Sánchez y Casado se acusan de no renovar el CGPJ y abocan a un bloqueo interminable
  1. España
BALANCE DEL CURSO POLÍTICO

Sánchez y Casado se acusan de no renovar el CGPJ y abocan a un bloqueo interminable

Los puentes están rotos entre los dos grandes partidos, mientras el choque institucional entre el poder ejecutivo y el judicial se agrava. Sánchez y Casado se acusan mutuamente

placeholder Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención para hacer balance del curso político. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención para hacer balance del curso político. (EFE)

El Gobierno no tiene alternativas para la renovación de los órganos constitucionales caducados, como es el caso del CGPJ, el Tribunal de Cuentas, una parte del Tribunal Constitucional o el Defensor del Pueblo. Pedro Sánchez ha eludido plantear un plan B ante la falta de acuerdo con el PP durante su rueda de prensa de balance del curso político, centrándose en denunciar que los populares no cumplen con la Constitución. La reforma de la ley para cambiar el sistema de mayorías está totalmente descartada tras las objeciones trasladadas desde Bruselas. "Que el PP no cumpla con la Constitución no depende del Gobierno", se ha escudado para descargar toda responsabilidad en el principal partido de la oposición sin entrar tampoco en las condiciones que estos ponen para despolitizar el sistema de elección.

Sí ha destacado durante su intervención que el órgano de gobierno de los jueces cumple ya 968 días con el mandato caducado y ha insistido en que "lo que se tiene que hacer es cumplir con la Constitución". Una "obligación" que ha asociado también con la necesidad de regeneración democrática y ha dado la sensación de tirar la toalla, porque "nosotros hemos intentado en cuatro ocasiones renovar el órgano de gobierno de los jueces", pero sin aludir a ninguna de las exigencias de los populares para retomar las negociaciones.

Sánchez presenta un balance optimista y pide al PP que deje ''la parálisis y el rencor''

Poco después compareció el líder de la oposición para hacer también balance del curso e insistir en que “el único que bloquea” en la renovación de órganos institucionales es Sánchez, negándose a reformar el sistema de elección como pide la Unión Europea. Pablo Casado, que volvió a pedir elecciones cuanto antes al estar “ante un Gobierno en recesión”, dejó claro que la propuesta de su partido es que “los jueces elijan a los jueces” como marcan los estándares europeos, recalcando que, en todo caso, sería una reforma para la siguiente renovación. En la actual, el acuerdo se produciría con el sistema de elección vigente.

El líder de la oposición describió las seis crisis que a su juicio afronta España, dedicando especial énfasis a la institucional, “sin parangón en 40 años de democracia”, citando “los ataques” de varios ministros a la monarquía, a la Transición, a la reconciliación nacional y, especialmente, “los ataques a la justicia de forma inédita”. Casado insistió en que el Ejecutivo, por primera vez, cuestiona al Tribunal Constitucional, al Supremo y hasta al Tribunal de Cuentas, e insistió en que su postura es la de “mano tendida” para que “los políticos saquen sus manos de una vez de la justicia”.

placeholder El presidente del PP, Pablo Casado. (EFE)
El presidente del PP, Pablo Casado. (EFE)

Los puentes están rotos entre los dos grandes partidos necesarios para acometer la reforma, que precisa de dos tercios del Congreso, mientras el choque institucional entre el poder ejecutivo y el judicial se agrava como se visualizó tras la sentencia del TC declarando inconstitucional el estado de alarma. Tras ello, los socialistas acusaron al PP de mantener el bloqueo porque les beneficiaría la actual composición del CGPJ o del propio TC. Las posibilidades de retomar la interlocución se disipan y no hay previstas conversaciones en el corto plazo.

En este contexto, para el colectivo progresista de la judicatura —Juezas y Jueces para la Democracia, al que pertenece la nueva titular de Justicia—, la única forma de desbloquear la situación pasa por la dimisión del presidente del CGPJ, Carlos Lesmes. La sensación en el Gobierno es que los populares "prefieren aferrarse a la composición de ciertos momentos" de estos órganos, en referencia a cuando se nombraron con el PP siendo la principal fuerza en el Congreso, en lugar de "reconocer las actuales mayorías democráticas". Todo apunta a que en este claroscuro continuará la legislatura, con un nuevo poder ejecutivo y un viejo poder judicial.

"Oposición destructiva"

La recuperación económica y los llamamientos a la unidad política para acometerla han sido los principales ejes de la intervención del presidente del Gobierno, quien ha destacado que, a pesar de la excepcionalidad de la pandemia, se han cumplido ya uno de cada tres de los compromisos fijados para esta legislatura. Según el informe de rendición de cuentas, auditado por una docena de expertos independientes, en el Gobierno, desde la investidura y hasta el 30 de junio, se han asumido 1.463 compromisos, 225 más que en diciembre, al incorporar entre otras medidas las correspondientes al plan de recuperación. "La unidad es fundamental", resaltó para completar esta hoja de ruta centrada tanto en lo económico como en lo social, y de ahí vuelta a los reproches al principal partido de la oposición. Sin nombrar directamente a los populares, insistió en la dicotomía de que ahora mismo "toca elegir entre recuperación y crispación".

Foto: Ione Belarra y Félix Bolaños. (EFE)

En esta línea continuó refiriéndose a una "oposición destructiva" en un momento "inédito e histórico" por la excepcionalidad de la pandemia y la nueva fase abierta para transitar hacia la recuperación económica de la mano de los fondos europeos. "El Gobierno ha decidido optar por la recuperación y el encuentro", ha defendido Sánchez para volver a recalcar que, si la discrepancia y el contraste son necesarios en un sistema democrático, la oposición "destructiva" en el actual contexto "no ha lugar". Frente a ello, durante su intervención inicial, Sánchez destacó que "la mayoría de la población quiere trabajar por la esperanza, el entendimiento y el progreso", en contraposición a "perder el tiempo atrapados en la parálisis y el rencor".

A las puertas de la Conferencia de Presidentes, que se celebrará este viernes en Salamanca, y que ha recibido duras críticas por su organización unilateral sin intercambios previos de documentación para determinar el orden del día, Sánchez ha reclamado que este foro es "para el diálogo y no para la lucha partidista". La denominada "cogobernanza", con este tipo de foros multilaterales, es para el Ejecutivo un valor en sí mismo para abordar la recuperación y el reparto de los fondos europeos. Fue por ello que lamentó la ausencia del presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. "Lamento que la voz de Cataluña no esté presente porque se tratarán temas muy importantes que afectan también al conjunto de la ciudadanía catalana", indicó para luego añadir que el próximo lunes se celebrará la comisión bilateral Estado-Generalitat. En este otro encuentro se abordará un calendario para poner en marcha dos subcomisiones. Una de Transportes y otra de Asuntos Económicos. "Desde el punto de vista multilateral y bilateral, cumplimos".

Casado: "España nos echa de menos"

A las acusaciones de oposición destructiva también contestó Casado, reivindicando los pactos de Estado ofrecidos durante todos estos meses “y que no ha aceptado ni uno solo”. Ya al inicio de su intervención, el líder del PP “reconoció el sentido del humor de Sánchez por tener como eslogan “cumplimos”, y replicó con cierta sorna: “Si en algo ha destacado es en cumplir con los separatistas y mentir a todos los españoles. Para Sánchez cumplir es pactar con Bildu y los separatistas”.

Casado compara la Conferencia de Presidentes con un ''mercado persa''

Acusó al presidente del Gobierno de hacer “un balance ficticio” eludiendo la rendición de cuentas que implica un debate del estado de la nación. Sobre la Conferencia de Presidentes, Casado insistió “en menos fotos con presidentes autonómicos y más respeto a la igualdad de todos los ciudadanos”, en referencia a la nueva transferencia de impuestos que ha conseguido Euskadi y que le permitirá recaudar 220 millones más.

“Lo que pedimos es menos cacicadas y trágalas para repartir el dinero de la Unión Europea”, asintió el jefe de la oposición asegurando que el Gobierno de Sánchez “está en recesión” y que “lo único que hace es pagar a plazos el apoyo a su investidura”. Casado, como en otras ocasiones, dejó claro que su partido “está preparado para gobernar”, asegurando que “España nos echa de menos” y augurando que pronto el PP volverá a la Moncloa.

Más del 70% de población vacunada para la inmunidad

Pese al discurso triunfalista en lo económico, que ha acompañado en todo momento de la palabra "esperanza" y ha blandido los datos de creación de empleo y las previsiones de crecimiento para España del FMI, el jefe del Ejecutivo ha reconocido que la pandemia persiste y que será "una carrera de larga distancia". "La pandemia no ha terminado, no podemos olvidar que el virus sigue aquí y sigue amenazando nuestra forma de vivir", advirtió para acto seguido reclamar "un esfuerzo más" y "no bajar la guardia".

placeholder El presidente del Partido Popular, Pablo Casado. (EFE)
El presidente del Partido Popular, Pablo Casado. (EFE)

Tanto es así que ha advertido que por cuestiones como las variantes la inmunidad de grupo "igual no se alcanza con un 70%" de población vacunada como se preveía, sino con un porcentaje superior. Este mismo miércoles se alcanzaba el hito del 55% de la población vacunada con pauta completa, lo que supone casi un total de 26,5 millones de personas.

Respecto a la crisis diplomática con Marruecos, Sánchez ha pedido discreción sobre las gestiones que está realizando el nuevo titular de Exteriores, José Manuel Albares, limitándose a destacar que el país vecino "es un socio estratégico" para España. Para Albares, Marruecos es una prioridad y busca un viaje a Rabat para finiquitar la crisis. Una visita que "no puede ser protocolaria", según trasladaban desde su entorno a este diario, sino que componga una "agenda potente", que sea "la primera de muchas" y que evite que se produzcan en el futuro situaciones como la actual.

CGPJ Pedro Sánchez Pablo Casado
El redactor recomienda