El PNV se resiste a quedar desdibujado en el Congreso y retrasa su apoyo a los PGE
  1. España
SUS VOTOS SON PRESCINDIBLES EN LAS CUENTAS

El PNV se resiste a quedar desdibujado en el Congreso y retrasa su apoyo a los PGE

Fuentes parlamentarias de la formación dejan entrever cierto recelo con el Ejecutivo, que cerró acuerdos previos con ERC y Bildu para garantizar los apoyos necesarios a las cuentas públicas

Foto: El portavoz de PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ofrece una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados, este miércoles. (EFE/Chema Moya)
El portavoz de PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ofrece una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados, este miércoles. (EFE/Chema Moya)

El PNV se resiste a dar por cerrado su apoyo a los Presupuestos de 2022. Los nacionalistas vascos pretenden seguir negociando con el Gobierno hasta el final de la tramitación o, al menos, hasta garantizar el compromiso de algunas de sus exigencias todavía pendientes. Principalmente, las inversiones relativas al AVE, para el soterramiento a su entrada en las ciudades de Bilbao y Vitoria. "Hasta el rabo todo es toro", ha repetido en varias ocasiones el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, en rueda de prensa, advirtiendo de que todavía queda el trámite del Senado. Fuentes parlamentarias de la formación dejan entrever cierto recelo con el Ejecutivo, que cerró acuerdos previos con ERC y Bildu para garantizar los apoyos necesarios a las cuentas públicas, deslizando que, "si no hemos dicho que el acuerdo está cerrado, por algo será".

"Cada uno juega sus cartas", ha reconocido Esteban insinuando que harán fuerza en la Cámara Baja para adquirir nuevos compromisos. "Todavía hay asuntos que nos interesan y que queremos discutir", ha explicado tras avisar de que "esto es largo todavía". "El trámite es Congreso y Senado", subrayó.

El Gobierno mantiene vivas las negociaciones con los nacionalistas vascos para cuidar la mayoría de la investidura, a pesar de que los seis diputados 'jeltzales' ya no son imprescindibles para sacar adelante las cuentas adelante, al contar con un amplio respaldo de 183 votos favorables (PSOE, Unidas Podemos, ERC, EH Bildu, PDeCAT, Más País, Compromís, Nueva Canarias, PRC y Teruel Existe). Tanto es así que Aitor Esteban recibió una llamada durante su rueda de prensa que, según dijo entre sonrisas, se trataba del ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, el negociador del Ejecutivo junto a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

El Ejecutivo busca mantener al PNV como socio parlamentario para asegurar la aprobación de reformas pendientes vinculadas al plan de recuperación. Tras amarrar los apoyos para asegurar los Presupuestos de 2022 y aprobar el primer paquete de la reforma de las pensiones, este es el siguiente objetivo marcado en rojo por el Ejecutivo.

Foto: Los portavoces de ERC, Gabriel Rufián, y del PNV, Aitor Esteban. (EFE/Emilio Naranjo)

La prioridad pasa por cumplir los hitos comprometidos con Bruselas y asegurar así los fondos de recuperación que están condicionados a la aprobación de esta serie de reformas. Las enmiendas pactadas en la tarde del lunes invitaban a pensar que los 'jeltzales' se sumarían al acuerdo. Los nacionalistas vascos consiguieron ampliar la prestación económica por cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave, extendiendo la protección hasta los 23 años, ya que hasta ahora la ayuda se limitaba a los 18 años. Anteriormente, ya consiguieron pactar la transferencia íntegra del ingreso mínimo vital.

Los nacionalistas vascos han descargado en el Gobierno la responsabilidad de que el acuerdo todavía no esté cerrado, a diferencia de otros grupos. La dinámica ha sido diferente, argumentó, porque "normalmente la negociación es global, pero en esta ocasión no, y no por nuestra voluntad, sino porque el Gobierno lo ha querido así. Hemos ido avanzando y negociando poco a poco". Lo que ha evitado el portavoz de los nacionalistas vascos en el Congreso es la confrontación con Bildu, después de que estos asegurasen junto a ERC la mayoría para los Presupuestos desdibujando el papel del PNV al dejar de ser imprescindibles. "Todos los grupos parlamentarios juegan sus cartas y están legitimados para llegar a acuerdos", explicó, aunque reconociendo su sorpresa porque ahora sigan los pasos de su formación después de acusarlos de ser "unos traidores y que estábamos vendiéndonos por un plato de lentejas".

Los nacionalistas vascos han descargado en el Gobierno la responsabilidad de que el acuerdo todavía no esté cerrado

Si para los republicanos el parapeto de Bildu legitima su opción pragmática frente a la estrategia rupturista de JxCAT, para los 'abertzales' supone ganar terreno en su competición con el PNV por mostrarse útiles en Madrid y avanzar hacia su normalización institucional. El peso de ambas formaciones triplica el de los nacionalistas vascos, y para un Ejecutivo en minoría como el de PSOE y Unidas Podemos la prioridad es la aritmética. Con Bildu y ERC, el Gobierno suma 173 apoyos, a tres de la mayoría absoluta.

El representante de Teruel Existe, Tomás Guitarte, ha sido el último en confirmar su apoyo a los Presupuestos de 2022, tras cerrar anoche los flecos pendientes en su negociación con el Gobierno. Con su voto favorable, el PNV es el único de los socios potenciales del Gobierno que sigue sin cerrar un acuerdo. El pleno del Congreso votará este jueves las últimas secciones del dictamen del proyecto de Presupuestos elaborado por la comisión del ramo antes de remitirlo al Senado.

Presupuestos Generales del Estado PNV