, pero mantiene suspendida la exigencia del certificado para hostelería y restauración, gimnasios, cines o espectáculos. No obstante, se seguirá pidiendo en hostelería para celebraciones de más de 10 personas, ocio nocturno, salones de juego, visitas en hospitales y centros sociales especializados y en grandes eventos que superen los 500 asistentes en espacios cerrados y los 1.000, en emplazamientos abiertos.

Intentando buscar un equilibrio, el Ejecutivo de las islas Canarias se sumará a la medida a partir de este 10 de diciembre pidiendo el certificado en locales de hostelería y de ocio nocturno. Sin embargo, tal y como matizó el presidente Ángel Víctor Torres desde su perfil oficial en la red social Twitter, se trata de un protocolo más bien voluntario. "Los establecimientos que decidan solicitar el certificado se acogerán a las medidas (aforo y horario) del nivel inferior al que esté su isla. Mientras tanto, la solución más eficaz sigue siendo la vacunación: para quienes no lo hayan hecho aún y para quienes precisen la dosis de refuerzo", manifestó.

A nivel nacional, el Gobierno ha evitado pronunciarse durante estas semanas sobre la petición de algunas comunidades que perseguían reglas comunes respecto al uso del certificado covid digital. Así. en este sentido, desde el Ejecutivo apuestan por el "método" que ha resultado eficaz hasta la fecha para hacer frente a la pandemia y que no es otro que la vacunación y el uso de la mascarilla. Estas declaraciones surgieron a raíz de que regiones de distinto signo político presionaran a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, para que coordinase a nivel estatal la implantación del documento para acceder a determinados espacios. El fin de esta solicitud, según algunos Ejecutivos autonómicos, es para que se pueda dar amparo jurídico a las comunidades para tomar una medida que ya ha sido tumbada con anterioridad por varios tribunales superiores de Justicia, como sucedió en primera instancia en Andalucía o País Vasco, por ejemplo.

Así se han posicionado las comunidades autónomas hasta la fecha con respecto al uso obligatorio del certificado covid en ciertos espacios:

Cantabria lo impone en los establecimientos cerrados

El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) ha autorizado por un periodo de 40 días el pasaporte covid en esta comunidad. La Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJC responde así, en un auto dictado y notificado este jueves, 9 de diciembre, a la petición cursada por el Ejecutivo regional el pasado viernes. Los lugares en los que se exigirá la exhibición del certificado "aluden a actividades no esenciales asociadas de alguna manera al ocio, es decir, a la voluntad del ciudadano que decide hacer uso de estas instalaciones".

Los magistrados del TSJC también destacan que "su imposición conlleva la mitigación de las medidas que rigen en este momento para todos ellos, en cuanto permite, en tales condiciones y en nivel de riesgo no controlado, un mayor aforo del actual". Además, dado que "se ofrecen evidencias científicas que avalan el menor riesgo de infección entre vacunados que en no vacunados, la menor transmisión en caso de contagio, y el escaso impacto de la medida propuesta que permite mayor aforo de los locales afectados en su interior, la sometida autorización se erige como idónea para conseguir el objetivo propuesto".

La medida propuesta, a la que no se opuso la Fiscalía, afecta a establecimientos de hostelería y restauración, cines, teatros, auditorios, circos de carpa y similares, así como otros espacios destinados a actos y espectáculos culturales, asistencia de público en instalaciones deportivas y otras en las que se desarrollen juegos y apuestas, y eventos y actividades multitudinarias, con más de mil asistentes.

La Justicia ratifica su uso voluntario en Canarias

En el archipiélago canario, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) autorizó este 4 de diciembre el uso de la acreditación en establecimientos y espacios de uso público que había solicitado el Gobierno regional y que se impondrá a partir de este viernes, con una duración inicial de un mes hasta el próximo 15 de enero. "En caso de que se estime necesario, se podrá pedir una ampliación de este plazo de tiempo", explican desde el Gobierno de Canarias. La medida se establecerá en aquellos centros, instalaciones, actividades o espacios de uso público cuyos voluntarios "opten voluntariamente por requerir a la acreditación a sus trabajadores y a sus usuarios mayores de 12 años y tres meses" para gestionar aforos, número de personas por grupo y horarios de cierre vigentes para cada actividad y espacio en el nivel de alerta inmediatamente inferior al existente en la isla correspondiente.

La excepción será el nivel de alerta 1, en el que no serán de aplicación las limitaciones de aforo, número de asistentes por grupo u horarios. Para poner en marcha la medida, el Servicio Canario de Salud ha puesto a disposición de la ciudadanía una 'app' web, Lector covid, que facilita la lectura del código QR del certificado covid digital de la Unión Europea y que es accesible para dispositivos móviles.

Aval final en Andalucía

Tras recibir un 'no' del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) a la primera propuesta de implantación del pasaporte covid por no establecer un límite temporal a su aplicación, la Justicia ratificó finalmente la solicitud para implantar el documento en residencias y hospitales, una medida que estará vigente hasta el próximo 15 de enero. Así, el pasaporte covid se exige a visitas de centros sanitarios con internamiento y centros sociosanitarios de carácter residencial siempre que se tenga más de 12 años. Esto afecta, por tanto, a visitantes y acompañantes de pacientes hospitalizados o residentes en este tipo de centros, da igual si son de titularidad pública o privada.

Sin embargo, la exigencia de pasaporte covid o prueba diagnóstica negativa del covid-19 "no será aplicable para el acceso de las personas acompañantes de pacientes en el ámbito de las consultas hospitalarias o el servicio de urgencias" y solo podrá ser solicitado a "efectos de su mera comprobación o verificación". De incumplir la medida de presentar el documento cuando se exige, se contemplan multas de 100 a 3.000 euros para infracciones leves; de 3.001 a 60.000 euros para las graves y de hasta 600.000 euros para las muy graves.

Además, hasta el 15 de enero, Andalucía podrá exigir también certificado en establecimientos internos de hostelería, ocio nocturno y esparcimiento. En un principio, la Justicia consideró que la petición de la Junta no superaba el requisito de proporcionalidad pues la orden tendría que aplicarse, tal y como estaba redactada, a "cualquier persona" que accediese al interior, lo que incluiría a los trabajadores. Aun así, tras una nueva petición de ratificación por parte del Ejecutivo se ha obtenido luz verde.

Autorización también en el País Vasco

Antes del rechazo inicial a Andalucía, la excepción a la regla la había marcado el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) al tumbar en un primer momento la petición del Gobierno vasco de exigir el certificado como condición para acceder a los locales de ocio nocturno y determinados restaurantes. Sin embargo, la Sala III del Tribunal Supremo acordó autorizar finalmente al Ejecutivo y estimar el recurso que se había interpuesto contra el auto del TSJPV. Así, las autoridades sanitarias vascas cuentan con luz verde para gestionar a través del certificado covid la entrada en restaurantes y establecimientos de ocio nocturno de la región.

Ahora, el certificado se extenderá para limitar asimismo el acceso a establecimientos cerrados como hospitales, residencias, polideportivos y espectáculos culturales. A la par, la consejera de Salud del Gobierno vasco, Gotzone Sagardui, cumplió su palabra al activar la emergencia sanitaria en el País Vasco. La consejera había manifestado anteriormente que, si la presión hospitalaria y la ocupación de las UCI seguían incrementándose, se estudiaría la posibilidad de declarar esta situación de nuevo, lo que permitiría al Ejecutivo adoptar medidas de prevención "más severas" en el marco de la ley vasca antipandemia.

Hostelería, festivales y hospitales en C. Valenciana

La Comunidad Valenciana pidió la autorización al TSJCV para implantar la medida en establecimientos de hostelería y ocio con aforos de más de 50 personas, festivales de música, eventos y celebraciones con más de 500 asistentes, así como para visitar a pacientes e internos en hospitales y residencias de mayores. Ahora que el Gobierno de Ximo Puig ya cuenta con el aval de la Justicia después de que la Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del tribunal se pronunciase a favor, al considerar que la medida es "idónea, necesaria y proporcionada porque persigue reducir la transmisión del virus y evitar restricciones de derechos de mayor entidad", el uso obligatorio del certificado covid está en vigor durante un primer plazo de 30 días.

Cataluña lo restablece en restaurantes y gimnasios

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) avaló ampliar el uso del pasaporte covid a la hostelería, centros deportivos y residencias de ancianos ante el aumento de casos, con lo que la nueva medida se empezó a aplicar desde el viernes. 26 de noviembre. No obstante, el departamento de Salud del Govern suspendió temporalmente la puesta en marcha de la ampliación tras colapsarse el sistema informático que permitía descargarse el certificado. Ya reestablecido desde el viernes, 3 de diciembre, la portavoz del Govern, Patria Plaja, anunció que el Ejecutivo catalán prorrogará dos semanas más la medida sin prever ampliarlo a nuevos ámbitos

El pasaporte covid está vigente en Cataluña para acceder al ocio nocturno en interiores, así como en banquetes, celebraciones y actos que se organicen en hoteles y restaurantes con posibilidad de baile, espacios en los que se impuso la acreditación a principios de noviembre. Además, el TSJC ha respaldado ampliar su uso en el interior de locales de restauración —no en terrazas— y gimnasios, con independencia del aforo, así como exigirlo a los visitantes o acompañantes en residencias de ancianos.

Albergues, ocio nocturno y bares en Galicia

El ocio nocturno y los albergues de peregrinos mantienen desde el verano la obligación de exhibir el certificado covid, ya sea de recuperación, vacunación o prueba diagnóstica negativa, según figura en el Diario Oficial de Galicia. Además, el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) autorizó a la Xunta a implementar la "medida preventiva de seguridad sanitaria" para acceder a los hospitales públicos y privados de la comunidad gallega de visitar o acompañar a pacientes ingresados y tener más de 12 años.

Como novedad, el TSXG avaló también este 25 de noviembre que se implantase el certificado covid en toda la comunidad en los interiores de restaurantes, bares y cafeterías, en estos dos últimos casos exigible a partir de las 21:00 horas. También se redujo el número de comensales que se pueden sentar en interiores, de 10 a ocho comensales, mientras que en exteriores pasa de 20 a 15 como máximo. Además, la Xunta ha planteado amplizar la exigencia del certificado en otros lugares cerrados como gimasios, hospitales de día, unidades de diálisis o residencias de mayores.

Foto: Los grupos pasan a ser de ocho de máximo en interior y de 15 en exteriores. (EFE)

Ampliado en Baleares

En Baleares, recurrían hasta hace poco al uso del certificado covid digital de forma desigual. En las islas de Mallorca e Ibiza, en discotecas (con zona de baile diferenciada, no afecta a bares); y en Mallorca, Ibiza y Menorca, para acceder a residencias de tercera edad. No obstante, esta coyuntura cambió tras la petición del Ejecutivo balear de extender el pasaporte covid para acceder a establecimientos de restauración con aforos superiores a 50 personas, así como en todo el ocio nocturno con independencia del aforo. El Gobierno autonómico ya cuenta con el visto bueno del Tribunal Superior de Justicia de Baleares para adoptar la medida hasta el próximo 24 de enero.

Ampliado su uso en Aragón

El departamento de Sanidad aragonés impuso a partir del 25 de noviembre el uso obligatorio de la acreditación para acceder a establecimientos de ocio nocturno, como salas de fiesta o de baile, explicaron desde el Gobierno de Aragón en una nota informativa. La obligatoriedad de presentar este documento en estos espacios estará vigente, por el momento, hasta el 8 de enero de 2022, aunque el presidente aragonés, Javier Lambán, ya manifestó su interés de ampliar su vigencia más allá de las Navidades.

De hecho, la consejera de Sanidad del Ejecutivo autonómico, Sira Repollés, anunció que a desde el domingo, 12 de diciembre, sería también obligatorio el certificado para entrar a establecimientos de restauración y hostelería, gimnasios, hospitales y centros residenciales, entre otros espacios. Sin embargo, el Tribunal de Justicia de Aragón mantiene suspendida la exigencia de certificado para hostelería y restauración, gimnasios, cines, espectáculos y similares. En el caso de la restauración, sí se exige en reuniones sociales de más de 10 personas.

Restaurantes y discotecas en Navarra

Asimismo, la Justicia navarra autorizó la exigencia del pasaporte para acceder a restaurantes de más de 60 comensales, establecimientos con licencia de discoteca o salas de fiesta y eventos multitudinarios de carácter cultural en espacios interiores con consumición de comida o bebida de más de 1.000 personas. Además, la presidenta del Gobierno autonómico, María Chivite, ha anunciado este 10 de diciembre que el Ejecutivo foral se está planteando ampliar los espacios en los que se exige el certificado.

De esta manera, Navarra quiere frenar una incidencia que supera los 400 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes. De ahí el que el Ejecutivo navarro no contemplara otra opción alternativa al pasaporte covid en caso de que la Justicia tumbara la medida. "No tenemos plan B al respecto, de momento, en las condiciones actuales. Si se autoriza, bien y si no se autoriza, también. No hay plan B inmediato, no tenemos un texto alternativo preparado. Lógicamente, los escenarios pueden cambiar en función de la situación", indicó el portavoz navarro, Javier Remírez.

Murcia lo exige en locales con 100% de aforo

A su vez, el Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia (TSJMU) vio con buenos ojos una prórroga en la comunidad para exigir el certificado covid a clientes de locales que alcancen 100% de aforo. La medida está en vigor desde el pasado 19 de octubre y se prorrogó el 12 de noviembre. Además, con el beneplácito también de la Sala de lo Contecioso Administrativo del tribunal, la región ha implantado la acreditación de forma obligatoria en el ocio nocturno y con carácter opcional en locales de celebraciones, restauración y hostelería.

El presidente del Ejecutivo murciano, Fernando López Miras, pidió al Gobierno central que estableciese un "criterio único" respecto al certificado covid. "Que haga simplemente lo que están haciendo en el resto del mundo y lo que han hecho sus colegas en Francia, Italia o Alemania, por poner solo un ejemplo", demandó.

Ceuta y Melilla, a la espera de luz verde

Por su parte, las ciudades autónomas están a la espera de implantar el documento: Ceuta ha pedido a la Justicia aval para poder exigir el pasaporte en locales cerrados de hostelería, restauración y ocio nocturno que superen un aforo de 50 personas, con la excepción de las terrazas, e implantarlo de igual manera en residencias de mayores y centros hospitalarios; y Melilla planea usarlo para controlar interiores de locales de hostelería, hospitales, centros de salud, residencias de mayores y visitas a la cárcel.

Madrid y las Castillas lo descartan

La Junta de Castilla y León ha descartado la exigencia del pasaporte covid por considerar que hay "serias controversias" en el ámbito científico y político sobre su eficacia. En una rueda de prensa, el presidente de la comunidad, Francisco Igea, ha argumentado que la aplicación de esta medida puede generar una "sensación de falsa seguridad". En su lugar, opta por realizar una campaña de concienciación "en positivo" sobre la importancia de la vacunación y la existencia de espacios seguros para evitar contagios.

Por su parte, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, también descartó de primeras un endurecimiento de las restricciones en la región para evitar la propagación del covid y defendió que "no tendría mucho sentido establecer cambios sustanciales sobre todo con el nivel de libertad que hay en cuanto a la actividad". En este sentido, el Ejecutivo madrileño cree que hay que estudiar bien si restringir el acceso a hostelería, conciertos u ocio nocturno. "No se trata de que un camarero o el propietario de un restaurante se convierta en autoridad sanitaria", ha manifestado a este respecto la presidenta, Isabel Díaz Ayuso.

Asimismo, la consejera de Cultura, Turismo y Deporte, Marta Rivera de la Cruz, sostiene que no tiene muy claro que "valiese para algo. Además, una vez que se implanta muchas veces la Justicia lo vuelve a tirar".

Foto: Personal sanitario realiza test de antígenos en el pabellón WiZink Center en Madrid.(J.P.Gandul/EFE)

A su vez, el Gobierno de Castilla-La Mancha también se muestra contrario a imponer el certificado covid. Por boca de su portavoz, Blanca Fernández, las autoridades señalaron que no es necesario adoptar el pasaporte covid. Con una postura similar, aunque en principio se mostró dispuesto a pedir el certificado, el Gobierno de La Rioja tampoco apuesta por el momento por esta medida porque entiende que la actualización del semáforo covid-19 ha abierto un nuevo escenario de medidas a las que se adaptará de forma "ágil". Asimismo, Extremadura descarta solicitar el uso de la acreditación y Asturias se resiste a exigirlo hasta nuevo aviso, ya que en las últimas semanas ha contemplado implantarlo ante el incremento de casos de covid-19.

Coronavirus
El redactor recomienda