Felipe González bendice el PSOE de Sánchez y le ofrece su lealtad: "Estoy disponible"
  1. España
40 CONGRESO FEDERAL

Felipe González bendice el PSOE de Sánchez y le ofrece su lealtad: "Estoy disponible"

La propia presencia de González y de Zapatero fue el mensaje. La reconciliación se escenificó tanto en los gestos como en las palabras

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez junto a los expresidentes, Jose Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez junto a los expresidentes, Jose Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González. (EFE)

El lema oficial del 40 Congreso Federal del PSOE es "avanzamos", pero el que se ha acabado imponiendo para definirlo ha sido el de "unidad", entendida como la reconciliación, entre sectores y entre nueva y vieja guardia. La reconciliación más esperada ha sido la protagonizada entre Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero. También de González con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cuyo abrazo en el que se fundieron fue el más ovacionado por los delegados e invitados presentes en el cónclave. La propia presencia de González y de Zapatero fue el mensaje. La reconciliación se escenificó tanto en los gestos como en las palabras. González dio su bendición al proyecto de Sánchez y le ofreció su "lealtad" con un proyecto, dijo, "que encabecé durante 23 años, y trece y medio como presidente del Gobierno, y ahora encabezas tú, Pedro, ¡adelante!".

Antes de rematar así su intervención, se ofreció a colaborar: "Yo no interfiero, estoy disponible. Ni siquiera pretendo que se tengan en cuenta mi opinión. Solo de buena fe opino si me preguntan". El expresidente defendió la gestión del Gobierno durante la pandemia, reconociendo que "nunca me ha tocado vivir o gobernar en unas circunstancias tan complejas", y calificó como un "éxito fundamental" el proceso de vacunación.

Foto: Felipe González, junto a Pablo Motos, en 'El Hormiguero'.

Menos benevolente fue con sus socios de coalición o parlamentarios, aunque sin referirse directamente a ellos. A quienes acuñaron el término de "Régimen del 78", ironizando que el inventor de la frase se merecería un premio. "Seguro que no nos ayuda su intención", avisó, "pero sí su torpeza" poniendo en valor que la Transición puso fin a "un régimen que acabó y otro que nació".

Contra los populares también cargó, aunque igualmente si referirse a ellos directamente, por el bloqueo de la renovación de CGPJ. Si dijo entender que quienes no defienden la Constitución la ataquen, porque no se trata de una constitución militante, reprochó que "algunos que dicen defender la Constitución se atrevan a atacarla no cumpliéndola", en referencia a la no renovación del órgano de gobierno de los jueces que lleva cerca de tres años con el mandato caducado.

Su defensa del pacto constitucional se centró desde la perspectiva de que los partidos deben seguirlo para fomentar la convivencia en sociedad y hacerse cargo de ella. De ahí, que lo haya definido como el pilar fundamental de la convivencia. Y otra advertencia con claro destinatario que recibió una fuerte ovación del público: "Defender la Constitución y el ordenamiento jurídico es la base fundamental de la convivencia. Si alguien quiere cambiar la Constitución que cumpla las reglas del juego para cambiarla".

Foto: Pedro Sánchez a su llegada al congreso federal de los socialistas. (EFE)

No se cerró a repensar el pacto constitucional, "pero mirando al futuro y no a nosotros", ante las nuevas realidades y obstáculos y siempre con el objetivo de "conseguir los mismos objetivos de igualdad, justicia y libertad". Los cambios, insistió, deberán realizarse "de acuerdo con la ley y sin poner en peligro la libertad y la convivencia y, sobre ese edificio, construir una sociedad más justa y libre".

José Luis Rodríguez Zapatero, que precedió a Felipe González sobre el escenario de La Fira, reconoció la tarea del expresidente, con quien no siempre ha coincidido políticamente, para destacar su "ingente tarea transformadora de España". Su intervención ya arrancó con una clara declaración de intenciones a favor de la reconciliación: "Este va a ser el gran congreso de la unidad". Uno de los conceptos que más utilizó, junto al de "futuro" y el de "orgullo" de pertenencia a la familia socialista.

Un abrazo con el que se intenta poner fin a las diferencias entre González y Zapatero, así como correr un tupido velo tras las decenas de declaraciones críticas contra Sánchez que tiene en su haber el que fuera líder del PSOE entre 1979 y 1997. Hasta el punto de que en una de sus últimas intervenciones, a propósito de los indultos a los presos del 'procés', González llegó a confesarse "huérfano de representación" en su partido. El 40 Congreso Federal se concibió como el de la reconciliación, pasando página para mirar al futuro y resintonizar Ferraz con Moncloa y todo su legado.

Zapatero: "Confío en que este congreso de manera definitiva abra la puerta al final de la esclavitud de las mujeres"

Con un tono más mitinero que el del reflexivo González, quien repasó momentos históricos de su liderazgo del PSOE desde el congreso del Suresnes durante el exilio, Zapatero puso énfasis en algunos de los temas de debate del congreso. Entre ellos la abolición de la prostitución. "Confío en que este congreso de manera definitiva abra la puerta al final de la esclavitud de las mujeres", exhortó tras mostrarse defensor del abolicionismo. Una posición que unió con la defensa del feminismo, "la gran aportación de los últimos 50 años para el cambio de las sociedades", cargando contra el antifeminismo que asoció a una "ideología contra la igualdad".

Al igual que González, el expresidente Zapatero defendió la historia del PSOE, "su contribución decisiva a la democracia y libertad en España", situándose como "centro de gravedad de la democracia" en el país. Un legado que atribuyó en buena medida a la generación de González, subrayando su "legado" por la inclusión de España en el ingreso en el proyecto común europeo. "Esa generación cambió España y desde ese legado el PSOE va trenzando etapas y liderazgos, cambios con los que procuramos continuar la senda del progreso y la modernización".

El redactor recomienda