La Mesa del Congreso decidirá si aplica medidas contra los periodistas denunciados
  1. España
PSOE y UP cuentan con mayoría

La Mesa del Congreso decidirá si aplica medidas contra los periodistas denunciados

El letrado mayor deriva en el máximo órgano de gobierno de la Cámara la cuestión. Los grupos de la coalición y sus socios cargan contra las supuestas "faltas de respeto" de algunos profesionales de los medios de comunicación

Foto: Gabriel Rufián, portavoz de ERC. (EFE/Mariscal)
Gabriel Rufián, portavoz de ERC. (EFE/Mariscal)

La Mesa del Congreso de los Diputados será quien decida si se aplica algún tipo de medida contra los medios de comunicación que, según los responsables de prensa de PSOE, Unidas Podemos y los socios del Gobierno, cometen "faltas de respeto" y llegan a protagonizar "careos ideológicos". El letrado mayor de la Cámara Baja, Carlos Gutiérrez Vicen, dará traslado del escrito presentado este miércoles y la decisión se abordará el martes 14, cuando está prevista la próxima reunión del órgano.

El escrito está firmado por los responsables de los equipos de comunicación del PSOE, UP, ERC, PNV, Junts, EH Bildu, BNG, CUP, Más País-Equo-Compromís, Nueva Canarias y PDeCAT. También se contactó con Ciudadanos, que prefirió no sumarse. En él, denuncian el "comportamiento de algunas personas acreditadas en la sala de prensa" y que han protagonizado en los últimos tiempos algún encontronazo público con portavoces de grupos de izquierda.

Foto: El diputado de ERC Gabriel Rufián (d). (EFE/Lizón)

La Mesa tiene bajo sus potestades la concesión de credenciales en el Congreso a periodistas y fotógrafos. En el artículo 98 del reglamento interno, se puede leer que "la Mesa de la Cámara adoptará las medidas adecuadas en cada caso para facilitar a los medios de comunicación social la información sobre las actividades de los distintos órganos del Congreso de los Diputados". Y añade: "La propia Mesa regulará la concesión de credenciales a los representantes gráficos y literarios de los distintos medios, con objeto de que puedan acceder a los locales del recinto parlamentario que se les destine y a las sesiones a que puedan asistir". En la práctica, sin embargo, son los servicios generales del Congreso, el Departamento de Comunicación, en concreto, quienes otorgan las acreditaciones con base en una serie de criterios.

Fuentes parlamentarias descartan que, en principio, se puedan retirar las acreditaciones a estos periodistas, pero sí contemplan algún pronunciamiento por parte del máximo órgano de gobierno, donde PSOE y Unidas Podemos cuentan con mayoría.

En su escrito, los directores de comunicación de los grupos firmantes no citan expresamente a qué periodistas se refieren ni tampoco los medios para los que trabajan, si bien es cierto que estas disputas han tenido lugar con plataformas que esos portavoces califican como de ultraderecha. "Consideramos intolerables las faltas de respeto que se han producido hacia el personal de algunos grupos parlamentarios que rompen el clima de cordialidad y decoro entre periodistas, políticos y personal de los grupos parlamentarios", señalan.

Foto: Macarena Olona y José María Sánchez. (EFE) Opinión

En su opinión, dicho comportamiento "desvirtúa las ruedas de prensa y genera un clima de tensión que dificulta el trabajo del resto de periodistas que realizan su labor con profesionalidad". "Lo que deberían ser comparecencias de actualidad parlamentaria se están convirtiendo en careos ideológicos", han añadido. Por ello, los firmantes solicitan a la Cámara que tome las "medidas necesarias" para "restablecer el buen funcionamiento de las ruedas de prensa en el Congreso, sin poner en riesgo la libertad de información y el buen clima en la sala de prensa que desde siempre se venía produciendo".

Hay pocos antecedentes de situaciones similares. Hace unos años, la Mesa del Congreso retiró la acreditación a un periodista de 'Okdiario' que había publicado fotografías de los despachos privados de Pablo Iglesias e Irene Montero. La Sala Tercera del Supremo anuló esta decisión al entender que la sanción no se correspondía con las normas establecidas en la Cámara. El TS hizo entonces una breve mención al ejercicio de la libertad de información y no vio motivos para considerar que la difusión de esas imágenes fuera ilícita, por su evidente interés público.

Encontronazo con la oposición

El escrito de los grupos parlamentarios del Gobierno y los que lo apoyan ha provocado ya un encontronazo político con la oposición. El presidente del PP, Pablo Casado, ha afirmado que su partido defenderá "la libertad de prensa y de información como derecho fundamental frente a los ataques de este Gobierno radical". En la misma línea se ha pronunciado la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que ha asegurado que "el comportamiento de la izquierda y los separatistas contra 'Estado de Alarma' y sus periodistas es totalitario y repulsivo". "La democracia demanda periodismo, no censura", ha añadido.

Edmundo Bal, portavoz de Ciudadanos, ha afirmado, por su parte: "Casi a diario respondo a preguntas de todos los medios, a veces incómodas y nada amables con Cs. En eso consisten el trabajo de los profesionales y la libertad de prensa. Los partidos políticos no deciden qué periodista entra o sale del Congreso. Pretenderlo es antidemocrático". Y Vox, a través de su grupo parlamentario, ha asegurado que "los partidos del Gobierno y sus socios separatistas firman acuerdos siempre que pueden, esta vez para pretender echar a dos medios del Congreso, sede de la soberanía nacional. Detestan a los medios que no se dejan corromper y a los periodistas que no actúan como sus voceros".

La posición de la APM

La Asociación de la Prensa de Madrid (APM) emitió en la tarde de este miércoles un comunicado en el que "reitera su llamamiento tanto a periodistas como políticos para que sus relaciones se desarrollen en un clima de respeto mutuo, que favorezca el ejercicio de la libertad de expresión y el derecho de los ciudadanos a recibir información". "Los periodistas, especialmente cuando las comparecencias de prensa se producen en el seno de las instituciones públicas y ante informadores debidamente acreditados, tienen derecho a hacer, de manera respetuosa, las preguntas que atañen a la actividad de los políticos".

La organización presidida por Juan Caño considera que "los políticos, por su parte, tienen el derecho de no hacer comentarios, si así lo consideran oportuno, a las preguntas que les sean formuladas. En ningún caso, ese derecho les faculta para hacer descalificaciones dirigidas a los periodistas o a los medios a los que representan". "La Asociación de la Prensa de Madrid considera que los ciudadanos no desean que las comparecencias de los políticos ante los periodistas se conviertan en noticias por sí mismas, sino que sirvan para disponer de una mayor información sobre lo que sucede en el país", concluye.

Tribunal Supremo Ciudadanos
El redactor recomienda